Emprendedores del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería ponen su rúbrica en concurso Despega USACH 2020

Desde que comenzaron sus labores, el equipo ha estado presente y alineado con las distintas actividades desarrolladas por el ecosistema emprendedor e innovador de la Universidad de Santiago de Chile. El 50% de los equipos ganadores del concurso contaron con la mentoría y apoyo de los profesionales del Centro.

En el mes de diciembre de 2020 se dio término a una nueva versión del concurso de emprendimientos, Despega USACH, desarrollado por la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) y ejecutado por el Centro INNOVO. La convocatoria contó con seis ganadores en su fase temprana y cuatro en su fase avanzada, recibiendo una importante colaboración por parte del área de emprendimiento del Centro de Innovación quienes, a través de talleres dictados, mentorías personalizadas y apoyo en las distintas instancias del evento, impregnaron su marca dentro del ecosistema universitario.

Yerko Ramírez, Coordinador de Comercialización y Emprendimiento, Diego San Martín, Gestor de Emprendimiento y Walter Waldés, Gestor de Emprendimiento, del Centro de Innovación, pusieron a disposición su expertiz y conocimientos del área participando activamente en el proceso de formación de los emprendimientos que presentó esta nueva edición del torneo de la DGT.

Este vínculo conseguido con el ala tecnológica de la VRIDEI se estableció gracias a los estrechos trabajos que realiza el Centro en temas de desarrollo de investigaciones aplicadas y el fomento de emprendimientos basados en innovación. Los resultados presentados a lo largo de su implementación, dentro del ecosistema universitario, han logrado que esta área fortalezca sus relaciones con distintas unidades y departamentos de la universidad, siendo reconocidos en esta nueva instancia de innovación y emprendimiento.

 “En particular que hayamos colaborado con el torneo de emprendimiento universitario Despega habla sobre el grado de madurez que el ecosistema de innovación y emprendimiento está alcanzando en nuestra Universidad. Cada vez tenemos más profesionales y académicos trabajando codo a codo para desarrollar innovaciones con sello USACH, lo que nos motiva cada día más a seguir por esta senda”, comentó el Coordinador de Comercialización y Emprendimientos.

La convocatoria de 2020 reunió a una gran cantidad de estudiantes de distintas facultades de la Universidad en torno a la creación de emprendimientos de base científica-tecnológica, donde el 33,3% de los proyectos preseleccionados fueron apoyados por el equipo del Centro de Innovación y ocho de ellos fueron mentoríados de manera personalizada por sus integrantes dentro del proceso de capacitación que contempla la competencia.

 “En esta versión, contribuimos con el 50% de los equipos ganadores del Despega, 3 fase temprana y 2 fase avanzada, el año pasado contribuimos con el 42% de proyectos, asi que vamos mejorando nuestro método, redes de colaboración y  en consecuencia nuestros resultados. Esperamos que año a año continuemos construyendo una sólida red de apoyo que aumente la probabilidad de éxito en la adjudicación de fondos o concursos, junto con la consolidación de emprendimientos con sello USACH”, complementa Ramírez.

Capacitando a nuevos emprendedores

Con la convicción de guiar a los estudiantes y ser un ejemplo para las nuevas generaciones de emprendedores de la Universidad, el equipo de emprendimiento del Centro de Innovación colaboró notoriamente en el desarrollo del Despega USACH 2020, realizando mentorías personalizadas en el transcurso de la competencia, contribuyendo en el proceso de diseño y dictando 2 de los 18 talleres de formación que contempló el proceso de capacitación, entre otras cosas.

De esta manera, Yerko Ramírez, en su labor de fomentar el desarrollo de emprendimientos de base científica-tecnológica, realizó los talleres sobre Modelo de Negocios y Conformación de Equipos para Startups, dos temáticas fundamentales que se deben considerar en el progreso y confección de un proyecto que pretende una futura comercialización.

En paralelo, y desde el inicio de la competencia, los equipos seleccionados del Despega contaron con la compañía y el apoyo de mentores representantes de distintos programas y unidades especializadas del ecosistema innovador y emprendedor de la universidad, brindando el soporte correspondiente a la fase requerida por cada proyecto participante.

“El trabajo principal como mentores es apoyar y guiar a los equipos en la elaboración de su plan de trabajo y plan de negocios, además de distintas recomendaciones y apoyos que los equipos necesitan, ahora bien, como Centro de Innovación, siempre entregamos un valor adicional y vamos asesorando y vinculando a los emprendedores con el ecosistema en caso que los equipos lo requieran”, comentó Diego San Martin.

