Emprendedores del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería ponen su rúbrica en concurso Despega USACH 2020

Desde que comenzaron sus labores, el equipo ha estado presente y alineado con las distintas actividades desarrolladas por el ecosistema emprendedor e innovador de la Universidad de Santiago de Chile. El 50% de los equipos ganadores del concurso contaron con la mentoría y apoyo de los profesionales del Centro.

En el mes de diciembre de 2020 se dio término a una nueva versión del concurso de emprendimientos, Despega USACH, desarrollado por la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) y ejecutado por el Centro INNOVO. La convocatoria contó con seis ganadores en su fase temprana y cuatro en su fase avanzada, recibiendo una importante colaboración por parte del área de emprendimiento del Centro de Innovación quienes, a través de talleres dictados, mentorías personalizadas y apoyo en las distintas instancias del evento, impregnaron su marca dentro del ecosistema universitario.

Yerko Ramírez, Coordinador de Comercialización y Emprendimiento, Diego San Martín, Gestor de Emprendimiento y Walter Waldés, Gestor de Emprendimiento, del Centro de Innovación, pusieron a disposición su expertiz y conocimientos del área participando activamente en el proceso de formación de los emprendimientos que presentó esta nueva edición del torneo de la DGT.

Este vínculo conseguido con el ala tecnológica de la VRIDEI se estableció gracias a los estrechos trabajos que realiza el Centro en temas de desarrollo de investigaciones aplicadas y el fomento de emprendimientos basados en innovación. Los resultados presentados a lo largo de su implementación, dentro del ecosistema universitario, han logrado que esta área fortalezca sus relaciones con distintas unidades y departamentos de la universidad, siendo reconocidos en esta nueva instancia de innovación y emprendimiento.

 “En particular que hayamos colaborado con el torneo de emprendimiento universitario Despega habla sobre el grado de madurez que el ecosistema de innovación y emprendimiento está alcanzando en nuestra Universidad. Cada vez tenemos más profesionales y académicos trabajando codo a codo para desarrollar innovaciones con sello USACH, lo que nos motiva cada día más a seguir por esta senda”, comentó el Coordinador de Comercialización y Emprendimientos.

La convocatoria de 2020 reunió a una gran cantidad de estudiantes de distintas facultades de la Universidad en torno a la creación de emprendimientos de base científica-tecnológica, donde el 33,3% de los proyectos preseleccionados fueron apoyados por el equipo del Centro de Innovación y ocho de ellos fueron mentoríados de manera personalizada por sus integrantes dentro del proceso de capacitación que contempla la competencia.

 “En esta versión, contribuimos con el 50% de los equipos ganadores del Despega, 3 fase temprana y 2 fase avanzada, el año pasado contribuimos con el 42% de proyectos, asi que vamos mejorando nuestro método, redes de colaboración y  en consecuencia nuestros resultados. Esperamos que año a año continuemos construyendo una sólida red de apoyo que aumente la probabilidad de éxito en la adjudicación de fondos o concursos, junto con la consolidación de emprendimientos con sello USACH”, complementa Ramírez.

Capacitando a nuevos emprendedores

Con la convicción de guiar a los estudiantes y ser un ejemplo para las nuevas generaciones de emprendedores de la Universidad, el equipo de emprendimiento del Centro de Innovación colaboró notoriamente en el desarrollo del Despega USACH 2020, realizando mentorías personalizadas en el transcurso de la competencia, contribuyendo en el proceso de diseño y dictando 2 de los 18 talleres de formación que contempló el proceso de capacitación, entre otras cosas.

De esta manera, Yerko Ramírez, en su labor de fomentar el desarrollo de emprendimientos de base científica-tecnológica, realizó los talleres sobre Modelo de Negocios y Conformación de Equipos para Startups, dos temáticas fundamentales que se deben considerar en el progreso y confección de un proyecto que pretende una futura comercialización.

En paralelo, y desde el inicio de la competencia, los equipos seleccionados del Despega contaron con la compañía y el apoyo de mentores representantes de distintos programas y unidades especializadas del ecosistema innovador y emprendedor de la universidad, brindando el soporte correspondiente a la fase requerida por cada proyecto participante.

“El trabajo principal como mentores es apoyar y guiar a los equipos en la elaboración de su plan de trabajo y plan de negocios, además de distintas recomendaciones y apoyos que los equipos necesitan, ahora bien, como Centro de Innovación, siempre entregamos un valor adicional y vamos asesorando y vinculando a los emprendedores con el ecosistema en caso que los equipos lo requieran”, comentó Diego San Martin.

Los trabajos desarrollados en cada fase del concurso requieren de un trato especial por parte de sus mentores, de esta manera, el Gestor de Emprendimientos del Centro de Innovación, agregó que, “en la fase temprana, se les solicita a los proyectos un plan de trabajo, que pone énfasis en validar la idea de emprendimiento con posibles clientes/usuarios y confirmar si existe una necesidad de mercado importante, por lo tanto aquí o estuvimos reforzando su ajuste problema-solución,  propuesta de valor y su plan de trabajo para que fuera coherente con la fase en que se encuentran”.

Mientras que, en fase avanzada, los esfuerzos desarrollados por los tutores, van dirigido al apoyo del desarrollo de un modelo de negocio viable para los proyectos tecnológicos, ayudando en la mejora de la implementación de sus pilotos/MVP, y contribuyendo en los trabajos iniciales en el desarrollo de prospectos clientes. Como documento entregable de esta etapa, los profesionales desarrollan un Plan de Negocios en conjunto con los participantes.

Como complemento adicional, y no menos importante, los profesionales desarrollaron labores de manera transversal contribuyendo en la preparación y el mejoramiento de los PITCH de los equipos emprendedores que llegaron a las instancias finales de la competencia.

 “Procuramos brindar un servicio completo, pues difundimos la convocatoria, ayudamos a su postulación, apoyamos en resolver dudas y también estamos en seguimiento independiente del resultado, nuestro foco son los lideres detrás de un proyecto. En esta ocasión, realizamos un taller de postulación, fuimos tutores de diversos proyectos que participan en Despega y nuestro coordinador ha desarrollado dos sesiones en donde ha compartido herramientas y metodologías útiles para el desarrollo de los proyectos de emprendimiento”, aseguran desde la interna del equipo.

