Segunda jornada de planificación estratégica del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería delinea las bases de la organización por medio del diálogo colaborativo

Un lugar de Innovación, emprendimiento, prototipos, transferencia, colaboración, vinculación con la industria y asistencia técnica, entre otras, fueron las características desprendidas por los profesionales de la Dirección de Gestión Estratégica (DGE) de la primera convocatoria desarrollada a finales de noviembre de 2021 que derivó en propuestas de una misión y visión para la organización. Estas jornadas serán replicadas en los distintos Programas Centro con los que cuenta la Facultad de Ingeniería a través del Vicedecanato de I+D.

Enriquecedora resultó la segunda jornada de planificación estratégica del Centro de Innovación que lleva adelante la Facultad de Ingeniería a través del Vicedecanato de Investigación y Postgrado.  La actividad tuvo como objetivo delinear las definiciones que orientarán el quehacer de la organización de cara al futuro próximo, y contó la participación de académicos, investigadores y profesionales de la Universidad de Santiago que han formado parte de los cimientos de la instalación de la innovación y emprendimiento en la Facultad de Ingeniería, generando una instancia de diálogo y virtuosismo entre los colaboradores.

Juan Carlos Espinoza, decano de la Facultad de Ingeniería presidió esta nueva instancia colaborativa donde estuvieron presentes el director del Departamento de Gestión Estratégica, Felipe Salgado, el decano electo de la Facultad de Ingeniería, Dr. Cristian Vargas, Paulina Ulloa del Centro de Estudios del Futuro, el director del Centro de Innovación, Dr. Alejandro Gutiérrez,  y el Jefe la la Unidad de Innovación y Emprendimiento de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, Leonidas Ibarra, entre otras personalidades.

El Decano se refirió a la conformación del Centro y su evolución desde el día de su implementación comentando que, “desde que empezamos con la idea de instalar el Centro de Innovación, hemos visto su desarrollo y el espacio que ha ido ganando dentro de la universidad. Esta es la única unidad que tiene la capacidad de aglutinar un conjunto de herramientas, instrumentos, equipos e impresoras que apoyan directamente la manufactura aditiva como sustractiva, por un lado, y, por otro lado, cuenta con profesionales que apoyan a la comunidad universitaria al desarrollo de innovación y emprendimiento conectandola con las necesidades del sector productivo industrial”.

Los analistas de la Dirección de Gestión Estratégica de la USACH, DGE, Gloria Quezada y Juan Carlos Alano, presentaron una propuesta inicial sobre la misión y visión para el Centro que fué desarrollada luego de haber recibido una serie de fichas de trabajo, obtenidas de la primera jornada de planificación. Todo esto, con el fin de recabar información relevante sobre la concepción que tienen los participantes sobre el Centro de Innovación.

Los resultados obtenidos por las fichas englobaron características y temáticas que definieron al Centro como un espacio en donde se desarrolla innovación, emprendimiento, prototipos, transferencia, desarrollo sostenible, investigación aplicada, asistencia técnica, relación entre entidades públicas y privadas, y trabajo multidisciplinar, entre otras cosas. Sobre esta propuesta fueron los mismos participantes quienes desarrollaron el ejercicio colaborativo de aportar desde su perspectiva en las proyecciones de este espacio creativo, intercambiando ideas que se acercaran a la definición más correcta y purista para la organización.

Dentro de las intervenciones realizadas, el ex subdirector del Centro de Innovación, Leonidas Ibarra, ahora Jefe de la Unidad de Innovación y Emprendimiento de la VRIDEI, destacó que el aporte actual que presenta el Centro se desarrolla a través de su staff de profesionales y su capacidad en equipamiento e infraestructura, por lo que las definiciones a tomar debiesen estar dirigidas a presentar a la organización como el ente que facilita y brinda la ayuda a las áreas investigativas de la universidad  e industria, por medio de sus gestiones y maquinarias que facilitan el desarrollo de innovaciones que impacten posteriormente en el medio.

Pedro Palominos, director del programa Centro SmartCity Lab, señaló que la misión y visión del Centro debe contener las fortalezas de la organización y tratar de especificar el o las áreas de desempeño, destacando el equipamiento tecnológico que cubre necesidades de manufactura 4.0, y su rol de soporte a la investigación. “El Centro es un espacio que apoya a la investigación, que apoya a la extensión, que cuenta con un gran grupo de profesionales que están dispuestos a colaborar con los investigadores, y lo han hecho”.

Por su parte, Miguel Maldonado, académico del Departamento de Metalurgia e investigador de la universidad, quien ha trabajado muy de cerca con el área de emprendimiento del Centro de Innovación, con el programa VECTOR, señaló que la gran potencialidad que tiene la organización, se enfoca en construir prototipos en su parte de hardware. “La gran fuerza que acá encontramos es la de tener emprendimientos de base científico tecnológica que están enfocadas al hardware, de hacer cosas más que hacer aplicaciones de software, cosa que no se encuentra mucho en la literatura”.

El dueño de casa, Alejandro Gutiérrez, comentó que este espacio debe contemplar la comercialización y aprovechar la orientación que están adoptando las universidades en el desarrollo y fomento de las áreas del emprendimiento e innovación. “Este es un foco que nuestro Centro debería tener en carpeta. Debería tener un apoyo constante con los investigadores para que sus investigaciones se transformen en un producto que sea comercializable, y esto, va a generar el circulo virtuoso en el sentido de que, si tenemos recursos, por la venta de estas innovaciones, retroalimentamos la investigación y de esta manera se genera este proceso de economía circular al cual apuntamos”.

En lo global, los participantes concordaron en que la misión y visión del Centro debe enfocarse a las áreas con más potencialidades que tiene la organización como el prototipado y la manufactura aditiva y sustractiva, señalando también el gran atributo que ha tenido la organización  y que se ha planteado desde su conformación que es la de representar un ente catalizador que conecta las necesidades de la industria con las capacidades intelectuales y tecnológicas que tiene la Universidad de Santiago de Chile logrando así desarrollar soluciones que signifique un  real aporte a la sociedad por medio de progresos innovadores.

Esta fue la segunda jornada de planificación estratégica la cual tendrá más instancias para delinear de mejor manera las bases que definan el camino del Centro de Innovación. Por parte de la DGE se desarrollará una nueva propuesta que será presentada en la próxima reunión con los contenidos e insumos rescatados de este taller.