Los trabajos desarrollados en cada fase del concurso requieren de un trato especial por parte de sus mentores, de esta manera, el Gestor de Emprendimientos del Centro de Innovación, agregó que, “en la fase temprana, se les solicita a los proyectos un plan de trabajo, que pone énfasis en validar la idea de emprendimiento con posibles clientes/usuarios y confirmar si existe una necesidad de mercado importante, por lo tanto aquí o estuvimos reforzando su ajuste problema-solución,  propuesta de valor y su plan de trabajo para que fuera coherente con la fase en que se encuentran”.

Mientras que, en fase avanzada, los esfuerzos desarrollados por los tutores, van dirigido al apoyo del desarrollo de un modelo de negocio viable para los proyectos tecnológicos, ayudando en la mejora de la implementación de sus pilotos/MVP, y contribuyendo en los trabajos iniciales en el desarrollo de prospectos clientes. Como documento entregable de esta etapa, los profesionales desarrollan un Plan de Negocios en conjunto con los participantes.

Como complemento adicional, y no menos importante, los profesionales desarrollaron labores de manera transversal contribuyendo en la preparación y el mejoramiento de los PITCH de los equipos emprendedores que llegaron a las instancias finales de la competencia.

 “Procuramos brindar un servicio completo, pues difundimos la convocatoria, ayudamos a su postulación, apoyamos en resolver dudas y también estamos en seguimiento independiente del resultado, nuestro foco son los lideres detrás de un proyecto. En esta ocasión, realizamos un taller de postulación, fuimos tutores de diversos proyectos que participan en Despega y nuestro coordinador ha desarrollado dos sesiones en donde ha compartido herramientas y metodologías útiles para el desarrollo de los proyectos de emprendimiento”, aseguran desde la interna del equipo.

Por: Cristian Contreras

Resultados, pitching y concursos marcaron el cierre del Programa de Emprendimiento 2020 del Centro de Innovación

Jurado conformado por mentores del programa escogieron a la mejor presentación de la jornada.  Tecnologías sobre Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Plataformas Digitales, Electromovilidad, Química, Biotecnología y Matemáticas, fueron desarrolladas por los estudiantes de la USACH.

A finales de septiembre se dio término a un proceso lleno de conocimientos y dedicación que tuvo al ecosistema emprendedor de la Universidad de Santiago pendiente de los resultados y alcances que dejó el Programa de Emprendimiento 2020 del Centro de Innovación, a través de su ceremonia de cierre. La jornada tuvo la presentación de cuatro pitch y el público tuvo una participación especial al escoger a su proyecto favorito, de manera virtual.

El inicio de la actividad estuvo a cargo del Director del Centro de Innovación, Alejandro Gutiérrez, quien dio las palabras de bienvenida de la jornada y reconoció las labores realizadas por el equipo de emprendimiento, destacando las intenciones del área dentro de la organización y la Universidad de Santiago.

“Queremos instaurar la cultura de emprendimiento en nuestra universidad, queremos ser reconocidos como una institución educacional que fomenta la actividad y que apoya a los estudiantes en dar ese paso que les permita generar y consolidar sus ideas creativas dentro del ecosistema innovador y emprendedor”, señaló el Director del Centro.

Por su parte, el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, también se hizo partícipe de la ceremonia enviando un mensaje por medio de un video, donde mencionó la importancia de contar con estos espacios de formación universitaria, destacando la participación de emprendedores provenientes del extranjero. “Quiero felicitarlos por este trabajo y saludar cordialmente a todos los emprendedores y mentores que nos acompañaron en este programa, principalmente aquellos que son familiares de nuestra casa, Chile, y a nuestros amigos colaboradores que contribuyeron desde Argentina, Perú, Colombia, México y Rusia”.

Walter Valdés, Gestor de Emprendimiento del Centro de Innovación, estuvo a cargo de liderar el programa, y dio cuenta de los resultados y avances de esta nueva edición que tuvo como objetivo acercar a la comunidad universitaria que estuviese interesada en dar sus primeros pasos en el área del emprendimiento.

Al igual que la mayoría de las actividades educacionales y de formación, el Programa de Emprendimiento tuvo que adaptarse a las nuevas condiciones instauradas por la actual contingencia sanitaria, desarrollando así sus labores de manera remota, y utilizando herramientas especializadas, como Zoom, Miro y Microsoft Teams, entre otras.

 “Creamos una nueva metodología enfocada en tres etapas. Trabajamos semanalmente un workshop con emprendedores y profesionales de carácter nacional e internacional. Luego, estaba el proceso de trabajo autónomo, donde los alumnos implementaban los conocimientos adquiridos de los talleres a sus propias iniciativas, para luego dar paso a la fase de mentoría donde trabajamos de manera personalizada con cada uno de los proyectos”, comentó Valdés, acerca del sistema de trabajo implementado en esta nueva edición.