Por: Cristian Contreras

El Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería agradece al Dr. Alejandro Gutiérrez por sus labores como Director

El académico fue el primer conductor y líder del Centro desde su inauguración en 2018.  Bajo su dirección se desarrollaron trabajos que permitieron a la organización posicionarse dentro del ecosistema de innovación y emprendimiento de la USACH, destacando la vinculación generada entre la universidad y la industria.

Luego de dos años como Director del Centro de Innovación, el Dr. Alejandro Gutiérrez, concluye sus funciones a la cabeza del ala creativa de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Chile, continuando sus labores de docencia en el Departamento de Ingeniería Mecánica, lugar en el que lleva cerca de 40 años dedicado a la formación y capacitación de profesionales.

Con estudios en Ingeniería Civil Mecánica en la Universidad de Santiago de Chile y doctorado en Ingeniería de la Universidad de Navarra, España, el Dr. Gutiérrez cumplió un ciclo dentro de la organización, estableciendo a ésta como un espacio perfecto dentro del ecosistema universitario, para que tanto estudiantes, como académicos e investigadores de la Casa de Estudios, se vinculen con los principales sectores productivos del país.

En el área de la investigación y academia, el también ex Vicedecano de Investigación, Desarrollo y Postgrado, cuenta con una vasta y reconocida trayectoria que se ha visto traducida en la creación de siete patentes y de distintas publicaciones en portales especializados de investigación y ciencia, como por ejemplo el World of SCience, Wos. Así también, el profesional se ha destacado por su constante aporte en el área de la ingeniería mecánica, vinculándose muy de cerca con el principal sector productivo del país, la minería.

En el Centro de Innovación, el doctor estuvo a cargo de llevar adelante los lineamientos estratégicos de la organización, los que, al día de hoy, les permite posicionarse dentro del ecosistema universitario como un espacio que acerca a la industria nacional con las distintas capacidades intelectuales y tecnológicas con las que cuenta la USACH.

Bajo su mandato, se comenzó a establecer la cultura de innovación y emprendimiento dentro de la Facultad de Ingeniería, desarrollando proyectos, programas, acuerdos e iniciativas de capacitación y acompañamiento, que comulgaran estrechamente con distintas entidades y laboratorios de la universidad, y de la industria.

En este marco, se pueden rescatar trabajos colaborativos efectuados con el Laboratorio LICTEX para desarrollo de aparatos que certifican elementos personales de seguridad en contra el Covid-19; el convenio establecido con el Instituto Nacional del Cáncer para la confección y trabajos en conjunto de innovaciones que vayan en directo apoyo de la institución en este contexto de pandemia; y el soporte a través de los elementos de manufactura avanzada, presentes en el Laboratorio de Prototipado, de distintas iniciativas impulsadas, tanto por  investigadores, como estudiantes de la universidad.

Como director, el Centro de Innovación ha desarrollado esfuerzos para transformarse en un Polo de Innovación Tecnológico del sector Poniente de la Región Metropolitana, vinculándose con el medio y creando redes de trabajos colaborativas en las cuales distintas empresas del sector se beneficien unas a otras, creando un circulo virtuoso donde se potencie la economía circular.

Así también, se le encomendó liderar la ampliación del Centro de Innovación, espacio que colinda con el actual Centro y en donde se proyecta una construcción de 1.100m2 con una inversión que supera los 850 millones de pesos. Entre las capacidades que albergará este nuevo espacio se destacan las  siguientes instalaciones:  espacios de cowork, salas de aprendizaje activo o de multiuso, Taller de tecnologia 3D, 4D y 5D, y  Taller de robótica e IoT.

Actualmente, este proyecto se encuentra en proceso de entrega de antecedentes a la empresa que se adjudicó el trabajo para que se comience a desarrollar el diseño y la posterior construcción de esta importante obra que viene a aumentar las capacidades tecnológicas de apoyo a la innovación y emprendimiento de la Facultad de Ingeniería, y por supuesto,  de la Universidad de Santiago de Chile.

Ya en los finales de su período, y en un esfuerzo realizado en conjunto con la Facultad de Ingeniería, el ex director trazó los lineamientos básicos para que el Centro de Innovación continuará potenciando sus capacidades manufactureras y tecnológicas, recibiendo en diciembre de 2020, la primera impresora 3D de metales del mercado e instituciones académicas.

Este acontecimiento, es un gran logro dentro de su gestión, ya que, esta nueva maquinaria, ubica al Centro como pionero en el desarrollo de elementos de fabricación digital de la alta complejidad, y lo acerca cada vez más a los distintos sectores productivos del país que necesitan desarrollar piezas y elementos propios de su actividad que requieran de mayores resistencias en un periodo de tiempo reducido.

Como Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, no nos queda más que agradecer el   compromiso, entusiasmo, conocimiento y profesionalismo brindado por Don Alejandro en estos años de trabajo, deseándole el mayor de los éxitos en sus próximos desafíos y dejándole las puertas abiertas de este grandioso espacio creativo del cual fue parte.

El Dr. Alejandro Gutiérrez terminó sus labores como director el pasado viernes 15 de enero, y mientras tanto, será el decano de la Facultad de Ingeniería, Dr. Cristian Vargas, quien tomará la dirección del Centro hasta que se designe a un nuevo profesional en el cargo.

Por: Cristian Contreras

Segunda jornada de planificación estratégica del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería delinea las bases de la organización por medio del diálogo colaborativo

Un lugar de Innovación, emprendimiento, prototipos, transferencia, colaboración, vinculación con la industria y asistencia técnica, entre otras, fueron las características desprendidas por los profesionales de la Dirección de Gestión Estratégica (DGE) de la primera convocatoria desarrollada a finales de noviembre de 2021 que derivó en propuestas de una misión y visión para la organización. Estas jornadas serán replicadas en los distintos Programas Centro con los que cuenta la Facultad de Ingeniería a través del Vicedecanato de I+D.

Enriquecedora resultó la segunda jornada de planificación estratégica del Centro de Innovación que lleva adelante la Facultad de Ingeniería a través del Vicedecanato de Investigación y Postgrado.  La actividad tuvo como objetivo delinear las definiciones que orientarán el quehacer de la organización de cara al futuro próximo, y contó la participación de académicos, investigadores y profesionales de la Universidad de Santiago que han formado parte de los cimientos de la instalación de la innovación y emprendimiento en la Facultad de Ingeniería, generando una instancia de diálogo y virtuosismo entre los colaboradores.

