Los “Arquetipos de Clientes” fueron analizados en una nueva sesión del Programa de Emprendimiento del Centro de Innovación

La jornada fue liderada por Walter Valdés, publicista de la Universidad de Santiago. Esta es la segunda de 10 jornadas que ayudarán a los participantes a robustecer sus proyectos de innovación de base científica tecnológica. 

Una nueva sesión del Programa de Emrprendimiento desarrolló la Pre- Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR. Esta actividad tuvo como temática principal el “Arquetipo de Cliente” y contó con la participación activa de gran parte de los equipos de trabajo que de manera conjunta fueron resolviendo sus dudas con el expositor, a medida que se desarrollaba la cátedra. 

Este miércoles 8 de julio se llevó a cabo la segunda de las 10 jornadas que contempla el PE 2020. Esta nueva actividad, fue comandada por Walter Valdés, publicista de la Universidad de Santiago y gestor de emprendimiento del Centro de Innovación.  El profesional, se ha desempeñado en áreas de la comunicación y marketing, y actualmente realiza labores de apoyo y asesorías a estudiantes de la universidad impulsando sus proyectos de emprendimiento en la etapa de formación y postulación a fondos.

Al igual que la semana pasada, la actividad se desarrolló mediante la plataforma zoom y comenzó con un pequeño resumen de lo visto en la sesión de Segmentación de Mercado. Así también, la jornada contó con un pequeño recuento del camino recorrido por el facilitador dentro del área del emprendimiento, analizando sus casos de éxito y fracasos, y dando así, los lineamientos e inputs necesarios para tratar uno de los temas relevantes dentro del proceso de conformación de un negocio de mercado, el Arquetipo de Cliente.

Lo que busca esta apartado, es tener una representación semi-ficticia del consumidor final o prospecto construido en base a la información demográfica, comportamiento, necesidades y motivaciones del sujeto. Para identificar estos parámetros, esta información puede ser recopilada a través fuentes primarias y secundarias, las que varían en el contenido según la necesidad y precisión que un negocio requiera.

“Las fuentes primarias son aquellas que revelan datos nuevos, ya sea investigaciones de carácter científico o de carácter más editorial y siempre rondan la información más reciente. Mientras que las secundarias son todas las que se nutren de las recién mencionadas para generar diferentes fuentes de información, ya sea una noticia un artículo de opinión u otro tipo de cosas”, comenta Valdés, detallando la diferencia entre ambos elementos de recopilación de datos.

Dentro de la definición y caracterización del tema, el expositor destaca la importancia de diferenciar entre Arquetipo y el Estereotipo, donde el primero se debe tomar como un reflejo de datos reales de un grupo de personas, mientras que el segundo trata de una muestra sesgada, que se aleja de la realidad y que responde más a las aspiraciones.

Una de las metodologías ocupadas y recomendadas por el facilitador para la construcción de un ejemplar,  es el Buyer Persona, matriz que permite profundizar en el arquetipo del cliente y “ponernos en los zapatos de este”, haciendo un análisis y descripción de la manera más detallada posible, utilizando variables que consideran habilidades, necesidad, experiencia ideal, personalidad, intereses, conocimientos tecnológicos, dolores, afinidad con marca y el por qué el público compraría o usaría nuestro producto.

A modo de conclusión, Walter destacó que un arquetipo es importante, porque “nos entrega el conocimiento del cliente. Debemos entender a la perfección o lo mejor posible a esta persona en cuanto a sus necesidades, sentimientos y percepciones. Todo este trabajo que nosotros levantemos es orientado a nuestra validación y al conocimiento de nuestro público objetivo, quienes serán los que requieran de nuestros productos o servicios trabajados”.

La próxima sesión del Programa de Emprendimiento contará con la participación de Yerko Ramírez, coordinador de comercialización y emprendimiento tecnológico del Centro de Innovación, y tratará sobre el “Diseño del Problema”. La actividad se llevará a cabo con los participantes del Programa el próximo miércoles 15 de julio a las 18:30 hrs. ,  mediante videoconferencia.

Por: Cristian Contreras

Se dio inicio al Programa de Emprendimiento del Centro de Innovación con exposición sobre la «Segmentación de Mercado»

La primera sesión fue llevada a cabo por Esteban Peñaloza, publicista de la Universidad de Santiago de Chile, especialista en planificación comercial en medios.

Con la participación de 73 equipos, este miércoles primero de julio, se dio inicio al Programa de Emprendimiento de la Pre-Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR. La actividad estuvo marcada por el comienzo de las sesiones de trabajo las que consideraron como primera temática la “Segmentación de Mercado”, herramienta fundamental para desarrollar los cimientos de un proyecto de mercado.

Walter Valdés, Gestor de Emprendimiento de VECTOR, dio el “punta pie inicial” a la actividad, recibiendo a los equipos participantes y realizando una breve introducción sobre la materia correspondiente de la jornada. Previo al comienzo de la exposición, se detalló una vez más la metodología de trabajo de esta versión del Programa, la que semana a semana, tendrá un tópico distinto a trabajar dentro de su planificación.

La catedra de esta primera sesión estuvo a cargo de Esteban Peñaloza, publicista formado en la Universidad de Santiago de Chile, perteneciente al Colectivo Guau. El profesional, especialista en planificación comercial en medios, realizó una presentación que incluyó los conceptos básicos para entender la segmentación de mercado, y la importancia que este capítulo simboliza dentro de la conformación de un proyecto de emprendimiento.

Por medio de ejemplos y a modo de sugerencia, el facilitador invitó a los participantes a realizar un trabajo conceptual con sus emprendimientos o ideas de estos, motivándolos a desarrollar un ejercicio que los ayude a diferenciarse y darle un valor agregado a sus proyectos, identificando y analizando las proyecciones de factibilidad de estos, en el mercado.