Por: Cristian Contreras

Bootcamp Economía Digital para estudiantes que buscan desarrollar sus ideas

En dos días, estudiantes y egresados de las tres facultades de Ingeniería del Consorcio 2030, podrán ser parte de un evento que desarrollará el equipo del Centro de Innovación de la USACH, en colaboración con las pre-aceleradoras de etapa temprana del Consorcio 2030.

La actual pandemia, ha obligado una aceleración en tiempo récord de la digitalización de la vida, lo que ha llevado al nacimiento y consolidación de empresas, aplicaciones y servicios que han hecho más simple y digital varios aspectos del diario vivir. En ese contexto, la economía digital, vertiginosamente, pasará a ser la economía tradicional y primará en todos los sistemas de intercambio o de creación de valor.

Por esto, es que el Consorcio 2030 encargó a las pre-aceleradoras de etapa temprana (Lions Up, The Lift y Gearbox) programar distintas actividades que vayan en la línea de generar alianzas entre los estudiantes de las tres facultades y Casas de Estudio. La primera de ellas, será un bootcamp de economía digital, el cual será una jornada de aprendizaje y trabajo intensivo, de dos días, orientada al trabajo continuo del desarrollo de las ideas de negocio de los equipos. Es tendencia, como metodología ágil, en todo el mundo.

El bootcamp será desarrollado por el equipo de Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, con el objetivo de entregar a los equipos y estudiantes participantes, metodologías y contenidos que permitan innovar en sus proyectos digitales o bien, crear nuevos, alineados y ajustados bajo lo aprendido sobre economía digital.

Podrán participar estudiantes y recién egresados y egresadas del Consorcio 2030 (Usach-Pucv-Udec), con proyectos de emprendimiento de base tecnológica en etapa inicial, o bien, quienes tengan interés en aprender para desarrollar un emprendimiento de base tecnológica.

El programa contempla interesantes charlas sobre economía digital, inteligencia artificial y ciberseguridad, junto a talleres sobre salud digital, industria creativa, construcción, blockchain y un workshop sobre Prototipado.

El bootcamp se realizará el 15 y 16 de enero, de manera online, y las inscripciones son en este LINK

Cupos limitados por Universidad.

Por: Consorcio 2030

Estudiante USACh consigue reconocimiento en convocatoria internacional de innovación abierta y fortalece su camino en el emprendimiento

Dos semanas de intensos trabajos colaborativos concluyeron con la formulación de una aplicación que busca mejorar la salud mental de los adultos mayores por medio de la interacción y acompañamiento entre dos generaciones. Esta actividad se suma a los trabajos ya desarrollados por el alumno los cuales le han significado viajes de capacitación en el extranjero y financiamiento por parte de CORFO.

Sergio Cerda, ingeniero metalúrgico y actual alumno de Ingeniería Civil Industrial, viene de participar de la reciente convocatoria internacional de innovación abierta, Moving the Cities. El, junto a su equipo de trabajo, consiguieron la tercera posición de la iniciativa, reconocimiento que le permite seguir validando su incursión en las áreas de la innovación y emprendimiento que ha desarrollado en los últimos dos años.

Esta iniciativa, impulsada por la universidad Unisinos de Brasil en colaboración a las universidades alemanas UAS7 y FH-Münster, reunió a distintos representantes de casas de estudios, empresas multinacionales y mentores de carácter internacional, durante dos semanas de trabajos colaborativos que buscaron desarrollar soluciones a problemáticas presentes en las ciudades por medio de la cooperación internacional e intercultural entre la ciencia, emprendimiento, innovación, tecnología y sociedad.

Los desafíos de esta nueva versión se enfocaron en temáticas sociales, medioambientales, de salud, educación, transporte y movilidad, entre otras.

Bajo este contexto, Sergio, junto a su equipo de trabajo conformado por estudiantes de Alemania, Brasil e Inglaterra, desarrollaron una aplicación que busca mejorar la salud mental de las personas de la tercera edad, conectándolos con estudiantes universitarios que presenten afinidades similares a las de ellos, bajo un mismo techo. Esto, les significó ser considerados como el tercer mejor proyecto de cerca de 30 participantes.

 “Ideamos Gen2Gen, una aplicación que mediante un algoritmo e Inteligencia Artificial hace el match entre adultos mayores y estudiantes universitarios que necesiten arrendar alojamientos. La idea es que aquel adulto mayor y estudiante compartan intereses, con el fin de que además del hogar, compartan experiencias y conocimientos para beneficiar tanto al adulto mayor con su soledad y fomentando su sensación de importancia, como al estudiante universitario con nuevas herramientas para su perfil profesional y una acomodación para vivir”, detalló el estudiante.

Para Cerda, esta experiencia no hace más que robustecer su formación personal y profesional, poniendo en práctica todos los conocimientos y enseñanzas obtenidos dentro de la universidad. El reconocimiento, es tomado como un envión potente que lo ayuda a seguir desarrollando su arista de emprendedor dentro de distintos contextos. “Para mí este reconocimiento es un respaldo a todo lo aprendido en la USACH, especialmente es una validación al área de innovación y emprendimiento, que he tenido la suerte de estar inmerso en el último año y medio, en donde sin dudas me han dado herramientas que pude poner en práctica tanto en este desafío como en otras iniciativas”.

Formación de un emprendedor con sello usachino

Esta no es la primera incursión de Sergio dentro del mundo del emprendimiento. Su carrera en el área comenzó casi dos años atrás y desde entonces su crecimiento y conocimiento profesional ha incrementado exponencialmente, presentando soluciones a la industria y consiguiendo distintos reconocimientos a nivel académico y nacional que lo han hecho poder ser partícipe de distintas iniciativas locales e internacionales.

Su interés nació bajo el convencimiento de que todos están capacitados para innovar y emprender, iniciando así un camino lleno de esfuerzo y dedicación donde adquirió experiencias profesionales que lo llevaron a participar del Programa de Emprendimiento del Centro de Innovación en 2019, con un proyecto de triple impacto (social, económico y medioambiental).

“Esto me abrió las puertas a la innovación y emprendimiento, porque me entregó los conocimientos básicos y me motivó a seguir desarrollándolos. Si bien ese proyecto no llegó a un fin comercial, sentó las bases para mi siguiente proyecto, que fue Cyclico, con el cual pude salir ganador del concurso Despega USACH en el mismo año”, comentó el alumno.