Juan Carlos Espinoza, decano de la Facultad de Ingeniería presidió esta nueva instancia colaborativa donde estuvieron presentes el director del Departamento de Gestión Estratégica, Felipe Salgado, el decano electo de la Facultad de Ingeniería, Dr. Cristian Vargas, Paulina Ulloa del Centro de Estudios del Futuro, el director del Centro de Innovación, Dr. Alejandro Gutiérrez,  y el Jefe la la Unidad de Innovación y Emprendimiento de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, Leonidas Ibarra, entre otras personalidades.

El Decano se refirió a la conformación del Centro y su evolución desde el día de su implementación comentando que, “desde que empezamos con la idea de instalar el Centro de Innovación, hemos visto su desarrollo y el espacio que ha ido ganando dentro de la universidad. Esta es la única unidad que tiene la capacidad de aglutinar un conjunto de herramientas, instrumentos, equipos e impresoras que apoyan directamente la manufactura aditiva como sustractiva, por un lado, y, por otro lado, cuenta con profesionales que apoyan a la comunidad universitaria al desarrollo de innovación y emprendimiento conectandola con las necesidades del sector productivo industrial”.

Los analistas de la Dirección de Gestión Estratégica de la USACH, DGE, Gloria Quezada y Juan Carlos Alano, presentaron una propuesta inicial sobre la misión y visión para el Centro que fué desarrollada luego de haber recibido una serie de fichas de trabajo, obtenidas de la primera jornada de planificación. Todo esto, con el fin de recabar información relevante sobre la concepción que tienen los participantes sobre el Centro de Innovación.

Los resultados obtenidos por las fichas englobaron características y temáticas que definieron al Centro como un espacio en donde se desarrolla innovación, emprendimiento, prototipos, transferencia, desarrollo sostenible, investigación aplicada, asistencia técnica, relación entre entidades públicas y privadas, y trabajo multidisciplinar, entre otras cosas. Sobre esta propuesta fueron los mismos participantes quienes desarrollaron el ejercicio colaborativo de aportar desde su perspectiva en las proyecciones de este espacio creativo, intercambiando ideas que se acercaran a la definición más correcta y purista para la organización.

Dentro de las intervenciones realizadas, el ex subdirector del Centro de Innovación, Leonidas Ibarra, ahora Jefe de la Unidad de Innovación y Emprendimiento de la VRIDEI, destacó que el aporte actual que presenta el Centro se desarrolla a través de su staff de profesionales y su capacidad en equipamiento e infraestructura, por lo que las definiciones a tomar debiesen estar dirigidas a presentar a la organización como el ente que facilita y brinda la ayuda a las áreas investigativas de la universidad  e industria, por medio de sus gestiones y maquinarias que facilitan el desarrollo de innovaciones que impacten posteriormente en el medio.

Pedro Palominos, director del programa Centro SmartCity Lab, señaló que la misión y visión del Centro debe contener las fortalezas de la organización y tratar de especificar el o las áreas de desempeño, destacando el equipamiento tecnológico que cubre necesidades de manufactura 4.0, y su rol de soporte a la investigación. “El Centro es un espacio que apoya a la investigación, que apoya a la extensión, que cuenta con un gran grupo de profesionales que están dispuestos a colaborar con los investigadores, y lo han hecho”.

Por su parte, Miguel Maldonado, académico del Departamento de Metalurgia e investigador de la universidad, quien ha trabajado muy de cerca con el área de emprendimiento del Centro de Innovación, con el programa VECTOR, señaló que la gran potencialidad que tiene la organización, se enfoca en construir prototipos en su parte de hardware. “La gran fuerza que acá encontramos es la de tener emprendimientos de base científico tecnológica que están enfocadas al hardware, de hacer cosas más que hacer aplicaciones de software, cosa que no se encuentra mucho en la literatura”.

El dueño de casa, Alejandro Gutiérrez, comentó que este espacio debe contemplar la comercialización y aprovechar la orientación que están adoptando las universidades en el desarrollo y fomento de las áreas del emprendimiento e innovación. “Este es un foco que nuestro Centro debería tener en carpeta. Debería tener un apoyo constante con los investigadores para que sus investigaciones se transformen en un producto que sea comercializable, y esto, va a generar el circulo virtuoso en el sentido de que, si tenemos recursos, por la venta de estas innovaciones, retroalimentamos la investigación y de esta manera se genera este proceso de economía circular al cual apuntamos”.

En lo global, los participantes concordaron en que la misión y visión del Centro debe enfocarse a las áreas con más potencialidades que tiene la organización como el prototipado y la manufactura aditiva y sustractiva, señalando también el gran atributo que ha tenido la organización  y que se ha planteado desde su conformación que es la de representar un ente catalizador que conecta las necesidades de la industria con las capacidades intelectuales y tecnológicas que tiene la Universidad de Santiago de Chile logrando así desarrollar soluciones que signifique un  real aporte a la sociedad por medio de progresos innovadores.

Esta fue la segunda jornada de planificación estratégica la cual tendrá más instancias para delinear de mejor manera las bases que definan el camino del Centro de Innovación. Por parte de la DGE se desarrollará una nueva propuesta que será presentada en la próxima reunión con los contenidos e insumos rescatados de este taller.

Por: Cristian Contreras

Centro de Innovación USACH cuenta con primera impresora 3D de metales Metal X en Chile

La maquinaria se encuentra actualmente en proceso de instalación y calibración, y se espera que a partir de enero de 2021 comience su periodo de “marcha blanca”.  Académicos, investigadores, estudiantes y la industria en general se verán beneficiados con esta tecnología de última generación.

Ampliando su capacidad tecnológica, y manteniéndose en la vanguardia de la fabricación digital, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, adquirió una nueva impresora 3D capaz de realizar trabajos con metal como materia prima, la Metal X de Markforged. Este nuevo equipamiento llega a complementar las maquinarias de última generación presentes en el Laboratorio de Prototipado y aumenta las soluciones ingenieriles de la Universidad de Santiago y la industria.