Programa de Emprendimiento en cifras

El programa de Emprendimiento se llevó a cabo en 10 sesiones ininterrumpidas, y contó con la participación y colaboración de la misma cantidad de mentores provenientes de distintas nacionalidades, dando así una mirada internacional a cada una de las cátedras expuestas. Segmentación de Mercado, Arquetipo de Cliente, Diseño del Problema, Conformación de Equipos, Análisis de Competencia, Propuesta de Valor, Cifras de Mercado, Modelo de Negocios, Análisis Financiero y Tipos de Pitch, fueron las temáticas desarrolladas en cada uno de los workshops.

A la convocatoria se presentaron 124 personas, de las cuales 112 contaban con una idea de emprendimiento, representando así, 65 grupos ya conformados. Los 12 restantes, entraron con la motivación y ganas de conocer más sobre esta área de constante desarrollo. De los equipos identificados, 36 correspondían a Emprendimientos de Base Científica Tecnológica (EBTC) y 29 a iniciativas tradicionales.

“Dentro del impacto podemos contar que tuvimos la participación de 10 mentores internacionales, 124 inscritos, y al final de este proceso, continuaron 13 grupos con los cuales estuvimos por más de 70 horas realizando mentorías personalizadas, tanto por el equipo de emprendimiento, como también de quienes nos acompañaron en esta iniciativa”, agregó el encargado del programa.

De los alumnos registrados, 61.8 % pertenecen a la Facultad de Ingeniería, mientras que 11.8 a la Facultad de Humanidades, 10.5 a la Facultad de Administración y Economía, 9.2 a la Facultad Tecnológica, 5.3 a la Facultad de Ciencias Médicas, y 1.3 a la Facultad de Ciencias.

Los sectores atendidos por los proyectos comprendieron las áreas de la salud, minería, inmobiliaria, transporte, marketing, construcción y botánica, entre otras. De la misma manera, los tipos de tecnologías presentes en las iniciativas trataron innovaciones sobre Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Plataformas Digitales, Electromovilidad, Química, Biotecnología y Matemáticas.

“Fue un trabajo bastante amplio, diverso y bien interesante, porque como equipo, nos permitió ampliar nuestros horizontes. Ver más allá de nuestra propia área, e ir actualizándonos y aumentando nuestra red de conexión para que así los equipos participantes puedan ir mejorando”, comentó Walter.

Los proyectos que continuaron con el proceso fueron: Autoapp, Cooperativa, Conectatas, Gelys, Expand, Hilando, B & G advanced analitycs, Lector Cardiaco, Move, Plastik, Tricolabs, Uniperz y Wen.

Concursos y reconocimientos de la ceremonia

La parte dinámica y entretenida de la ceremonia estuvo presente en la sección de pitching desarrollada por Conectatas, Expand, Hilando y Tricolabs. Estos emprendimientos, fueron previamente seleccionados por el equipo de trabajo del Centro de Innovación, y se sometieron a la evaluación especializada de tres mentores que participaron activamente durante el transcurso del Programa de Emprendimiento.

Sasha Ivanova, CEO y founder de SharpShark, Sebastian Cumsille, CCO de DMLABS, y Lourdes Uzuriaga, Co-founder y Sales & MKT Head de Coralify, fueron los encargados de deliberar y dar su feedback a los equipos participantes recién mencionados, considerando así, todas las fases que presenta un proyecto de innovación y evaluando a la mejor presentación de la jornada.

De esta manera, el premio al mejor emprendimiento se lo llevó Extend, sistema que busca ampliar la vida útil de las baterías de litio de los transportes públicos terrestres, y que, al parecer del jurado, tiene una gran proyección para continuar desarrollando su tecnología a nivel nacional.

“Expand tiene un research y development sólido. En cuanto a la tracción van bien avanzados y tienen una gran posibilidad de expansión. Su modelo de negocios es muy claro”, comentó la CEO fundadora de SharpShark en representación del jurado.

Para Nicolás Rojas, líder del proyecto ganador, este reconocimiento se logra gracias a la ayuda y compromiso de este tipo de programas extracurriculares. “Se nota que hay conocimiento y harto apoyo con respecto al emprendimiento, sobre todo cuando uno no entiende mucho sobre modelos de negocios o cosas económicas, y cuando se viene de una carrera que no tiene que ver con economía y acciones de mercado”.

Por su parte, y por medio de votación electrónica, el público también escogió a su emprendimiento favorito, siendo Conectatas, plataforma dedicada al cuidado de la salud de la tercera edad, quienes se llevaron el premio a pitch favorito de la gente, recibiendo premios de RedBull y un certificado otorgado por Coralify que reconoce su participación en el Programa de Emprendimiento, al igual que el ganador de la jornada.