Dentro de la mecánica, se llevó a cabo una metodología para poder realizar una definición acertada sobre los emprendimientos de cada participante, esta requiere del conocimiento concreto del producto o servicio a tratar, la identificación del público para el que está dirigido, saber dónde se llevará a cabo este proyecto y el cómo se ganará dinero con esta iniciativa.

“La idea de la segmentación de mercado es agrupar a los consumidores por sus afinidades, separarlos por sus diferencias, ver lo que consumen, identificar dónde están, entre otras cosas. Todo esto con el fin de generar una comunicación y propuesta comercial ad hoc para cada uno de ellos, donde el grado de segmentación, dependerá de qué presupuesto se maneja y de qué tan especializado es el producto para nuestros consumidores” comenta Esteban.

Como punto fuerte, el especialista destacó algunos de los factores claves a considerar a la hora de segmentar un mercado, los que tiene que ver con parámetros de medición, accesibilidad, sustancialidad y accionabilidad. Así también, se vieron variables existentes dentro de la segmentación como lo son la geografía, demografía, variantes psicográficas y de comportamiento.

Una vez concluida la sesión, el equipo de VECTOR dio acceso a los participantes a un grupo de Teams, en donde los emprendedores encontraran material complementario y herramientas especiales para aplicar en sus proyectos, luego de cada jornada.

La próxima sesión del Programa de Emprendimiento tratará sobre el “Arquetipo del Cliente” y se llevará a cabo el próximo miércoles 8 de julio, contando con la participación de otro facilitador especialista en el tema.

Por: Cristian Contreras

Exitoso webinar de emprendimiento desarrolló la Pre-Incubadora de Negocios del Centro de Innovación VECTOR

Reconocidos profesionales del área dieron a conocer sus casos de éxito con sus respectivas compañías. Las charlas de inspiración se enmarcan en el Programa de Emprendimiento 2020 el cual fue dado a conocer de manera oficial en esta jornada de conocimientos.

Una interesante jornada se vivió el martes 16 de junio en el webinar “Historias de Emprendimiento” organizado por la Pre-Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR. La cita, contó con la exposición de dos destacados emprendedores a nivel nacional e internacional y con la presentación del Programa de Emprendimiento 2020, detallándose las metodologías y sistemas de trabajo de esta nueva versión.

Mario Mora, Fundador de First Job, y Nick Hayward, CEO y Co Founder de The Sonar Company, fueron los conferencistas invitados a esta charla inspiracional que reunió al ecosistema emprendedor de la Universidad de Santiago de Chile a través de la plataforma de ZOOM y Facebook Live. Los expositores, estuvieron durante casi dos horas conversando acerca de sus emprendimientos, detallando los inicios de estos y el camino recorrido para lograr el éxito.

De la mano del equipo de trabajo VECTOR, conformado por Yerko Ramírez, Coordinador de Comercialización y Emprendimiento Tecnológico, Diego San Martin y Walter Valdés, Gestores de Emprendimiento, la actividad comenzó a las 19:00 horas en punto, como estaba programado,  acá, los profesionales, se encargaron de dar la bienvenida a los participantes del webinar y realizar la presentación formal del Programa de Emprendimiento 2020,  que comenzó  con su fase de postulaciones el pasado lunes 8 de junio. 

FirstJob

La primera presentación de la jornada estuvo a cargo de Mario Mora, Ingeniero Comercial de profesión quien contó su historia en FirstJob, emprendimiento nacional que desde 2013 a la fecha factura sobre un millón de dólares, y que, a través de su plataforma, ha permitido “mejorar la calidad de vida a los jóvenes a través del trabajo y de su experiencia en las organizaciones “, según palabras de su fundador.

First Job, es una plataforma dedicada a conectar a profesionales recién formados con empresas de distintos sectores productivos. La iniciativa, nació en 2012 con una inversión inicial de 80 mil pesos, y gracias al interés demostrado por la juventud profesional y distintas compañías, logró obtener tres grandes clientes como lo son Arauco, Cencosud y Caja Los Héroes, aliados que resultaron ser fundamentales para la recaudación del dinero ocupado como capital semilla dentro de la conformación del emprendimiento.

Sobre el inicio de la plataforma, Mario, comentó cómo pudo identificar una oportunidad de negocio dentro de su periodo universitario. “Yo fui coordinador por tres años de la Feria laboral de mi universidad y me di cuenta que haciendo esta feria, las empresas iban, pero era una vez al año, entonces no era suficiente para que los estudiantes consiguieran su primer empleo. Los jóvenes no utilizaban los canales tradicionales de búsqueda de empleo, pasaron los años me di cuenta bastante bien de la necesidad de los jóvenes y se nos ocurrió lanzar esta plataforma”.

“Nosotros queremos proveer data valiosa a las empresas para que mejoren la conexión con los jóvenes profesionales, lo que permitirá reducir los costos de contratación y mejorar la marca empleadora”, dice Mora, dándole un análisis acabado al objetivo que hoy tiene la compañía, la cual ya cuenta con ocho años en el mercado y con más de 500 clientes a la fecha.

Actualmente First Job tiene operaciones en Chile, Perú, Argentina y México, por solo nombrar algunos de los países de Latinoamérica en los que se encuentra. Sus pretensiones para estos años están en continuar expandiéndose a nivel mundial, acercando cada vez más esta plataforma a las compañías y a los futuros profesionales del mundo.

The Sonar Company

La segunda presentación de la jornada vino por parte de Nick Hayward, el profesional, que es oriundo de Canadá y criado en Costa Rica, se identificó como un emprendedor de nacimiento, asegurando que, desde temprana edad, ya sabía a lo que quería dedicarse en el futuro. “Desde los nueve años siempre quise ser emprendedor. Siempre me dije yo quiero tener mi propia compañía”.