Casi un año de gestiones e intensos trabajos sostuvieron el Centro de Innovación y la compañía especializada en manufactura aditiva, representantes oficiales de Markforged en Chile, Tresdp. Estas relaciones estratégicamente bien constituidas derivaron en la compra de la primera impresora Metal X del país, maquinaria que cuenta con todos los estándares internacionales en su campo y que poco a poco ha ido potenciando distintas industrias a lo largo del mundo por medio de la creación de nuevas piezas e instrumentos de metales.

El Director del Centro de Innovación, Alejandro Gutiérrez, comentó que este proceso de adquisición se definió minuciosamente bajo las necesidades y exigencias que requiere la actividad industrial, posicionándolos como actores capacitados para realizar trabajos de fabricación digital de alta complejidad. “Se realizó una evaluación de tres tecnologías donde logramos concluir que la Metal X con sus filamentos y post-proceso, nos permite dar una mayor flexibilidad en la impresión de piezas metálicas que son acorde a las necesidades que presenta el mercado. Gracias a los trabajos colaborativos y las buenas gestiones realizadas en conjunto, realizamos los procesos administrativos con gran celeridad, lo que nos permitió contar con esta impresora que es de punta”.

Esta tecnología promete ampliar las barreras de la ingeniería por medio de las distintas aplicaciones existentes en la fabricación digital “tradicional”. Todas las características y ventajas ya existentes en la manufactura aditiva, son replicables en la impresión 3D de metales, y esto se logra gracias a la versatilidad que presenta este tipo de material de trabajo. Mejor performance, reducción de costos, optimización en los tiempos de producción, aumento de flexibilidad y procesos más certeros y eficientes, se desprenden de esta maquinaria.

Las expectativas del Centro de Innovación, con esta compra, apuntan a brindar nuevas herramientas y acercar las tendencias tecnológicas al ecosistema universitario y a su entorno que requiere de soluciones de esta categoría. “Esta tecnología contribuirá para el conocimiento de esta tecnología y su aplicación a satisfacer necesidades de nuestros investigadores, estudiantes y nuestra industria. Esto nos da una alta expectativa para resolver problemas reales en los distintos sectores productivos del país”.

“La impresora y sus componentes ya se encuentra instalada y en etapa de precomisionamiento. Esperamos que en enero entremos en fase marcha blanca”, agrega Gutiérrez sobre la fecha tentativa que tiene el Centro para comenzar a realizar trabajos y recibir requerimientos ingenieriles por parte de la academia y la comunidad.

Metal X de Markforged

La Impresora Metal X contempla una estación de lavado Wash-1 y un horno de sinterizado Sinter-2. De esta manera, las piezas y elementos trabajados reciben su correspondiente proceso de cuidado y post tratamiento conservando la integridad y solvencia del material utilizado.

Esta tecnología es capaz de trabajar un número de materiales 100% metálicos, esta particularidad, la hace ideal para la producción de piezas y partes finales que pueden ser usadas en cualquier tipo de industria. Los principales materiales metálicos que pueden ser utilizados con este sistema son los aceros de herramientas, acero inoxidable, inconel, titanio e incluso cobre puro.

Silvio Bertonati, Ingeniero de aplicaciones de Tresdp y técnico de instalación de Markgforged en Chile, comenta que la tecnología permite expandir y utilizar materiales de mayor resistencia dentro de la fabricación digital haciéndola más adaptable a los actuales requerimientos de la industria. “Tener la capacidad de usar materiales metálicos claramente es un aspecto importante. Estos cierran la brecha entre una herramienta de desarrollo y una herramienta industrial, entregando las ventajas de la manufactura aditiva a un ámbito industrial que es cada vez más innovador y exigente”.

La Metal X, permite desarrollar creaciones que contengan mayor resistencia que las realizadas por medio de impresoras 3D tradicionales. Los objetos creados con esta tecnología pueden ser desplegados en un número de ambientes industriales indeterminados sin la preocupación de que fallen, puesto que su fabricación responde de la misma manera que sus contrapartes metálicas, elaboradas con medios tradicionales.

El ingeniero comenta que esta máquina es la 2ª en la región y la primera en Chile, destacando que este tipo de tecnologías más autónomas permiten que instituciones e industrias adopten cambios de una forma mucho más activa y rápida, permitiendo así que regiones con menos capacidades productivas se eleven y se acerquen a potencias más desarrolladas en este ámbito.

 “El laboratorio de prototipado claramente gana una herramienta que es muy deseable en un ambiente industrial y académico, pues puede entregar mejores resultados a sus colaboradores y entregar mejores competencias a sus alumnos. En el futuro los ingenieros, diseñadores y técnicos no se preguntarán cómo fabricar una pieza que diseñaron, se preguntarán cómo diseñar una pieza para poder imprimirla en 3D”, concluyó Bertonati.

Por Cristian Contreras

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo

Este año ha estado marcado por la irrupción del Coronavirus a nivel mundial. Los efectos de esta pandemia han traído consigo distintas consecuencias que nos han privado de ciertas libertades y de quienes más queremos.

Sin embargo, a lo largo de este periodo, nos hemos mantenido fuertes y más unidos que nunca. Como academia e industria, hemos trabajando día a día con el fin de ser un aporte a las actuales necesidades que presenta nuestra sociedad, y por medio de la investigación, la ciencia y la innovación, continuaremos desarrollando soluciones que combatan el actual panorama en el que nos encontramos.

Por todo esto, queremos desearles nuestros más sinceros y afectuosos saludos en estas fiestas de Navidad y Año Nuevo. Recordemos valorar y compartir estos momentos con nuestros seres queridos enfocándonos en las cosas bellas y significativas que nos presenta la vida.

Tengan un excelente 2021 lleno de éxito y prosperidad.

Con cariño,

Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería

Centro de Innovación colabora con tecnología de ingeniero USACH que busca higienizar elementos de uso cotidiano con Maletas UV-C

Proyecto ya cuenta con la validación sobre espectro electromagnético y actualmente se encuentra en su fase de testeo de decaimiento bacteriano y viral con la Universidad de Santiago de Chile. La iniciativa nace bajo la amenaza del COVID-19

En su constante labor de impulsar y acompañar desarrollos tecnológicos que impactan a la sociedad, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, continúa generando redes de contacto y se encuentra colaborando con PROCID, compañía liderada por Patricio Cerda, ex alumno de Ingeniería Civil Eléctrica de la Universidad de Santiago, quien presenta una innovación de maletas higienizantes de emisión UV-C.