Como resultado de esta convocatoria, Sergio pudo realizar una pasantía de comercialización internacional en la aceleradora de negocios VelocityTX, Texas, Estados Unidos, expandiendo así sus fronteras y adquiriendo conocimientos relacionados al emprendimiento y aceleración que van de la mano de las metodologías y desarrollos más vanguardistas dentro de la escena.

A nivel nacional, formó parte de los concursos TECLA 3 de Caja de los Andes y Social Lab, en donde consiguieron llegar a fases de semifinales. También estuvieron presentes en la convocatoria de Santander IDEAS X.

Según palabras del ingeniero, este camino de formación se logra gracias a las distintas instancias de innovación y emprendimiento que tiene la universidad dentro de su ecosistema. Acá el apoyo de los equipos de trabajo existentes en cada organización ha sido fundamental para la complementación e ideación de sus proyectos innovadores que buscan generar un impacto positivo dentro de la sociedad.  

“Afortunadamente hemos tenido el soporte del equipo de emprendimiento del Centro de Innovación, quienes siempre nos prestaron su apoyo y de los cuales estoy seguro están haciendo un trabajo increíble para cambiar el paradigma de que sólo unos pocos pueden innovar. Ellos le están abriendo las puertas a la innovación a muchos estudiantes y docentes de la USACH, han sido sin duda un pilar gigante en este camino, y son un actor relevante dentro de la universidad en lo que respecta el emprendimiento”, destacó Cerda.

Actualmente, Sergio, junto a Clyclico, fueron seleccionados por CORFO como una de las 80 iniciativas a nivel nacional para ser financiadas en su etapa temprana a través del fondo SEMILLA INICIA. Bajo este contexto, cerraron un acuerdo con Open Beauchef de la Universidad de Chile para que estos tomen el rol de patrocinador en este nuevo desafío, sumándose así a los trabajos existentes  de incubación que se encuentran desarrollando con el Centro de Innovación y Emprendimiento INNOVO, donde han estado recibiendo mentorías de negocios durante todo el presente año.

Por: Cristian Contreras

Egresado USACH realiza taller sobre “presentación efectiva” a estudiantes emprendedores en colaboración del Centro de Innovación

Principios y recomendaciones para el diseño de una correcta exposición fueron analizados en una nueva jornada de emprendimiento. José Herrera, Gerente de Servicios de NTT importante compañía de telecomunicaciones, estuvo a cargo de la actividad.

En marco de la convocatoria internacional de emprendimientos universitarios RedBull Basement, El área de emprendimiento del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, junto a NTT, empresa líder de tecnología, consolidaron sus trabajos colaborativos desarrollando el taller, “Presentación Efectiva”. La jornada congregó a los estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile en torno a las principales consideraciones que se debe tener a la hora de realizar una exposición ante un grupo de interés determinado.

José Herrera, gerente de servicios de NTT y ex estudiante de la USACH, llevó a cabo un nuevo espacio de conocimientos con el objetivo de brindar las herramientas necesarias para generar la estructura y manera correcta de planificar y pensar una presentación, revisando los principios de diseños que psicológicamente logran causar un mayor impacto a la audiencia.

De esta manera, José hizo hincapié en la relevancia que debe tener la persona que realiza una presentación, ya que esta, pasa a ser el foco de atención primordial dentro de la exposición. Así también, dio a conocer cinco principios que se tornan importantes en el diseño de un trabajo de desarrollado por medio de una “PPT”, Prezi u cualquier otra herramienta dedicada a la confección de presentaciones.

El primer principio, tiene que ver con la cantidad de mensajes claves que debe contener una correcta slide. Acá, el expositor, recomienda que solo debe haber un mensaje clave dentro de cada hoja de presentación.

Segundo, no se debe caer en la redundancia, esto quiere decir, que lo que se verbaliza dentro de una presentación, no debe ser exactamente igual a lo que está dispuesto en el “PPT”, ya que esto, no queda en la retina de la audiencia, y se produce un efecto redundante (1+1=0) que no contribuye en el aprendizaje del receptor.

El tercer y cuarto principio, se refieren al tamaño y el foco de los elementos presentados dentro de una diapositiva, respectivamente. El mensaje principal, debe ser el más grande dentro de la disposición de una slide, y esta, no debe contener muchos elementos distractores que desvíen la atención de quien está hablando, aplicando así algún tipo de contraste que permita mantener la atención del receptor en el punto que se está exponiendo.

Por último, y relacionando con los otros puntos recién vistos, Herrera recomendó que una diapositiva debe estar lo menos sobrecargada posible, ya que, tener muchos elementos dentro de una diapositiva, sobrecarga la memoria del receptor.

“Cuando uno coloca 7 o más objetos dentro del slide uno le causa a la audiencia es que ellos gasten 500% más en recursos de memoria en poder entender lo que tu estas presentado. Cuando tu muestras menos, es cuando ellos pueden mirar y descansar. El máximo de objetos que uno puede tener en una presentación son 6. El problema nunca ha sido la cantidad de diapositivas. El problema es la cantidad de objetos que tiene una hoja”, dijo Herrera, refiriéndose al último principio a considerar.

Conocimientos con raíces usachinas

José Herrera es ingeniero de ejecución eléctrica con mención en telecomunicaciones de la USACH e ingeniero civil industrial. Comenzó su carrera profesional en Huawei donde se desempeñó como ingeniero especialista, adquiriendo, con el paso de los años, responsabilidades de liderazgo con equipos de trabajo, que le permitieron actualmente liderar la gerencia de servicios de NTT, reconocida empresa dedicada a las telecomunicaciones y que cuenta con presencia en gran parte del mundo.

Dentro de sus funciones, Herrera se ha encargado de implementar y mantener soluciones tecnológicas adquiridas para los clientes de la compañía, enfocando así sus esfuerzos en fomentar y conservar la cultura de trabajo enfocada en el servicio al cliente, lo que al día de hoy se torna fundamental para renovar y expandir servicios dentro de cualquier tipo de industria.

Sus acercamientos con el Centro de Innovación nacen en marco de la competencia universitaria de emprendimientos que lleva adelante la compañía austriaca RedBull, y que tiene a NTT como uno de sus principales partners tecnológicos.  En este marco, el equipo de emprendimiento del centro, ha jugado un rol fundamental en organizar y traer este tipo de actividades al ecosistema universitario.