A diferencia de la primera historia de emprendimiento, los inicios de Nick fueron más autodidactas, si bien alcanzó a estar un periodo corto en la universidad, su formación directa para llegar a cumplir con su objetivo profesional, vino por parte de herramientas disponibles en internet y otras plataformas. De esta manera fue adquiriendo los conocimientos necesarios para poder dar el impulso necesario a su emprendimiento.

“A los 22 años comencé con la creación de una plataforma de deportes de fantasía en Costa Rica, aspirando a que fuese reconocida a nivel latinoamericano. En este periodo, aprendí a codificar, a crear la plataforma y a hacer marketing, lo que fue un empujón gigantesco, pero a la vez dificilísimo por temas de dinero”, comenta Hayward.

The Sonar Company es una plataforma tecnológica que instaura una nueva forma de comunicación, “utilizamos una tecnología patentada, que consiste en tonos de alta frecuencia que activan acciones y entregan contenido a teléfonos celulares con nuestro software”, señala Nick. A través de Sonar Sports, Safe Wave, Sonar Outreach y Sonar Cast, la empresa cuenta con cuatro áreas de trabajo dedicados al deporte, seguridad, comunidad y entretención, respectivamente.

Según las palabras de su co-fundador, la compañía ha levantado en los últimos 12 meses 1.8 millones de dólares, teniendo una valoración en el mercado de 76 millones y facturado a la fecha cerca de 1.6 millones de dólares.

Concluyendo la actividad, los invitados hicieron el llamado a los estudiantes de participar en este tipo de iniciativas, ya que desarrollar sus proyectos en el período universitario, es el espacio y tiempo ideal para realizar un emprendimiento.

Por su parte, Yerko Ramírez, agregó que formar parte del Programa de Emprendimiento 2020   sirve a los estudiantes para que puedan mejorar sus ideas tecnológicas ampliando así sus probabilidades de éxito para iniciativas de la universidad como el Despega USACH en su fase temprana y avanzada. Los ganadores de esta convocatoria son premiados con un viaje a Estados Unidos para poder capacitarse en la Aceleradora de Negocios de Velocity Texas.

Este fue el primer webinar del año organizado por el equipo de VECTOR y se espera que a futuro se sumen más historias que incentiven y apoyen la participación de los alumnos en este camino de la innovación y emprendimiento de base científica-tecnológica.

Programa de Emprendimiento 2020

El Programa de Emprendimiento del Centro de Innovación tiene el objetivo de trabajar ideas innovadoras y tecnológicas desde su fase inicial, mejorando así la conceptualización de estas, y entregando los lineamientos necesarios para poder hacer de proyectos de etapa temprana algo concreto que derive en la creación de negocios con alto potencial.

Su inicio está programado para el miércoles 1 de julio y se extenderá hasta el 2 de septiembre, según su planificación. La convocatoria está abierta para todos los alumnos, alumnas de pre y postgrado y recién egresados de la USACH que cuenten con un proyecto o idea de base científica tecnológica.

La actividad, es de carácter extracurricular, por lo que no es necesario contar con créditos académicos, ni está ligado a una asignatura en particular. “No se rige por el calendario estudiantil que maneja la universidad, esta instancia, más bien, apela a la motivación intrínseca de los alumnos y su vocación por seguir adquiriendo conocimientos en el área de la innovación y emprendimiento”, comenta Walter Valdés, encargado de esta nueva versión del programa.

“Nosotros estamos para apoyar el inicio de los estudiantes en este camino emprendedor, entregándoles todos los conocimientos, mentorías y respaldo necesario para que puedan comprender cómo funciona el emprendimiento, hacia donde pueden acceder o qué oportunidades existen en este desafío”, agrega Walter.

Este año, debido a la presente situación sanitaria, la modalidad del programa será de manera remota, por lo que los equipos participantes se reunirán con los profesionales de VECTOR mediante videoconferencia, modificando el sistema de trabajo de años anteriores, pero manteniendo su rigurosidad y compromiso con cada uno de los participantes de la iniciativa.

El programa se desarrollará en 10 sesiones, una cada semana, estas contemplan la entrega de bibliografía, el apoyo de un facilitador (emprendedor del ecosistema), que hará una presentación introductoria en cada reunión, y un trabajo práctico que está dedicado para implementar los conocimientos adquiridos dentro de cada jornada en los proyectos personales.

Las estructuraciones de estas jornadas consideran las siguientes temáticas: Segmentación de Mercado, Arquetipo de Cliente, Diseño del Problema, Cálculo Tamaño de Mercado, Conformación de Equipos para Startups, Diseño Propuesta de Valor, Análisis de la Competencia, Modelo de Negocios, Evaluaciones Financieras y Killer Elevator Pitch.

“Los estudiantes podrán acceder a distintas herramientas adicionales como videos, textos e instructivos sobre emprendimiento, para que puedan llegar preparados y se interioricen de las temáticas a tratar en nuestras sesiones”, complementan desde VECTOR.

A la fecha, son más de 60 las iniciativas interesadas en participar del Programa de Emprendimiento 2020. Las postulaciones terminan el próximo 30 de junio y se espera la incorporación de más alumnos y alumnas que cuenten con motivación por emprender.

Por: Cristian Contreras

Académicos de Metalurgia obtienen aprobación de spinoff dedicado al monitoreo y optimización en tiempo real de procesos de flotación de minerales

La tecnología ya ha sido probada en distintas faenas mineras del país y pretende ser un elemento fundamental en la optimización de métodos productivos dentro del sector. Esta iniciativa forma parte de los equipos participantes de la Pre-Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR.