La iniciativa tiene por objetivo esterilizar y desinfectar artículos personales sin la utilización de químicos que son nocivos para la salud y el medio ambiente, atendiendo así las principales necesidades higiénicas que se presentan en la actualidad por medio de la investigación y tecnología, y dando mayor seguridad en la prevención de contagios.

Sobre estas labores colaborativas, el Director del Centro de Innovación, Alejandro Gutiérrez, comenta que, “la idea de estos trabajos en conjunto es apoyar en la validación de las propiedades de la maleta con los distintos laboratorios presentes en la USACH, para posteriormente, prestar colaboración en la fase de comercialización de esta innovación”.

Esta sería la primera etapa de colaboración por parte del Centro, ya que consecutivamente, se trabajará con las capacidades del Laboratorio de Prototipado para realizar una versión “2.0” de las maletas, conforme al desarrollo que vaya presentando el proyecto.

Por su parte, Patricio Cerda, destaca la participación innovadora que ha tenido la comunidad académica de la USACH a través de sus centros y laboratorios especializados para desarrollar acciones que van dirigidas al cuidado y contención de la salud en este contexto de pandemia.

“El Centro de Innovación ha sido clave para el desarrollo de estos productos innovadores. Este ya es el segundo proyecto que realizamos en conjunto. La Universidad, al tener acceso a docentes y laboratorios, puede ser clave a la hora de verificar y validar las funciones y procesos de productos que se desarrollen”, dice Cerda.

La maleta ya realizó su validación sobre espectro electromagnético con la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y actualmente se encuentra en etapa de testeo acerca el decaimiento bacteriano y viral con el Laboratorio de Investigación y Control de Textiles y Cueros (LICTEX) de la Universidad de Santiago.

Maletas esterilizadoras UV-C

La innovación lleva por nombre MEP, y en su interior, cuenta con dos tubos fluorescentes UV-C emisores de radiación ultravioleta que corresponden a un tipo de radiación electromagnética con propiedades germicidas que actúan sobre el ADN ARN de virus, bacterias y protozoos, eliminando su capacidad de infección, reproducción y propagación de estos.

“La función germicida se concentra específicamente a la longitud de onda de los 254 nm, nuestros tubos concentran casi un 70% de la energía en esa longitud de onda, el resto se convierte en luz visible y un porcentaje muy menor genera ozono ya que se genera con una longitud de onda menor a los 200 nm”, comenta el creador de la innovación, acerca de las características específicas que componen la maleta.

Los requerimientos de radiación para inactivar los distintos virus y bacterias, dependerá de los segundos que se mantengan los tubos encendidos dentro de la maleta señala el ingeniero, donde los parámetros de radiación, han sido trabajados acorde a las recomendaciones de la International Ultraviolet Association.

El funcionamiento del artefacto es sencillo y seguro, ya que solo se necesita ingresar los objetos dentro de la maleta para posteriormente prenderla con su interruptor comenzando así el ciclo de desinfección de manera automática. Al ser un dispositivo que se abre y cierra de manera hermética, puede ser utilizada por cualquier persona, sin tener una capacitación previa, evitando así el contacto directo con la radiación UV, la cual es nociva para la salud.

“Puedes comprobar el funcionamiento gracias a un display que muestra un temporizador, y la potencia de los tubos emisores UV-C. Una vez terminado el temporizador la maleta se apaga automáticamente y puedes retirar los objetos dentro”, agrega Patricio.

De esta manera, la función esterilizadora de la maleta permite que elementos de primera seguridad destinados al área de la salud como mascarillas o máscaras faciales, que sean nuevas, pueden lograr un aumento en su vida útil, optando al ahorro y reutilización de ciertos productos de EEPs.

Las expectativas de Cerda es que es que cada centro de salud, clínica dental, centro de belleza, spa, barbería, cuente con un MEP como implemento para desinfectar los artículos y herramientas que se utilicen previo a la función de sus labores.

Adicionalmente, el ingeniero comenta que “tenemos una versión PRO para un uso más pesado y continuo (horas de utilización), la cual está equipada con sensores de ozono, ya que el ozono puede ser nocivos para la salud si superan ciertas concentraciones. Estos sensores apagarán los tubos si se superan concentraciones sobre los 0.3 ppm”.

Por Cristian Contreras

*Más información sobre PROCID pueden encontrarla a través de su sitio web www.procid.cl . Solicitudes acerca desinfección UV-C pueden gestionarlas por medio del correo contacto@procid.cl .

Centro de Innovación pacta convenio de colaboración con Instituto Nacional del Cáncer para desarrollar soluciones innovadoras dirigidas al área de la salud

Por medio de Pro Mascara 3D, tecnología desarrollada por ingenieros de la USACH, comenzaron los acercamientos con la red de salud pública. Se espera que este acuerdo sea el comienzo de distintos elementos que fortalezcan esta alianza estratégica recién conformada.

En marco de la actual contingencia sanitaria y acorde a los trabajos de distintos laboratorios, centros y recintos educacionales, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago y el Instituto Nacional del Cáncer (INC), acordaron un convenio de colaboración que pretende brindar mayor seguridad al personal de la salud y a los pacientes oncológicos de la institución por medio de diversos elementos de innovación desarrollados en la casa de estudios.

Esta iniciativa nace bajo la necesidad de las partes involucradas en buscar alianzas que permitan brindar soluciones innovadoras, tecnológicas y de bajo costo, las que, con sus desarrollos, doten al personal de salud con elementos de protección particular dirigidos principalmente a la seguridad y los cuidados requeridos en la actualidad.  De esta manera, el acuerdo radica en generar una cartera de proyectos de innovación aplicables al INC, involucrando así un proceso de educación y levantamiento de problemáticas del área.

Los acercamientos entre ambas partes se lograron gracias a la fabricación de Pro Mascara 3D, una mascarilla desarrollada por el equipo de trabajo de Pre Crea, liderado por Franco Lisboa y Gissele Morales, ingenieros de la Universidad de Santiago, quienes, junto al apoyo del Centro de Innovación, definieron un prototipo que se adapta a las necesidades y cuidado requerido por el personal del Instituto y de la población en general.