 “Estoy seguro que actualmente los estudiantes deberán preparar presentaciones para trabajos en clases, o la misma presentación de título. Luego de eso, en el ámbito laboral, las presentaciones son más recurrentes, por lo tanto, es fundamental poder practicar desde ahora en cómo transmitir el mensaje en una presentación, y principalmente, cómo captar el foco de la audiencia”, comentó el Gerente de Servicios.

Para José, esta colaboración no hace más que traer gratos recuerdos y enseñanzas de lo que fue su etapa de formación dentro de esta casa de estudios. “Haber participado de este taller es emocionante y satisfactorio. Poder contribuir en algo con la universidad que fue parte de mí formación, es una experiencia reconfortante. Se transforma en un “loop virtuoso”. Primero me ayudaron a mí, y ahora, me toca contribuir de vuelta”.

Este tipo de instancias, ha sido de gran relevancia para los estudiantes de la USACH, y significa mucho en el entrenamiento de los futuros profesionales, ya que esta, representa una oportunidad única para que los alumnos puedan desafiarse y salir de su zona de confort, comenzando así a tantear nuevos terrenos, rescatando las lecciones adquiridas y para luego ponerlas en práctica. “Uno de los lemas que me representan es: Mientras más prácticas, más suerte tienes”, concluyó el ingeniero”.

Por Cristian Contreras

Resultados, pitching y concursos marcaron el cierre del Programa de Emprendimiento 2020 del Centro de Innovación

Jurado conformado por mentores del programa escogieron a la mejor presentación de la jornada.  Tecnologías sobre Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Plataformas Digitales, Electromovilidad, Química, Biotecnología y Matemáticas, fueron desarrolladas por los estudiantes de la USACH.

A finales de septiembre se dio término a un proceso lleno de conocimientos y dedicación que tuvo al ecosistema emprendedor de la Universidad de Santiago pendiente de los resultados y alcances que dejó el Programa de Emprendimiento 2020 del Centro de Innovación, a través de su ceremonia de cierre. La jornada tuvo la presentación de cuatro pitch y el público tuvo una participación especial al escoger a su proyecto favorito, de manera virtual.

El inicio de la actividad estuvo a cargo del Director del Centro de Innovación, Alejandro Gutiérrez, quien dio las palabras de bienvenida de la jornada y reconoció las labores realizadas por el equipo de emprendimiento, destacando las intenciones del área dentro de la organización y la Universidad de Santiago.

“Queremos instaurar la cultura de emprendimiento en nuestra universidad, queremos ser reconocidos como una institución educacional que fomenta la actividad y que apoya a los estudiantes en dar ese paso que les permita generar y consolidar sus ideas creativas dentro del ecosistema innovador y emprendedor”, señaló el Director del Centro.

Por su parte, el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, también se hizo partícipe de la ceremonia enviando un mensaje por medio de un video, donde mencionó la importancia de contar con estos espacios de formación universitaria, destacando la participación de emprendedores provenientes del extranjero. “Quiero felicitarlos por este trabajo y saludar cordialmente a todos los emprendedores y mentores que nos acompañaron en este programa, principalmente aquellos que son familiares de nuestra casa, Chile, y a nuestros amigos colaboradores que contribuyeron desde Argentina, Perú, Colombia, México y Rusia”.

Walter Valdés, Gestor de Emprendimiento del Centro de Innovación, estuvo a cargo de liderar el programa, y dio cuenta de los resultados y avances de esta nueva edición que tuvo como objetivo acercar a la comunidad universitaria que estuviese interesada en dar sus primeros pasos en el área del emprendimiento.

Al igual que la mayoría de las actividades educacionales y de formación, el Programa de Emprendimiento tuvo que adaptarse a las nuevas condiciones instauradas por la actual contingencia sanitaria, desarrollando así sus labores de manera remota, y utilizando herramientas especializadas, como Zoom, Miro y Microsoft Teams, entre otras.

 “Creamos una nueva metodología enfocada en tres etapas. Trabajamos semanalmente un workshop con emprendedores y profesionales de carácter nacional e internacional. Luego, estaba el proceso de trabajo autónomo, donde los alumnos implementaban los conocimientos adquiridos de los talleres a sus propias iniciativas, para luego dar paso a la fase de mentoría donde trabajamos de manera personalizada con cada uno de los proyectos”, comentó Valdés, acerca del sistema de trabajo implementado en esta nueva edición.

Programa de Emprendimiento en cifras

El programa de Emprendimiento se llevó a cabo en 10 sesiones ininterrumpidas, y contó con la participación y colaboración de la misma cantidad de mentores provenientes de distintas nacionalidades, dando así una mirada internacional a cada una de las cátedras expuestas. Segmentación de Mercado, Arquetipo de Cliente, Diseño del Problema, Conformación de Equipos, Análisis de Competencia, Propuesta de Valor, Cifras de Mercado, Modelo de Negocios, Análisis Financiero y Tipos de Pitch, fueron las temáticas desarrolladas en cada uno de los workshops.

A la convocatoria se presentaron 124 personas, de las cuales 112 contaban con una idea de emprendimiento, representando así, 65 grupos ya conformados. Los 12 restantes, entraron con la motivación y ganas de conocer más sobre esta área de constante desarrollo. De los equipos identificados, 36 correspondían a Emprendimientos de Base Científica Tecnológica (EBTC) y 29 a iniciativas tradicionales.

“Dentro del impacto podemos contar que tuvimos la participación de 10 mentores internacionales, 124 inscritos, y al final de este proceso, continuaron 13 grupos con los cuales estuvimos por más de 70 horas realizando mentorías personalizadas, tanto por el equipo de emprendimiento, como también de quienes nos acompañaron en esta iniciativa”, agregó el encargado del programa.

De los alumnos registrados, 61.8 % pertenecen a la Facultad de Ingeniería, mientras que 11.8 a la Facultad de Humanidades, 10.5 a la Facultad de Administración y Economía, 9.2 a la Facultad Tecnológica, 5.3 a la Facultad de Ciencias Médicas, y 1.3 a la Facultad de Ciencias.

Los sectores atendidos por los proyectos comprendieron las áreas de la salud, minería, inmobiliaria, transporte, marketing, construcción y botánica, entre otras. De la misma manera, los tipos de tecnologías presentes en las iniciativas trataron innovaciones sobre Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Plataformas Digitales, Electromovilidad, Química, Biotecnología y Matemáticas.