Una novedosa manera de llevar el control de los procesos de flotación de la industria minera desarrollaron académicos del Departamento de Metalurgia de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago, a través del spinoff denominado, U-Sensing. Esta iniciativa fue presentada ante la comisión evaluadora de la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) de la Vicerrectoría de Investigación Desarrollo e Innovación (VRIDEI), resultando satisfactoriamente aprobada por las autoridades de la USACH.

Los doctores, Miguel Maldonado y Alfredo Artigas, son los propulsores de este nuevo emprendimiento de base científica tecnológica que permite implementar sensores para la optimización y monitoreo en tiempo real de los procesos de flotación presentes en el sector minero.

“La creación de este spinoff surge de manera natural, siendo el resultado de los proyectos de investigación aplicada que se llevaron a cabo en el Laboratorio de Flotación de la USACH, que he liderado los últimos 7 años. A esto, se suma el interés demostrado por distintas empresas del sector minero, las que, con sus requerimientos y solicitudes en el área, fueron acelerando el proceso de conformación de este emprendimiento”, comenta el Dr. Maldonado.

La oficialización de este trabajo permite a los profesionales generar un impacto en la industria minera y significa el comienzo de la consolidación de este emprendimiento que busca escalar dentro del mercado nacional. “La aprobación por parte de la VRIDEI para la creación del spinoff es el primer paso para la comercialización de las tecnologías desarrolladas y nos invita a enfrentar el desafío de transferir tecnologías de la USACH a la industria nacional e internacional”, señala el Dr. Artigas.

Los criterios utilizados por la DGT para la confección de iniciativas tecnologías desarrolladas en la universidad, contemplan parámetros de viabilidad técnica, económica y financiera. Dentro de estos miramientos, está el uso de infraestructura de la universidad, la capacidad profesional y de gestión de cada emprendimiento, y el potencial comercial de las iniciativas desarrolladas en la casa de estudios, entre otras cosas.

La aceptación de la solicitud por parte de la Dirección Tecnológica de la VRIDEI, es el paso inicial para la creación de un spinoff. Esta etapa, representa la última fase para que trabajos de innovación especializada puedan ser considerados como una empresa de base científica tecnológica (EBCT) que permita comercializar patentes de invención desarrolladas dentro de la Universidad.

Por su parte, el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, reconoce el trabajo realizado por los académicos en la creación de esta propuesta de valor, y las ventajas que este sistema tiene para la mejora de procesos productivos dentro de la minería nacional.

“Tanto el Dr. Maldonado como el Dr. Artigas, tienen un alto reconocimiento en el mundo minero, por lo cual no me cabe duda que este proyecto lo verán con mucho interés más que nada por el control en tiempo real de los procesos de flotación. La actividad minera requiere de métodos y sistemas que permitan optimizar cada vez más sus técnicas, tanto para aumentar sus ingresos, como para proteger también el recurso humano, que es de suma importancia en el sector minero”, destaca la autoridad.

U-Sensing, forma parte de los spinoff que participan de los trabajos de la Pre-Incubadora de Negocios del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, VECTOR. Su paso por el Programa de Aceleración le ha permitido a la iniciativa contar con lineamientos estratégicos en la conformación y elaboración de un plan de negocios, facilitando su divulgación y la transferencia de las tecnologías   al ecosistema de la USACH y a la industria minera nacional.

“Nuestro programa VECTOR también ha puesto un grano de arena importante para poder consolidar esta importante iniciativa”, agrega Espinoza.

Sensores en tiempo real

U-Sensing es un sistema de medición que consiste en la creación de sensores desarrollados para poder ser utilizados en los procesos de flotación de la industria minera, estos sensores se sumergen y proporcionan información en tiempo real sobre las condiciones hidrodinámicas debajo de la espuma que producen las máquinas de flotación.  Los trabajos tecnológicos hasta el momento abarcan las mediciones de concentración de aire y de concentración de sólidos o densidad de pulpa mineral.

“La flotación es el principal proceso de concentración de minerales sulfurados. Hoy en día más del 70% de la producción de cobre nacional se obtiene como concentrado utilizando el proceso de flotación. Según proyecciones de Cochilco la importancia de este proceso será aún mayor durante los años que siguen, estimándose que para el 2029 cerca del 89% del cobre nacional se obtenga como concentrado” comentan los creadores del spinoff que ven estas cifras como una oportunidad dentro de la industria.

Si bien existen más dispositivos que se encargan de realizar monitoreos en los procesos de flotación, esta tecnología se diferencia de las demás al llevar una medición en tiempo real, lo que permite habilitar sistemas de control y optimización para la toma de una decisión en tiempo real, lo que significa un gran aporte en la reducción de la variabilidad del proceso en torno a un punto de operación óptimo.

Actualmente, la empresa se encuentra en conversaciones con compañías de la gran minería para evaluar la tecnología en sus distintas operaciones. Por el momento, U-Sensing, mantiene conversaciones avanzadas con Minera Los Pelambres quienes han demostrado su interés por este emprendimiento. “Para nosotros, Los Pelambres es una empresa clave ya que nos han permitido evaluar las tecnologías en sus operaciones y además nos apoya en un proyecto FONDEF actualmente activo”, comentan desde la interna.

A corto plazo, la iniciativa pretende conformar un equipo de trabajo para la prospección de la tecnología en plantas concentradoras (early adopters), los que estarán dedicados a la búsqueda en la determinación de impacto de las tecnologías en el negocio minero. “Una vez consolidados, el siguiente paso será escalar y abarcar operaciones mineras en países importantes dentro del sector como por ejemplo Perú”, finalizan desde la organización.

Durante estas semanas, los profesionales evaluarán la postulación a los fondos de apoyo del Ministerio de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación y Corfo con su nuevo programa para emprendimientos de base científica tecnológica, Startup Ciencia.