Para Alejandro Gutiérrez, Director del Centro de Innovación FING, los trabajos desarrollados en esta mascarilla en base a impresión 3D se adaptan a los cuidados personales requeridos en un establecimiento de salud como el Instituto Nacional del Cáncer, dando así el “punta pie” inicial a los desarrollos innovadores, de esta sociedad establecida.  “Después de un gran esfuerzo y reuniones de alianzas y asesorías, logramos establecer compromisos que nos permitirán lograr el objetivo planteado inicialmente. Contribuimos activamente para que esta tecnología se encaminara como un proyecto factible y se estableciera como punto de inicio dentro de este convenio con el INC”.

Por su parte, Isabel Margarita Abarca, Subdirectora Médica de Desarrollo Institucional del Instituto Nacional del Cáncer, comenta que este convenio promueve alianzas estratégicas que fortalecen el trabajo conjunto en materias de investigación, desarrollo e innovación.“ Queremos trabajar en una agenda de colaboración que pueda materializarse con proyectos específicos de investigación e innovación en salud, y que apunten al mejoramiento de la atención de los pacientes oncológicos, foco de nuestra institución pública de salud. Este proyecto de mascarillas sería el primer esfuerzo conjunto de materialización de esta colaboración”.

Para el INC, esta iniciativa es de suma importancia ya que los principales resguardos que se tienen dentro de la institución van dirigidos a la seguridad y cuidado de sus pacientes oncológicos y a sus funcionarios que deben brindar la continuidad en la atención de cada caso. En este sentido, el nivel de protección, y el tiempo en este tipo de situaciones, pueden significar una mejora o deterioro significativo dentro de la salud de una persona.

Sobre los distintos trabajos realizados a raíz del Coronavirus, Abarca, destaca la reacción de las diferentes entidades que han querido ser parte de la solución de este problema. “Un aspecto positivo es ver que distintos sectores no se han quedado inmóviles, sino que por el contrario han reorientado sus recursos, conocimientos y experiencia para aportar en la búsqueda de soluciones conjuntas y colaborativas, eso es muy esperanzador respecto del futuro”.

Además de sus trabajos en el cuidado y tratamiento de pacientes de alta complejidad del cáncer, el INC cumple con una función docente dedicada a formar recursos humanos especializados en oncología e investigación, promoviendo así la generación de conocimientos vinculados a la materia. De esta manera, a través de sus expertos y expertas, la institución ha participado como asesor, y referente, de distintas mesas de trabajo convocadas por la autoridad ministerial y la red oncológica nacional, entre otras instancias.

Por: Cristian Contreras

Con participación internacional culmina exitoso Ciclo de Charlas sobre Manufactura Aditiva del Centro de Innovación

Los costos asociados en la fabricación digital y criterios para desarrollar piezas en impresión 3D fueron analizados en nuevo webinar impulsado por la Academia de Prototipado del Centro. Gran convocatoria hubo a lo largo de las presentaciones.

A mediados de octubre se desarrolló el cuarto y último webinar correspondiente al Ciclo de Charlas sobre Manufactura Aditiva del Centro de Innovación. En esta jornada, los Aspectos Económicos y Técnicos de la Impresión 3D para la industria, fueron abordados por ingenieros de carácter internacional dando así término a una excelente serie de presentaciones que obtuvo 430 registrados a lo largo de su desarrollo.

Concluyendo lo que fue casi un mes de conocimientos sobre fabricación digital, Lorena Victoria Durán, Encargada de Diseño y Prototipado del Centro de innovación, fue la anfitriona de esta nueva actividad que tuvo a Silvio Bertonati, Ingeniero de Aplicaciones de TresDP y Kevin Smith, Ingeniero de Aplicaciones Senior en Markforged USA, como los relatores principales de una cátedra que puso en la palestra el escenario y consideraciones de la impresión 3D a nivel de industria.

Comenzando la primera parte de la presentación, Bertonati hizo un repaso del contenido visto previamente en las otras exposiciones, y dio a conocer los parámetros y consideraciones a implementar para determinar una función de costos asociados a la manufactura aditiva, tal cual se presenta en otros procesos productivos insertos en la sociedad.

“En mi proceso de manufactura voy a tener el costo de los materiales, mi mano de obra, la depreciación de los equipos. Todas esas cosas que se agregan y yo eventualmente puede extraer una función de costos real a todo mi proceso de manufactura. Tenemos que saber cuáles son los puntos que más costos están aportando”, detalló Silvio.

De esta manera, el ingeniero de aplicaciones destacó que se debe conocer y considerar variantes que tratan sobre el desgaste de los elementos consumibles, gastos de electricidad, precio de mano de obra y post-procesos, entre otras cosas. Todos estos elementos necesitan ser cuantificados y evaluados con su correcta precaución para tener una función de costos que ayude a comparar estos procesos de manufactura aditiva.

Así también, Bertonati demostró el por qué implementar manufactura aditiva en los procesos productivos de las industrias es beneficiosos hoy en día,  considerando así la celeridad que presenta este tipo de fabricación, la priorización de funciones que presenta la elaboración sobre la forma de los productos realizados,  la atención de ser más que un elemento de producción sino más bien de asistencia dentro del producto final,  la reducción de costos, la personificación masiva, y las iteraciones rápidas y sin coste asociado al avance que exhibe la innovación.  

Por su parte, Kevin Smith, estuvo a cargo del segundo segmento de la presentación enfocándose en dar a conocer los criterios para utilizar una pieza impresa en metales dentro de las aplicaciones de la industria, destacando la tecnología y presencia a nivel mundial que tiene Markforged con su impresora de metales, Metal X.

Criterios sobre el tamaño de las piezas, la geometría de estas, las descripciones de los tamaños, los materiales y las consideraciones económicas, fueron estimados por el relator, definiendo así, el mejor lugar para utilizar las piezas diseñadas con esta tecnología de manufactura avanzada de metales, y sugiriendo la tecnología, para su uso en elementos complementarios dentro del actividad cotidiana. 

“Imprimir herramientas, o accesorios es muy buena opción para utilizar el sistema de impresión de la Metal X. Hay elementos que ocupamos de un lugar a otro mientras desarrollamos distintas operaciones y este tipo de creaciones toma menos tiempo en la confección a diferencia de otros procesos de manufactura que son utilizadas de una manera más masiva”, comentó el ingeniero estadounidense. 