“Fue un trabajo bastante amplio, diverso y bien interesante, porque como equipo, nos permitió ampliar nuestros horizontes. Ver más allá de nuestra propia área, e ir actualizándonos y aumentando nuestra red de conexión para que así los equipos participantes puedan ir mejorando”, comentó Walter.

Los proyectos que continuaron con el proceso fueron: Autoapp, Cooperativa, Conectatas, Gelys, Expand, Hilando, B & G advanced analitycs, Lector Cardiaco, Move, Plastik, Tricolabs, Uniperz y Wen.

Concursos y reconocimientos de la ceremonia

La parte dinámica y entretenida de la ceremonia estuvo presente en la sección de pitching desarrollada por Conectatas, Expand, Hilando y Tricolabs. Estos emprendimientos, fueron previamente seleccionados por el equipo de trabajo del Centro de Innovación, y se sometieron a la evaluación especializada de tres mentores que participaron activamente durante el transcurso del Programa de Emprendimiento.

Sasha Ivanova, CEO y founder de SharpShark, Sebastian Cumsille, CCO de DMLABS, y Lourdes Uzuriaga, Co-founder y Sales & MKT Head de Coralify, fueron los encargados de deliberar y dar su feedback a los equipos participantes recién mencionados, considerando así, todas las fases que presenta un proyecto de innovación y evaluando a la mejor presentación de la jornada.

De esta manera, el premio al mejor emprendimiento se lo llevó Extend, sistema que busca ampliar la vida útil de las baterías de litio de los transportes públicos terrestres, y que, al parecer del jurado, tiene una gran proyección para continuar desarrollando su tecnología a nivel nacional.

“Expand tiene un research y development sólido. En cuanto a la tracción van bien avanzados y tienen una gran posibilidad de expansión. Su modelo de negocios es muy claro”, comentó la CEO fundadora de SharpShark en representación del jurado.

Para Nicolás Rojas, líder del proyecto ganador, este reconocimiento se logra gracias a la ayuda y compromiso de este tipo de programas extracurriculares. “Se nota que hay conocimiento y harto apoyo con respecto al emprendimiento, sobre todo cuando uno no entiende mucho sobre modelos de negocios o cosas económicas, y cuando se viene de una carrera que no tiene que ver con economía y acciones de mercado”.

Por su parte, y por medio de votación electrónica, el público también escogió a su emprendimiento favorito, siendo Conectatas, plataforma dedicada al cuidado de la salud de la tercera edad, quienes se llevaron el premio a pitch favorito de la gente, recibiendo premios de RedBull y un certificado otorgado por Coralify que reconoce su participación en el Programa de Emprendimiento, al igual que el ganador de la jornada.

 “Para nosotros es bastante gratificante ya tener validada la idea de que la gente le gusta esta iniciativa y puede seguir adelante. Sin duda el programa ha sido un gran apoyo para continuar con los trabajos desarrollados en nuestro proyecto”, dijo Yasna Muñoz Cid, estudiante líder de la iniciativa.

Mientras que Iván Cisternas, estudiante de Ingeniería en Ejecución Mecánica, fue galardonado con el premio “Espíritu Innovador”, reconocimiento que destaca su motivación y compromiso con el Programa de Emprendimiento durante todo su desarrollo, y que invita a más estudiantes de la universidad, a participar e interesarse de este tipo de iniciativas de emprendimiento con los que cuenta la USACH.

Actualmente el equipo de emprendimiento del Centro de Innovación continúa trabajando con las 13 iniciativas que se mantuvieron en el programa, fortaleciendo sus cimientos y brindando las herramientas necesarias para que el día de mañana estas lleguen a convertirse en una alternativa atractiva y escalable dentro del ecosistema emprendedor universitario y nacional.

Por: Cristian Contreras

Innovación usachina ganadora de un VIU permite maximizar vida útil de baterías de transporte eléctrico terrestre

Trabajo colaborativo entre estudiante y profesor busca contribuir en el campo de la electromovilidad. Adjudicación de fondo del estado permitirá desarrollar la tecnología que será implementada en flotas de buses de energía eléctrica de nuestro país para su testeo.

Hace un par de años Nicolás Rojas, estudiante de Ingeniería en Ejecución Eléctrica con mención en Sistemas Eléctricos de Potencia comenzó a desarrollar proyectos innovadores con la expectativa de que algún día existiese la oportunidad de poder llevar sus ideas a la realidad. En agosto del presente año, una de sus iniciativas más recientes sobre electromovilidad le significó la adjudicación del fondo de Valorización de la Investigación en la Universidad (VIU) gracias al compromiso demostrado por el alumno y el apoyo recibido por sus mentores del Departamento de Eléctrica y el Centro E2TECH de la USACH.

El proyecto recién mencionado trata sobre un sistema de telemetría local y remota el cual permite maximizar la vida útil de las baterías del transporte eléctrico terrestre por medio de estrategias y algoritmos de asesoramiento que son brindados a los conductores de los buses para luego de manera análoga ser traspasados a un equipo de logística que se encarga de generar reportes operacionales y de monitoreo en tiempo real a la tecnología.

De acuerdo a lo comentado por Nicolás, quien también es Director Eléctrico de ESUS, equipo Solar de la Universidad de Santiago, esta iniciativa surgió producto de una segunda iteración de su memoria de pre grado la cual se basó en la telemetría del vehículo eléctrico solar Apolo IV. “Este sistema permite detectar en tiempo real mediante la red ethernet, todas las variables involucradas en el desplazamiento del vehículo con el fin de gestionar la energía y maximizar la autonomía”.

De esta manera, el objetivo de esta innovación, se enfoca en medir la vida útil de las baterías de litio que utilizan los transportes eléctricos de nuestro país, reciclando así estas en el momento indicado, cerciorándose de dar cumplimiento a la Ley de Responsabilidad Extendida de Productos establecida por la República de Chile. Lo que persigue la innovación es que estos elementos generadores de energía no pierdan su capacidad y puedan ser reutilizados en una siguiente instancia de manera adecuada.

“Si bien es rentable conducir en términos operacionales y de mantenimiento un vehículo eléctrico o un bus del transporte eléctrico, existe un problema con la vida útil de las baterías. Por mala gestión estas se deterioran en un 15 a un 20% de forma proporcional a su mal uso. Por lo que es de gran importancia tener un control inteligente de las mismas”, explica Nicolás, quien también agrega que “esta nueva tecnología genera rentabilidad económica en la inversión de vehículos y buses eléctricos ya que el recambio de baterías no será de forma prematura”.