Por: Cristian Contreras

PE 2020: Historias de Emprendimiento

En marco del “Programa de Emprendimiento 2020”, la Pre-Incubadora del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, ha preparado dos presentaciones bajo el nombre “Historias de Emprendimiento”. Las exposiciones serán llevadas a cabo por reconocidos emprendedores a nivel nacional e internacional del área de la innovación y tecnología.  

Las presentaciones harán referencia a los casos personales de ambos participantes y su camino recorrido por el sendero del emprendimiento, quienes nos contarán sobre sus desafíos y obstáculos dentro de su formación como emprendedores, dándonos los inputs necesarios para poder generar ideas innovadoras que puedan ser llevadas a la realidad.

El objetivo de este webinar de inspiración es acercar a la comunidad USACH al mundo del emprendimiento y motivarlos a participar con sus ideas innovadoras con base científica y tecnológica en el Programa de Emprendimiento 2020 que comienza este primero de julio.

Acerca de los expositores:

Mario Mora: Ingeniero Comercial de la Universidad Federico Santa María, Fundador de FirstJob, empresa que conecta a jóvenes profesionales con las mejores empresas del mercado para trabajar.  La compañía ha sido premiada como una de las 10 empresas más innovadoras de América Latina, por la revista Fast Company en 2016.

Actualmente, apoyan a más de 500 empresas a mejorar su marca empleadora en 13 países de Latinoamérica.

Nick Hayward:  Emprendedor con 15 años de experiencia en la industria de las tecnologías desarrolladas alrededor de cuatro países del mundo. CEO y Co Founder de The Sonar Company, plataforma tecnológica B2B que permite que los equipos deportivos interactúen mejor con sus fanáticos mientras brinda a sus patrocinadores mucha más visibilidad.

Las presentaciones se realizarán el próximo martes 16 de junio desde las 19:00 hrs. a través de la plataforma de streaming Zoom.

Para participar deberás completar el formulario de registro que se encuentra en el siguiente enlace https://pe2020.typeform.com/to/zBatT2  y te enviaremos el ID y contraseña de la videoconferencia.

Para más información puedes contactarte con el equipo de Vector a través del correo vector@usach.cl indicando en el asunto: PE: Historias de Emprendimiento Vector.

Por: Cristian Contreras

Redciclach

Innovación con base tecnológica USACH es reconocida por los Premios Latinoamérica Verde 2020

El emprendimiento fue galardonado con el puesto N°24 de la categoría “Ciudades Sostenibles” y quedo rankeado en la posición 201 de los 500 proyectos verdes que fueron distinguidos por la organización.

Un nuevo reconocimiento a nivel internacional recibió el emprendimiento con orígenes usachinos, Redciclach. La organización, fue galardonada entre más de 2500 iniciativas de sustentabilidad a lo largo de Latinoamérica, reafirmando su trabajo y compromiso con el medioambiente.

En el mes de mayo se dieron a conocer los ganadores de los Premios Latinoamérica Verde, una organización que año a año se encarga de premiar a distintas iniciativas de la región que se encuentran en estrecho vínculo con el medioambiente y la sustentabilidad, mediante 10 categorías que van alineadas a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

Bajo este marco, Redciclach, con su sistema de contenedores inteligentes de residuos de aluminios y plásticos, consiguió ser reconocido con el lugar N° 24 de Latinoamérica, en la categoría “Ciudades Sostenibles”, y obtuvo la posición 201, del ranking general.  Este premio, viene a consolidar los trabajos realizados por el grupo de emprendedores y los pone en la vitrina de las iniciativas más atractivas de carácter tecnológico medioambiental de la Región.

Roberto Peña, Co Fundador y Director de Tecnología de Redciclach, destaca las labores realizadas por el grupo de trabajo que han permitido conseguir este tipo de distinciones, y el rol protagónico que ha tenido la Universidad de Santiago dentro de este emprendimiento innovador.  “El reconocimiento es el resultado de mucho esfuerzo y de recorrer un largo camino, de creer y no bajar los brazos, motivados por la pasión y el amor a lo que hacemos. Redciclach nace en la USACH y está compuesto por un equipo 100% usachino. Por lo tanto, nuestra casa de estudios ha sido fundamental dentro de todo el desarrollo del proyecto. El reconocimiento de estar entre los mejores de América Latina también es para la Universidad”.

Esta nueva distinción, le ha permitido a Redciclach abrir sus fronteras y generar una mayor visibilidad a nivel internacional, viéndose reflejado en las distintas redes de contactos generadas, tras la obtención del premio. “Gracias a este reconocimiento, personas de Ecuador y Argentina se han interesado en Redciclach y ya estamos en conversaciones para ver vías de colaboración y expansión”, comenta Peña entusiasmado sobre posibles nuevas líneas de negocios a explorar.

Además de esta distinción, Redciclach fue ganador del programa de innovación abierta de la Facultad de Ingeniería, Lions Up. También, participó del concurso de emprendimientos Despega USACH, donde se adjudicó el primer lugar de la fase temprana y avanzada de la competencia, reconocimiento que les permitió ser parte de una pasantía en Estados Unidos con la aceleradora de negocios Velocity TX, de la Texas Research & Tech Foundation.

Contenedores inteligentes de residuos

Redciclach, es un innovador sistema de almacenamiento de aluminios y plásticos que ofrece una nueva experiencia de reutilizamiento de los residuos basados en la tecnología. Este mecanismo es materializado a través un contenedor inteligente que genera datos permanentes de reciclaje para cada desecho depositado en este.