Sobre cómo evaluar una pieza para imprimir en un proceso de manufactura aditiva, Smith comentó que es fundamental desarrollar un trabajo en equipo donde se hace necesario tomar en cuenta a cada involucrado que esté familiarizado con el producto a realizar, aprovechando así la expertise de cada miembro de la organización. “Consideren al equipo de ingenieros que puede tener una visión especial de cómo solucionar un problema de manera más rápida. Al equipo de línea de supervisión que son quienes están afuera viendo los problemas día a día a día junto a los operadores, a los de mantención que pasan días completos junto a las maquinarias y también a los de aseguramiento de calidad”.

Ya culminando la actividad, vino la parte de cierre del ciclo de charlas, donde el gerente regional LATAM de Markforged, Jefferson Stutz, destacó la colaboración realizada con el Centro de Innovación haciendo hincapié en la importancia de comenzar este espacio de formación y capacitación sobre la manufactura aditiva en Chile.

“Hemos trabajado junto con TresDP y la Universidad de Santiago de Chile, porque entendemos que esta tecnología y nuestra empresa puede cambiar la mentalidad de los estudiantes de ingeniería para estar preparados para los desafíos de la industria. La manufactura aditiva no es un futuro, es una realidad y eso está cambiando la forma de cómo la industria funciona “, dijo Stutz. 

Por su parte, el director del Centro de Innovación, Alejandro Gutiérrez, quiso agradecer a los participantes en lo que fueron estas cuatro jornadas dedicadas a la manufactura aditiva, resaltando este tipo de sociedades entre la academia y la industria, como la vitrina perfecta para acercar a la comunidad educativa a las últimas tecnologías que marcan tendencia en el mundo de la fabricación digital e innovación.

“Es muy importante generar estas instancias de conocimientos que ponen en la palestra los temas que marcan la pauta en el área de la innovación y prototipado, y que apuntan a los principales desafíos de la denominada industria 4.0”, destacó el también Vicedecano de Investigación, Desarrollo y Postgrado de la Facultad de Ingeniería, dando así término a este Ciclo de Charlas sobre Manufactura Aditiva.

Si te perdiste las charlas o quieres volver a verlas, puedes revisar cada una de ellas apretando el botón a continuación.

Por: Cristian Contreras

Egresado USACH realiza taller sobre “presentación efectiva” a estudiantes emprendedores en colaboración del Centro de Innovación

Principios y recomendaciones para el diseño de una correcta exposición fueron analizados en una nueva jornada de emprendimiento. José Herrera, Gerente de Servicios de NTT importante compañía de telecomunicaciones, estuvo a cargo de la actividad.

En marco de la convocatoria internacional de emprendimientos universitarios RedBull Basement, El área de emprendimiento del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, junto a NTT, empresa líder de tecnología, consolidaron sus trabajos colaborativos desarrollando el taller, “Presentación Efectiva”. La jornada congregó a los estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile en torno a las principales consideraciones que se debe tener a la hora de realizar una exposición ante un grupo de interés determinado.

José Herrera, gerente de servicios de NTT y ex estudiante de la USACH, llevó a cabo un nuevo espacio de conocimientos con el objetivo de brindar las herramientas necesarias para generar la estructura y manera correcta de planificar y pensar una presentación, revisando los principios de diseños que psicológicamente logran causar un mayor impacto a la audiencia.

De esta manera, José hizo hincapié en la relevancia que debe tener la persona que realiza una presentación, ya que esta, pasa a ser el foco de atención primordial dentro de la exposición. Así también, dio a conocer cinco principios que se tornan importantes en el diseño de un trabajo de desarrollado por medio de una “PPT”, Prezi u cualquier otra herramienta dedicada a la confección de presentaciones.

El primer principio, tiene que ver con la cantidad de mensajes claves que debe contener una correcta slide. Acá, el expositor, recomienda que solo debe haber un mensaje clave dentro de cada hoja de presentación.

Segundo, no se debe caer en la redundancia, esto quiere decir, que lo que se verbaliza dentro de una presentación, no debe ser exactamente igual a lo que está dispuesto en el “PPT”, ya que esto, no queda en la retina de la audiencia, y se produce un efecto redundante (1+1=0) que no contribuye en el aprendizaje del receptor.

El tercer y cuarto principio, se refieren al tamaño y el foco de los elementos presentados dentro de una diapositiva, respectivamente. El mensaje principal, debe ser el más grande dentro de la disposición de una slide, y esta, no debe contener muchos elementos distractores que desvíen la atención de quien está hablando, aplicando así algún tipo de contraste que permita mantener la atención del receptor en el punto que se está exponiendo.

Por último, y relacionando con los otros puntos recién vistos, Herrera recomendó que una diapositiva debe estar lo menos sobrecargada posible, ya que, tener muchos elementos dentro de una diapositiva, sobrecarga la memoria del receptor.

“Cuando uno coloca 7 o más objetos dentro del slide uno le causa a la audiencia es que ellos gasten 500% más en recursos de memoria en poder entender lo que tu estas presentado. Cuando tu muestras menos, es cuando ellos pueden mirar y descansar. El máximo de objetos que uno puede tener en una presentación son 6. El problema nunca ha sido la cantidad de diapositivas. El problema es la cantidad de objetos que tiene una hoja”, dijo Herrera, refiriéndose al último principio a considerar.

Conocimientos con raíces usachinas

José Herrera es ingeniero de ejecución eléctrica con mención en telecomunicaciones de la USACH e ingeniero civil industrial. Comenzó su carrera profesional en Huawei donde se desempeñó como ingeniero especialista, adquiriendo, con el paso de los años, responsabilidades de liderazgo con equipos de trabajo, que le permitieron actualmente liderar la gerencia de servicios de NTT, reconocida empresa dedicada a las telecomunicaciones y que cuenta con presencia en gran parte del mundo.

Dentro de sus funciones, Herrera se ha encargado de implementar y mantener soluciones tecnológicas adquiridas para los clientes de la compañía, enfocando así sus esfuerzos en fomentar y conservar la cultura de trabajo enfocada en el servicio al cliente, lo que al día de hoy se torna fundamental para renovar y expandir servicios dentro de cualquier tipo de industria.