Este proyecto se encuentra alineado a los avances y necesidades tecnológicas presentados por la industria y planteados por las autoridades medioambientales, quienes estiman que al 2050 el 100% de las flotas de buses del transporte público urbano serán eléctricos y el 40% de los vehículos particulares de la población también lo será.

“Mi motivación se enfocó en desarrollar alguna tecnología que tenga impacto favorable al medioambiente, facilitando que las baterías no paren en los vertederos y además se les dé un segundo uso. Además de los beneficios económicos que traerá esta tecnología”, agrega Nicolás.

Complemento usachino merecedor de reconocimientos

Detrás de la ideación y todo el esfuerzo desplegado por el estudiante de Ingeniería en Ejecución Eléctrica, existe un gran respaldo académico, profesional e investigativo de distintas entidades, programas e instancias de la universidad que han permitido que esta tecnología planteada sobre optimización y maximización de baterías eléctricas haya tomado fuerza y hoy pueda ser considerada como una realidad, encontrándose en su fase de desarrollo tecnológico.

Bajo esta premisa, el Dr. Felix Rojas, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Director del Centro E2TECH, junto a Esteban Decher, ingeniero del Departamento de Ingeniería Informática de la universidad, han sido pieza fundamental en el desarrollo y formulación del proyecto el cual recientemente recibió la suma de 30 millones de pesos por parte del Fondef VIU adjudicado por el estudiante.

 “El proceso de postulación al fondo del estado fue de bastante trabajoso. Destaco la gran motivación de Nicolás y el apoyo de nuestra Facultad de Ingeniería y el Equipo de Emprendimiento del Centro de Innovación, que fueron fundamentales en el proceso. Estos instrumentos internos de la universidad, en conjunto con el desarrollo experimental del alumno por medio del Centro E2TECH, fueron determinantes para formular una propuesta coherente como también para dar credibilidad a esta mostrando un prototipo funcional”, comenta el académico sobre el trabajo multidisciplinario presente en la iniciativa.

En este contexto, la colaboración del equipo de emprendimiento del Centro de Innovación se basó en brindar herramientas y asesorías especializadas que permitieran trabajar en la consolidación de los modelos de negocios del proyecto y la búsqueda de los beneficios de la tecnología e iteración del producto.

Mientras que el apoyo de empresas especializadas en tecnología y transportes eléctricos toman un rol protagónico en esta nueva etapa de implementación. “Hemos logrado contactar a las empresas Reborn, expertos en el diseño y construcción de buses eléctricos, y también a la empresa Nubest, expertos en el desarrollo de software, para que nos contribuyan en el desarrollo de la propuesta”, destaca el Dr. Rojas.

Como todos los años el Fondef VIU busca apoyar a iniciativas de I+D+i de los alumnos universitarios de pre y posgrado para que estos materialicen sus investigaciones en productos, negocios o empresas, basándose en los trabajos desarrollados por los estudiantes que hayan sido supervisados por profesores e investigadores asociados a los proyectos.

Actualmente, Nicolás Rojas, se encuentra participando con su emprendimiento tecnológico en la fase avanzada del concurso de emprendimientos de la universidad, Despega USACH, y recientemente fue reconocido como “mejor pitch” en marco del Cierre del Programa de Emprendimiento del Centro de Innovación.

Por: Cristian Contreras

Centro de Innovación hosteará Taller de postulación de competencia internacional de emprendimientos universitarios RedBull Basement

La actividad se desarrollará este jueves 8 de octubre a las 17:00 horas. Los interesados en el concurso, podrán contar con la colaboración de equipo de Vector en el proceso de formulación de sus postulaciones.

El Centro de Innovación a través de su Área de Emprendimiento te invitan a participar de una nueva convocatoria de emprendimiento universitario a través del taller” Presentación efectiva” de RedBull Basement.   Esta instancia, tiene por objetivo motivar a la comunidad estudiantil en la generación de innovaciones que vayan en directo apoyo a las problemáticas de la sociedad, y guiarla en su correcta postulación de sus proyectos de innovación.

La empresa Austriaca, Redbull, se encuentra desarrollando su tercera versión de la competencia y va dirigida para estudiantes universitarios que contengan ideas innovadoras dentro de sus casas de estudios con potencial para ser replicadas en otras universidades del mundo.

Bajo este contexto, José Herrera, Services Manager de NTT, reconocida empresa internacional de telecomunicaciones, y actuales colaboradores de Red Bull en esta convocatoria, desarrollará un taller que contendrá dentro de sus actividades sesiones de tips de presentaciones efectivas y trabajos de cómo captar atención y audiencias para temas tecnológicos. 

Por su parte, el Área de Emprendimiento del Centro de Innovación oficiará de anfitrión de esta nueva jornada de conocimientos la cual será desarrollada a través de la plataforma de videoconferencias Zoom este jueves 8 de octubre a las 17:00 horas. Así también, el equipo de trabajo, se pondrá a disposición de los interesados que quieran formar parte de esta competencia, colaborando con el proceso de formulación de sus postulaciones.

Para participar del taller debes registrarse en el botón del formulario que se encuentra al final de la publicación. Una vez completado el documento, te enviaremos el link de la exposición mediante correo electrónico, un día antes del evento.

Si tienes dudas sobre como postular y necesitas apoyo con tu proyecto nos puedes escribir directamente a vector@usach.cl   y con gusto responderemos tus inquietudes.

Los invitamos a revisar mayor información de la convocatoria en https://basement.redbull.com/es-cl

Acompañamiento, metodologías y personalización: La receta del Centro de Innovación para el despegue de sus emprendimientos

Estudiantes se vieron apoyados desde diversos prismas en sus iniciativas de innovación, las que se traducen en mejores definiciones de problema, análisis de competencia, modelos o ideas de negocio y postulación al Despecha USACH, entre otros.

A inicios de septiembre se dieron a conocer los nombres de las iniciativas que fueron preseleccionadas en el concurso de emprendimiento de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI), Despega USACH. De 95 proyectos que participaron en la convocatoria 30 fueron escogidos para pasar a la siguiente fase y 10 de ellos contaron con el apoyo del equipo de emprendimiento del Centro de Innovación, a través de su Programa de Emprendimiento.