“La capacidad del contenedor es monitoreado online para su funcionamiento permanente, así evitando que este se convierta en un punto sucio. Se generan información de cada residuo captado, permitiendo obtener datos y estadísticas relevantes para crear campañas de reciclaje focalizadas, gestionar una ruta de retiro más eficiente para recicladores, hacer estimaciones de demanda, mapas de calor, entre otras cosas”, comenta su Co fundador.

Mediante esta tecnología, las personas pueden ir midiendo a través de una aplicación la cantidad de residuos dentro del contenedor, permitiéndoles también, poder recuperar el valor de los residuos que reciclan o traspasar este dinero a alguna fundación a través de la vinculación del dispositivo con su respectivo entorno.

Los contenedores inteligentes de Redciclach se pueden encontrar en edificios residenciales, donde la recuperación del valor de los residuos se pueden ver traducidos   en  la compensación del servicio y abono a los gastos comunes de estos; en recintos educacionales, dando la posibilidad de que lo reciclado vaya destinado las cuotas de los cursos, o a la plantación de un árbol, mediante la asociación existente con fundaciones del país;  y en entornos empresariales, fortaleciendo la Responsabilidad Social, y  ofreciendo la capacidad de cumplimiento de metas  acorde a la ley que fomenta el reciclaje, Responsabilidad Extendida del Productor (REP).

Por: Cristian Contreras

SIMET

Laboratorio SIMET de la USACH consigue certificación otorgada por el MINVU que les permite validar aceros de uso estructural

El recinto de investigación presta servicios de análisis de materiales a distintas entidades del sector minero, metalmecánico, maestranzas, construcción, energía, alimenticio y forestal, entre otras industrias económicas.  La validación fue recibida el 4 de mayo y tiene una duración de dos años.

Una nueva certificación consiguió el laboratorio de Servicios de Ingeniería Metalúrgica y Materiales (SIMET) del Departamento de Metalurgia de la Facultad de Ingeniería, mecanismo diferenciador que los posiciona como uno de los tres recintos especializados que pueden legitimar aceros de uso estructural para su implementación en Chile. Esta validación, responde a los estándares necesarios requeridos por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), entidad que emite este tipo de autorización.

Para el Dr. Alfredo Artigas, Director del SIMET y Académico de Departamento de Metalurgia de la USACH, esta certificación significa un gran avance y aporte para los trabajos del laboratorio, los que se pueden ver reflejados en la internacionalización de sus trabajos. “Con esta certificación, el laboratorio puede autenticar aceros de uso estructural validados por el MINVU, esto equivale a un potencial de certificación muy grande, que por el momento es difícil de dimensionar.  Se nos abre la posibilidad de certificar en el extranjero aceros que serán destinados al mercado nacional”.

De esta manera, el SIMET pasa a ser parte del registro oficial de laboratorios de control técnico de calidad de construcción en el área de aceros estructurales, junto al laboratorio de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales, IDIEM, de la Universidad de Chile, y al Departamento de Ingeniería y Gestión de la Construcción, DICTUC, de la Pontificia Universidad Católica.  El periodo de certificación otorgado por el ministerio dura hasta el 2022.

El Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, comenta que “esta validación viene a reconocer el trabajo que realiza el SIMET desde sus inicios, permitiendo que este laboratorio sea un referente nacional en la certificación por ejemplo en el tipo y uso de aceros que se podrán utilizar en construcciones con el fin de que estas sean más seguras para las personas y las actividades que en estas se desarrollen”.

“El estar reconocidos a través de una norma de carácter nacional o internacional, es un sello de garantía para los usuarios y demandantes en el sentido de que el informe emitido por este laboratorio tiene una garantía en términos de su calidad técnica, la cual es reconocida en el ambiente profesional nacional y por supuesto implica inmediatamente una diferenciación en el mercado con respecto a otros laboratorios que no lo están” agrega la autoridad.

Los requisitos considerados para conseguir esta certificación del MINVU contemplaron una previa certificación, acorde al área de especialización, de la norma NCh/ISO 17025, la que es otorgada por el Instituto Nacional de Normalización, INN, y que toma en cuenta la normativa ISO 9000 con sus caracteres técnicos que son de primera necesidad para poder acreditar el correcto funcionamiento de laboratorios que realizan actividades de calibración y ensayo.

Sobre el laboratorio SIMET

El laboratorio SIMET se ha transformado en el lugar propicio para que alumnos, investigadores de la Universidad y representantes del sector público y privado, realicen sus trabajos de análisis de materiales de minería, metalmecánica y fundiciones, entre otras cosas. De esta manera, parte importante de sus actividades, se distribuyen en procesos que requieran de un análisis de fallas, de desarrollo de productos, y de ingeniería inversa.

Desde sus inicios, en 1998, estos campos de trabajo han ido creciendo de manera exponencial, por lo que a través de los años se volvió necesario conformar un centro que cumpla con las exigencias y competencias requeridas a nivel mundial para este tipo de recintos. Es así como desde el 2014 el SIMET cuenta con su respectiva acreditación NCh/IOS 17025, reconocimiento que lo transforma en un actor confiable y reconocido a nivel nacional e internacional.

“SIMET- USACH tiene un rol fundamental en el apoyo a la docencia, prestando servicios de laboratorios a cerca de 10 asignaturas de pregrado, apoyo al posgrado y fuertemente la investigación del Departamento de Metalurgia, debido a sus aportes invertidos en varios equipos de última generación con los que cuenta el laboratorio”, agrega el Director.

Hoy el laboratorio cuenta con una cartera de clientes que supera las 1000 empresas, creando un estrecho vínculo entre los estudiantes y compañías externas, las que se traducen en distintos elementos desarrollados en el recinto como lo son las tesis de muchos de los alumnos de la universidad. De esta manera, parte de los resultados demostrados por el SIMET son relacionados con el aporte brindado por los jóvenes. “A lo largo de los años hemos recomendado a decenas de nuestros estudiantes que están trabajando con nuestros clientes y muchos de ellos ya son directamente nuestro contacto con la empresa”, concluye el Dr. Alfredo Artigas.