Sus acercamientos con el Centro de Innovación nacen en marco de la competencia universitaria de emprendimientos que lleva adelante la compañía austriaca RedBull, y que tiene a NTT como uno de sus principales partners tecnológicos.  En este marco, el equipo de emprendimiento del centro, ha jugado un rol fundamental en organizar y traer este tipo de actividades al ecosistema universitario.

 “Estoy seguro que actualmente los estudiantes deberán preparar presentaciones para trabajos en clases, o la misma presentación de título. Luego de eso, en el ámbito laboral, las presentaciones son más recurrentes, por lo tanto, es fundamental poder practicar desde ahora en cómo transmitir el mensaje en una presentación, y principalmente, cómo captar el foco de la audiencia”, comentó el Gerente de Servicios.

Para José, esta colaboración no hace más que traer gratos recuerdos y enseñanzas de lo que fue su etapa de formación dentro de esta casa de estudios. “Haber participado de este taller es emocionante y satisfactorio. Poder contribuir en algo con la universidad que fue parte de mí formación, es una experiencia reconfortante. Se transforma en un “loop virtuoso”. Primero me ayudaron a mí, y ahora, me toca contribuir de vuelta”.

Este tipo de instancias, ha sido de gran relevancia para los estudiantes de la USACH, y significa mucho en el entrenamiento de los futuros profesionales, ya que esta, representa una oportunidad única para que los alumnos puedan desafiarse y salir de su zona de confort, comenzando así a tantear nuevos terrenos, rescatando las lecciones adquiridas y para luego ponerlas en práctica. “Uno de los lemas que me representan es: Mientras más prácticas, más suerte tienes”, concluyó el ingeniero”.

Por Cristian Contreras

Tecnologías y criterios para la impresión 3D de metales fueron analizados en webinar sobre manufactura aditiva del Centro de Innovación

La optimización topológica y el diseño generativo son dos de las consideraciones que debe tener una pieza fabricada tridimensionalmente en su proceso de diseño.

El tercer webinar del ciclo de Charlas sobre Manufactura Aditiva, organizado por el Centro de Innovación y las compañías especializadas del rubro, Markforged y TresDP, reunió a la comunidad universitaria y creadora en torno a uno de los principales avances tecnológicos que presenta la fabricación digital, la Impresión 3D de Metales.

Como ha sido la tónica de estas actividades, Lorena Victoria Durán, Encargada de Diseño y Prototipado del Centro de Innovación, ofició de host y dejó abierta la instancia para que Silvio Bertonati, ingeniero de aplicaciones en TresDP y representante de ventas de Markforged en Chile, y Sebastian Oportus, Director de proyectos e ingeniero de aplicaciones de Markforged en Chile, realizaran su exposición que presentó el impacto y los avances de la Impresión 3D de metales en las líneas productivas de la industria.

La charla comenzó haciendo un recuento sobre los procesos utilizados para manufacturar de forma aditiva piezas metálicas. De esta manera, Bertonati, presentó las tecnologías a utilizar para la impresión 3D de metales donde procesos como el Sinterizado Selectivo por Láser(SLS), La Inyección de Aglutinante (Blinder Jetting) y la Manufactura Aditiva por rayo de electrones (EBAM) se destacan para el desarrollo a estos procesos.

Este método de manufactura de metales tiene impacto severo en el desarrollo de las cosas que se utilizan en la vida diaria. Los mismos beneficios que se pueden ver en la fabricación digital “tradicional”, son replicados y amplificados en este proceso. “Todas las ventajas que yo puedo encontrar en la impresión 3D se pueden ver reflejadas a esto ya que se puede utilizar un material tan versátil como lo es el metal. Yo tengo mejor performance, Reducción de Costos, mejores tiempos de la producción, Aumento de Flexibilidad y Procesos más certeros y eficientes” expresó el ingeniero de Aplicaciones de TresDP.

Como ya había sido visto en las jornadas anteriores, Bertonati realizó una revisión de la tecnología FDM, proceso por el cual un filamento plástico, por lo general, es fundido y depositado en capas transversales generando así lentamente un volumen tridimensional. Esta misma tecnología puede ser utilizada en metal con algunas consideraciones que van desde el diseño hasta los materiales utilizados.

“¿Por qué utilizar FDM? Porque es un método con mayor versatilidad que nos permite crear piezas completamente encapsuladas, es un proceso que se pueden utilizar varios materiales, energéticamente es menos intenso ya que gasta tanta energía como un computado, y los costos son menores ya que no tiene los costos de transportes que tienen las otras tecnologías”.

Por su parte Sebastián Oportus hizo un repaso sobre los aspectos de diseño requeridos para fabricar piezas en tres dimensiones las cuales también se aplican para la impresión 3D de metales y las que según lo expuesto deben tener ciertas consideraciones para que su utilización y desarrollo logren cumplir con los estándares de la industria.

“Dentro de lo que es el diseño de piezas para impresión 3D, hay que entender que no es el mismo tipo de manufactura que la tradicional. Las piezas no se comportan igual mecánicamente, por lo tanto, hay que tener consideraciones que nos permitan generar piezas en 3D de manera exitosa y que se desempeñen igual o de mejor manera que las utilizadas en la manufactura tradicional”.

Una de las consideraciones a tener en cuenta, al momento de diseñar una pieza, es la optimización topológica, esta, según lo expuesto, busca que la distribución de un material en un componente sea óptima respecto a algún criterio predeterminado como, por ejemplo, minimizar la energía interna de formación, lo que significa maximizar la rigidez de la pieza o minimizar esfuerzo dentro de la estructura.

Así también, el diseño generativo, es otro de las atenciones que debe tener una pieza al momento de su conformación. “Este es un proceso de búsqueda de formas que imita el enfoque evolutivo de la naturaleza para aplicarlo al diseño. Básicamente es un sistema que permite decirle a un computador qué quiero logar o qué problema quiero resolver para que este se encargue de diseñar una solución. Acá nos podemos valer mucho de lo que significa los avances tecnológicos”, comentó Sebastián.

La jornada concluyó con la presentación de casos de estudios y éxito desarrollados en la industria a través de la utilización y desarrollo de la impresión 3D de metales y con la ya tradicional sección de preguntas de cada convocatoria.

Por: Cristian Contreras