Despega USACH continúa con su proceso que busca reconocer a los proyectos de innovación más atractivos en su fase temprana y avanzada. En una ceremonia online a través de la plataforma de Youtube, se dieron a conocer las iniciativas preseleccionadas a la siguiente fase del concurso la cual contempla el inicio de las mentorías y talleres especiales que están dirigidos para la formación de los equipos y el fortalecimiento de sus propuestas con miras a la etapa final.

Bajo este contexto, el Programa de Emprendimiento, fue participe en la postulación de distintos proyectos que se presentaron a la convocatoria y que fueron seleccionados en esta nueva versión. Los trabajos desarrollados con los emprendedores comenzaron desde la implementación del programa y también se realizó una jornada especial que fue dedicada a dar los lineamientos requeridos para una correcta inscripción a la convocatoria.

Para Yerko Ramírez, Coordinador de Comercialización y Emprendimiento del Centro de Innovación, el foco del equipo está en que, “los estudiantes de nuestra universidad sean partícipes activos del ecosistema de emprendimiento. Es así, que planteamos que nuestro objetivo principal es dar esta instancia de entrenamiento y aprendizaje. Pudimos apoyar y conocer a 14 equipos con diversos proyectos de emprendimiento, y con mucho gusto podemos contar que 10 fueron parte de los 30 preseleccionados, y esperamos que la mitad de ellos pueda ganar alguna de las dos fases de Despega”.

Dentro de la misma línea, y sumado a la colaboración otorgada en la postulación al concurso, el equipo de profesionales realiza labores de acompañamiento y seguimiento a cada uno de los proyectos apoyados en esta fase preliminar, brindando sus conocimientos en la orientación de aspectos referentes a la ideación, metodología y formulación de propuestas, ente otras cosas.

“El apoyo que les brindamos fue guiar sus pitch, plan de trabajo e iteraciones, y postulaciones a fondos concursables, realizando mentorías por parte del equipo o conectando a los estudiantes con emprendedores nacionales e internacionales, según las necesidades de cada proyecto”, agrega Ramírez.

Pese que este año se ha visto afectado por la actual pandemia provocada por el Coronavirus, el equipo de emprendimiento considera que esta modalidad online que se ha instaurado, ha permitido que muchas personas que tenían la incertidumbre de cómo ser parte de este tipo de instancias, se animaran a participar, corroborando que existe un gran número de miembros de la comunidad universitaria que están interesados en aprender sobre emprendimiento.

Bajo este nuevo formato, el equipo comenta que, “hemos podido corroborar que aumentamos la tasa de éxito de los equipos intervenidos, ya sea en postulaciones o en optimizar sus tiempos de validación de ideas, incluso en su avance, pues les brindamos un apoyo constante que va en directo beneficio a sus proyectos”.

Programa de Emprendimiento en el ecosistema USACH

Dentro del ecosistema USACH, el Programa de Emprendimiento se posiciona como un actor que tiene como objetivo fomentar el emprendimiento e instaurar su erudición dentro del entorno universitario, su público objetivo lo componen los estudiantes que comienzan el camino del emprendimiento.

Lo que busca el Programa es brindar el apoyo a los equipos de estudiantes en su primer acercamiento a la actividad, generar la cultura de emprendimiento, y entregar, mediante un programa de entrenamiento, conocimientos y herramientas que facilitan el proceso de iteración del modelo de negocio.

“Mediante la metodología del Programa de Emprendimiento buscamos que los equipos puedan mejorar la deseabilidad del proyecto iterando sus ajustes, problema/solución, y así sepan analizar los factores críticos de éxito e iterar sus ideas iniciales. En paralelo a esto, realizamos mentorías personalizadas, donde damos cuenta de sus avances y nos permite ir identificando a los mejores equipos. En esta fase, nuestra apuesta es por el estudiante, su equipo, su motivación y no tanto su idea”, concluye Walter Valdés, coordinador de Programa y Gestor de Emprendimiento del Centro de Innovación.

Los 10 equipos preseleccionados del Despega USACH apoyados por el área de emprendimiento del Centro fueron: Tres, UV Protek, Hilando, Tricolabs, Gelys, Conectatas, Lipos, Blossom, Telemetría en Tiempo Real y Ecobox.

Por: Cristian Contreras

Distintos tipos de pitch fueron vistos en la última sesión del Programa de Emprendimiento del Centro de Innovación

Este elemento de comunicación debe apelar a lo emocional, puede ser trabajado como una historia y tiene que mantener las cosas simples y entendibles para todo tipo de personas.

Tal como fue la dinámica semana a semana, el pasado miércoles 2 de septiembre se realizó el último de los talleres del Programa de Emprendimiento de la Pre Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR. La jornada reunió a los emprendedores de la Universidad de Santiago en torno a uno de los elementos de mayor relevancia a la hora de dar a conocer un proyecto de negocios, el Pitch.

El encargado de dar vida a esta sesión final fue Sebastián Cumsille, emprendedor del área de las ventas, negociador experto en rendimiento humano, con vasta experiencia en networking y gestión de equipos, y actual CCO de DMLABS.

El facilitador comenzó su presentación detallando que uno de los principales problemas del por qué la mayoría de las buenas ideas que intentan emprender terminan fracasando, se debe a la manera en cómo estas se comunican. “Actualmente el 70% de las buenas ideas no pueden vender o levantar fondos o conseguir colaboradores o socios importantes producto de este problema, porque no saben comunicar su proyecto, su innovación y/o solución”.  

De acuerdo a las palabras de Sebastián, un pitch es una forma de comunicación que varía entre los 12 segundos y los 12 minutos, en el cual se busca comunicar un problema presentando su solución, ya sea por medio de una presentación, conversación, o distintas herramientas comunicacionales. Estos elementos son utilizados para interesar a una contraparte sobre distintas finalidades presentes dentro de un proyecto de emprendimiento.

Un pitch puede ser implementado en distintas instancias o lugares dependiendo el contexto en el que uno se encuentre. Una conversación de pasillo, un ascensor, una presentación académica o una exposición de negocios, por nombrar algunos ejemplos, pueden ser el escenario correcto para exponer una idea a alguien y generar el grado de interés necesario que logré llamar su atención.

“El objetivo principal de un pitch, más que explicar la parte técnica de un proyecto, se basa en despertar ese sentimiento que haga que la persona que nos está escuchando, se movilice. Tenemos que ir a un enfoque más emocional, más sentimental. Conectar con esa gente. Despertar una emoción”, agrega el emprendedor.