Por: Cristian Contreras

COVID-19: Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería desarrolla nuevo prototipo de visera

El protector facial fue el resultado de distintas pruebas desarrolladas al interior de este espacio creativo, donde se logró dar con un modelo que brindara una mayor contención y simplificación en lo que respecta la elaboración de este accesorio.

Continuando con los trabajos ligados a los desafíos del Coronavirus a nivel país, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Chile, desarrolló un nuevo modelo de protector facial que va dirigido a la contención y el cuidado de esta emergencia sanitaria. Estos insumos están pensados para que el personal del área de la salud y quienes se encuentran realizando labores desde la “primera línea” puedan desenvolverse de una manera segura y no corran el riesgo de contraer el virus.

En base a archivos de protectores faciales de libre acceso, encargados del Laboratorio del Centro de Innovación, confeccionaron un nuevo modelo de visera que se suma a los diseños ya realizados por distintos grupos de makers a lo largo del país. El trabajo, fue el resultado de distintas pruebas desarrolladas al interior de este espacio creativo, logrando brindar una mayor contención y una simplificación en lo que respecta la elaboración de este accesorio.

Para el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, este tipo de iniciativas que viene desarrollando la USACH, no hace más que demostrar los valores con los que cuenta la institución educacional y resaltar su espíritu colaborativo en este tipo de situaciones. “Nuestra Universidad tiene desde sus orígenes un sello social muy importante y por supuesto que iniciativas de este tipo, de apoyo a la sociedad chilena y a nuestros compatriotas, están en la línea de lo que en la Universidad y la Facultad queremos internalizar para nuestros estudiantes”.

“Sin duda alguna la creación de este prototipo de visera protectora, será un aporte importante en la protección de la salud de las personas y en particular para todo el personal que trabaja en estos momentos cuidando a los pacientes de COVID-19, y quienes se desenvuelven de alguna u otra manera con este virus”, agrega la autoridad.

Detalles de la visera

A diferencia de los planos ya existentes, el prototipo de visera, confeccionado por el Centro, está diseñado para que este sea elaborado de manera más rápida y a una mayor escala. Los materiales utilizados en este trabajo están desarrollados en base a una lámina de 760 x 450 mm de mica transparente, insumo que resiste la elaboración completa de un escudo protector facial, contando la máscara y su respectivo cintillo, requiriendo solo como adicional, una cinta elástica que genera la respectiva adhesión a la cabeza, de esta manera, los costos de su producción, bajan de manera considerable.

Este modelo, destaca sobre los demás, por su cobertor facial que cubre aproximadamente el 50% de la cabeza, brindando una mayor cobertura y evitando episodios de contagio mediante el contacto de algún tipo de fluido oral.  El dispositivo, se adapta a la parte frontal del cráneo debido a su óptimo sistema de prepicado el cual permite realizar el doblez necesario de manera ergonómica y simple, para su correcta usabilidad.

Otro detalle importante radica en la reutilización de este modelo, ya que sus materiales permiten que el escudo facial consiga ser desinfectado tras ser utilizado y se pueda volver a contar con este elemento para una siguiente jornada, evitando así, tener que recurrir a una excesiva cantidad de productos para cada persona que lo necesite y disminuir los desechos que dejan este tipo de creaciones.

Los trabajos iniciales estuvieron dirigidos en la confección de prototipos de máscaras y mascarillas mediante la impresión en tres dimensiones con las máquinas PRUSA y Markerbot, sin embargo, estos trabajos fueron evolucionando y derivaron en la producción de un elemento que cubriese una mayor superficie del rostro y fuera más rápido en el desarrollo de su producción. De esta manera se destinaron los esfuerzos en la creación de estos “escudos faciales” que requieren de un proceso de corte en la mica que se imprime, derivando en este prototipo.

La intención de estas labores, es fomentar el trabajo colaborativo y contribuir con acciones prácticas en esta emergencia de carácter internacional.

Por: Cristian Contreras

Manufactura de Última Generación al Servicio de Soluciones Sanitarias y Sociales

Columna Dr. Alejandro Gutiérrez, Vicedecano de I+D y Postgrado y Director del Centro de Innovación.

La actual contingencia sanitaria que nos azota a nivel mundial ha despertado el quehacer colaborativo y creador de distintos profesionales del país que buscan ser un aporte en la contención y el cuidado del COVID-19. Bajo este escenario, y entendiendo las necesidades presentes de los centros de salud y de la sociedad, sabemos lo importante que significa nuestra participación como ente intelectual e innovador en los distintos procesos de manufacturación tecnológica para ciertos dispositivos de primera necesidad que ayuden a combatir esta pandemia global.

Acorde a esto, se hace necesario señalar la importancia que ha teniendo el uso de softwares de modelamiento tridimensional de objetos dentro de esta emergencia, los que, por definición, hacen posible modelar equipos y plantas completas en forma virtual, mediante simulaciones cinemáticas y dinámicas, minimizando problemáticas de interferencia y armado. Uniendo esto, a los softwares orientados al análisis estructural de los componentes geométricos ya modelados, es posible determinar una integridad estructural.

Una vez resuelto los problemas cinemáticos, dinámicos y estructurales, es posible a través del uso de la manufactura aditiva, fabricar prototipos conceptuales que, dependiendo de las capacidades de los materiales para resistir esfuerzos, pueden transformarse en productos, productos que, en esta ocasión, están siendo destinados para la ayuda de quienes se encuentran batallando desde la primera línea en contra esta pandemia, y que sin duda han sido y serán, un gran aporte para la sociedad.

Como sabemos, una de las tantas ventajas que posee la manufactura aditiva, radica en el considerable ahorro de tiempo en el desarrollo conceptual de prototipos, elemento fundamental que prima en estos días.

Hoy nos encontramos expuestos a una demanda de maquinarias y accesorios en el área de la salud que sobrepasa la capacidad instalada de los equipos necesarios ya existentes. Los proveedores de estos aparatos no son capaces de alcanzar la solicitud que esta emergencia requiere y los precios de estos artefactos son de un valor muy elevado.

Ante esta inquietud, se nos hace necesario satisfacer los requerimientos presentados, tanto en el número de dispositivos a fabricar, como en el bajo costo de estos, y esta condición es factible de abordar si se cuenta con la experiencia en el uso de los recursos antes descritos, pues los tiempos de diseño y desarrollo, se verán drásticamente disminuidos y seremos capaces de satisfacer la demanda mediante la utilización de modelamientos tridimensionales.

Como Universidad, y Centro de Innovación, contamos con los recursos recién mencionados, lo que nos hace responsables de poner a disposición de la comunidad estas capacidades que se constituyen en una herramienta de alto impacto que va en ayuda de la sociedad.  Así lo hemos estado haciendo con la fabricación de prototipos de protectores faciales y un respirador artificial (trabajo en desarrollo), y así lo están haciendo distintas organizaciones de la Facultad de Ingeniería que se han comprometido con estos desafíos que se nos ha presentado.

Hemos acudido al llamado de la solidaridad, y a través de nuestra expertiz y capacidades técnicas, seguiremos colaborando en la manufactura de última generación de prototipos y productos que vayan dirigidos al servicio de soluciones sanitarias y sociales.

COVID-19: Investigadores de la Facultad de Ingeniería y Empresarios ex USACH desarrollarán respirador artificial

El prototipo busca cumplir con los estándares y necesidades requeridos por el sistema de salud nacional. El objetivo es llegar con una solución viable y probada hacia el Ministerio de Salud.

La confección de un respirador artificial que contribuya en el cuidado intensivo de los pacientes afectados por el Coronavirus, es la iniciativa propuesta por la red multidisciplinaria conformada por el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería y un grupo de ingenieros, ex estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile. El equipo se encuentra desarrollando un prototipo para ir en ayuda de quienes requieren de este dispositivo de manera urgente, atendiendo el llamado de solidaridad en estos tiempos de pandemia.

Ante la inminente necesidad de respiradores por parte de los centros asistenciales de nuestro país, nace la idea de crear un dispositivo que cuente con los parámetros necesarios para poder brindar ayuda asistida a los pacientes que se encuentren con enfermedades pulmonares producto del COVID-19. De esta manera, el equipo de trabajo, se encuentra realizando pruebas que contemplan mediciones de frecuencia, amplitud de movimiento, motorización y ciclos de contracción del balón respiratorio, entre otros controles, que buscan garantizar un apoyo adaptable, personalizado y mecánico, en la confección de este nuevo diseño.

Los trabajos se encuentran en fase inicial, y ya se utilizó como base el modelo de respirador liberado por el Massachusetts Institute of Technology, MIT, para comenzar las labores de un prototipo más robusto que cumpla con los estándares y necesidades que requiere el sistema de salud nacional, trazando como objetivo, poder llegar con una solución viable y probada hacia el Ministerio de Salud.

Sobre la confección de esta red de trabajo, el Dr. Alejandro Gutiérrez, Vicedecano I+D y Postgrado – Director del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería USACH, comenta que “Como Centro, estamos cumpliendo la labor de canalizar los RR.HH. disponibles en nuestra Facultad para el desarrollo de soluciones que puedan aportar a la mitigación de esta pandemia, específicamente estamos trabajando en dos líneas, que es la protección a través de máscara faciales y el desarrollo de ventiladores y respiradores,  que es la iniciativa en que participamos los  académicos junto a este grupo de ex alumnos”.

La formación y espíritu de quienes forman parte del ecosistema USACH, exige brindar apoyo a través de su red intelectual y técnica en momentos en que la comunidad más los necesita. “Tenemos capacidades tanto de infraestructura como humana, es nuestra obligación como entidad pública poner al servicio de la sociedad todas nuestras capacidades” comenta el Director del Centro de Innovación”, agrega el académico.

Esta iniciativa la componen Empresarios del sector privado (ex alumnos de la carrera de Ingeniería Industrial de la USACH) , e Investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago, donde participan: Francisco Sepúlveda, Académico, Departamento de Ing. Mecánica; Matías Díaz, Académico, Departamento de Ing. Eléctrica; Félix Rojas, Profesor Asistente, Departamento de Ing. Eléctrica; Karina Barbosa, Académica, Departamento de Ing. Eléctrica; Claudia Moya, Gestora Tecnológica, Departamento de Ing. Eléctrica; Alejandro Gutiérrez, Vicedecano I+D y Postgrado – Director Centro de Innovación; Leonidas Ibarra, Subdirector, Centro de Innovación; Jaime González, Gestor Tecnológico, Centro de Innovación. Además, también forman parte la Dra. Karina Bravo del Laboratorio de Sistemas Neurales; y Rodrigo Morgado, Coordinador, Dirección de Gestión Tecnológica, ambos de Facultad de Química y Biología de la USACH.

Paralelamente, el Centro de Innovación se encuentra realizando prototipos de máscaras y viseras diseñadas para el uso de las personas que se encuentren en directo contacto con este virus. Desde el Laboratorio de Prototipado ya se han realizado los primeros modelos los cuales apuntan a mejorar y dar una nueva alternativa en la contención, prevención y cuidado de la actual contingencia sanitaria.