Según lo presentado, el pitch debe apelar a lo emocional, puede ser narrado como una historia y tiene que mantener las cosas simples y entendibles para todo tipo de personas.

Tipos de Pitch

Son varios los tipos de pitch que existen y deben ser elaborados acorde al contexto y situación en el cual se presentará. La utilización de cada estilo, dependerá de las circunstancias en la que uno se encuentre, siendo recomendable, contar con distintas versiones de una misma exposición para poder ser implementado en diversos escenarios.

De esta manera, la cátedra contempló cinco estilos de pitch que revisten un  grado de importancia para poder preparar una presentación acorde a las necesidades que se van presentando en el camino de un emprendor: Twitt Pitch, Rocket Pitch, Pitch Deck, Elevator Pitch y Pitch de Ventas o Comercial.

El Twitt Pitch es una presentación concisa como la de un posteo de Twitter el cual puede ser representado en una frase de 140 caracteres o puede ser trabajado por medio de un posteo.   Este debe contener una oferta y una audiencia definida, tiene que resolver el problema expuesto y necesita contar con una “fórmula secreta”.

Por su parte, el Rocket Pitch, es utilizado por lo general para su presentación en concursos y aceleradoras, va desde el minuto hasta los tres minutos de extensión, teniendo que ser claro, preciso y cool. Este tipo de pitch debe contener una idea, un producto, un mercado, un negocio, un equipo, la tracción del trabajo y un plan del proyecto.

El Pitch Deck está enfocado hacia los inversores, contiene alrededor de 15 y16 etapas que se deben considerar, donde lo más importante son las imágenes que puedan hacer entender de mejor manera el texto dispuesto en una presentación. Este elemento puede ser trabajado por medio de un video o una presentación y su objetivo recae en hacer comprender a los inversionistas de qué se trata la idea, identificado su valor, el problema, la solución, su tracción y las necesidades que esta tiene.

El Elevator Pitch, se utiliza por lo general en el contexto de una competencia o en un encuentro casual. La idea de esta presentación, es que, en sencillos pasos, se pueda mostrar cuál es el problema, para así crear interés por parte de la contraparte, y de la misma manera, presentar la solución a esta dificultad.  El objetivo de este tipo de pitch es lograr una segunda reunión, enfocándose en generar una post interacción con el receptor al que nos dirigimos.

Por último, el Pitch de Ventas o Comercial, contempla elementos que buscan apelar a las emociones de las personas, tiene que ser narrado como una historia, presentar casos de éxito e introducir el llamado a la acción el cual permita hacer un seguimiento en la concreción de futuros acuerdos. Acá se recomienda tener en consideración a la persona a la cual se le va a exponer el proyecto y hacer un estudio previo de esta.

Esta fue la última de las 10 sesiones que contempló el Programa de Emprendimiento y el cual congregó a emprendedores de diversas nacionalidades con el objetivo de compartir sus experiencias personales dentro del área y brindar sus conocimientos con el ecosistema emprendedor de la Universidad de Santiago.

Por: Cristian Contreras

Taller de Emprendimiento trató sobre “Evaluación Financiera”

Establecer un orden sobre las distintas aristas que componen un proyecto de negocios se torna fundamental en la gestión administrativa y económica de una startup.

Sobre las evaluaciones financieras a considerar dentro de un emprendimiento se desarrolló la penúltima sesión del Programa de Emprendimiento de la Pre Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR. La jornada estuvo enfocada en guiar a los estudiantes en la etapa de gestión de un proyecto de mercado poniendo énfasis en la estructura económica de este.

Patricia Gómez emprendedora de México y CEO de Time+Plus, plataforma digital que busca validar herramientas de inclusión educativa, fue la encargada de llevar a cabo este nuevo taller el cual completa nueve de las diez sesiones programadas por el equipo de trabajo de VECTOR.

La profesional con formación en animación digital y especialización en efectos visuales, detalló la importancia de contar con una evaluación financiera dentro de la estructura económica de un proyecto de emprendimiento, destacando que “se debe gastar lo menos posible” dentro de las fases iniciales de un negocio.

“La evaluación financiera es una metodología de análisis. Tenemos que entender que nuestra estructura, es la estructura económica del proyecto y cómo vamos a financiarlo o no. Cómo vamos a tener nuestros balances y cómo vamos a mostrar resultados dentro de un ejercicio. Entonces, hay que analizar qué gastos necesitamos hacer y cuáles gastos no necesitamos hacer”, comenta Patricia.

Mantener un orden sobre las distintas aristas que componen una empresa se torna fundamental para que esta prospere.

Conceptos como gastos pasivos, gastos activos y liquidez fueron mencionados en la exposición, destacando este último como utilidades que genera la compañía, y las que, según la expositora, deben ser bien identificadas y administradas por quienes componen la organización, teniendo así la capacidad de gestionar estos dineros para así logar un control tanto en lo administrativo, como en lo económico.

“Es súper importante tener la línea clara de saber qué es mi dinero y cuál es el dinero de la empresa. Como recomendación, siempre manejen cuentas de bancos por separado. La cuenta bancaria del proyecto, y la personal, no tienen por qué combinarse. Manteniendo ambas separadas, logran evitar confusiones sobre el dónde se destinan estos recursos.”, agrega la emprendedora.

Es imprescindible gestionar correctamente los componentes que conforman una startup, es por eso que herramientas como Microsoft Excel, Luz y Evalpro, por nombrar algunas, se tornan fundamentales para llevar el orden y la claridad de un emprendimiento.  En este sentido, Patricia comenta que es necesario conocer bien qué es lo que requiere un proyecto de negocio y cómo segmentar de mejor manera los recursos monetarios de este.

Tópicos sobre recursos humanos, gastos operativos, gastos consumibles, gastos administrativos e inversión, entre otras cosas, son elementos que tienen que estar presente dentro de una iniciativa de negocio de estas características.

“Es cuestión de analizar en dónde estoy y a dónde quiero llegar. Siempre tener tu objetivo súper claro, y a partir de eso, tomar las decisiones de carácter económicas”, concluye la CEO Co Fundadora de Time+Plus”.

La última sesión del Programa de Emprendimiento tratará sobre “Killer Elevator Pitch” y será desarrollada por Sebastián Cumsille, negociador con experiencia en networking y gestión de equipos.

Por: Cristian Contreras