 “Para nosotros es bastante gratificante ya tener validada la idea de que la gente le gusta esta iniciativa y puede seguir adelante. Sin duda el programa ha sido un gran apoyo para continuar con los trabajos desarrollados en nuestro proyecto”, dijo Yasna Muñoz Cid, estudiante líder de la iniciativa.

Mientras que Iván Cisternas, estudiante de Ingeniería en Ejecución Mecánica, fue galardonado con el premio “Espíritu Innovador”, reconocimiento que destaca su motivación y compromiso con el Programa de Emprendimiento durante todo su desarrollo, y que invita a más estudiantes de la universidad, a participar e interesarse de este tipo de iniciativas de emprendimiento con los que cuenta la USACH.

Actualmente el equipo de emprendimiento del Centro de Innovación continúa trabajando con las 13 iniciativas que se mantuvieron en el programa, fortaleciendo sus cimientos y brindando las herramientas necesarias para que el día de mañana estas lleguen a convertirse en una alternativa atractiva y escalable dentro del ecosistema emprendedor universitario y nacional.

Por: Cristian Contreras

Iniciativas apoyadas por el Centro de Innovación y la DGT sobre Manufactura Avanzada fueron presentadas al Programa IMA

Los proyectos ya fueron exhibidos previamente ante comité técnico de la organización, y recientemente se realizó su exposición ante su comité estratégico.

El Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, junto con la Dirección Tecnológica de la Universidad de Santiago, colaboraron en la presentación de dos iniciativas innovadoras destinadas al Programa de Innovación en Manufactura Avanzada, IMA. Estos proyectos se enmarcan dentro de la alianza existente entre la universidad y el consorcio, y actualmente se encuentran en su proceso de deliberación.

La búsqueda de soluciones para la industria nacional están siendo atendidas por el Programa IMA, consorcio tecnológico conformado por instituciones académicas y empresas del sector público y privado que tienen por objetivo brindar soluciones de Manufactura Avanzada personalizadas a las problemáticas de distintas áreas del sector productivo chileno.

Por parte de la Universidad de Santiago las iniciativas que fueron presentadas al programa están siendo lideradas por el Dr. Alejandro Gutiérrez, Director del Centro de Innovación, en conjunto con la empresa de base tecnológica SmartMining, quienes desarrollan el proyecto denominado “Sistema de Apriete Inteligente, sensorización e IA aplicada a molinos SAG”. El otro proyecto, es liderado por el Dr. Matías Díaz, investigador del Centro E2TECH de la Facultad de Ingeniería, y la empresa EKM como entidad asociada al proyecto denominado, “Fuente Eléctrica Inteligente Aplicado a Electroimanes y Equipos Mineros”.

Sobre las empresas que llevan adelante los proyectos, SmartMining, es una compañía de tecnologías de la información aplicada que trata el internet de las Cosas, Big Data y Analítica de datos con especialidad en el mundo minero e industrial, mientras que EKM, es una organización dedicada a brindar soluciones en instrumentación y control de procesos industriales y mineros por medio de la venta de equipos y productos para el sector.

Con la participación de estos proyectos se espera contribuir con «soluciones tecnológicas de manufactura avanzada promoviendo estrategias de escalamiento y comercialización nacional e internacional que incluyan el fortalecimiento de proveedores locales, prestación de nuevos servicios, producción de componentes e integración de soluciones», acorde a las expectativas manifestadas por el programa.

Por: Cristian Contreras

Taller de Postulación para el Despega USACH fue impartido por el área de emprendimiento del Centro de Innovación

Para poder ser partícipe de esta iniciativa es primordial contar con la inclusión de estudiantes de pre o posgrado de la Universidad de Santiago de Chile. La convocatoria cierra su proceso de inscripciones este jueves 31 de julio.

La Pre Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR, junto a la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) realizaron el “Taller de Postulación Despega USACH”, instancia que tuvo como objetivo orientar a los alumnos y alumnas en su inscripción al concurso más importante de emprendimiento tecnológico que tiene la Universidad de Santiago de Chile.

Cerca de 30 prospectos de proyectos de innovación participaron de la exposición realizada por Diego San Martin, Gestor de Emprendimiento del Centro de Innovación, y Rodrigo Morgado, Encargado de Operaciones de la DGT, quienes, en poco más de una hora, repasaron minuciosamente las bases del concurso y detallaron los objetivos, requerimientos y criterios de evaluación que se deben considerar a la hora de postular con un proyecto de emprendimiento.

El Gestor de Emprendimiento, resaltó los objetivos del Despega USACH como parte fundamental a la hora de postular en este tipo de iniciativas que contemplan fondos concursables. En este sentido, lo que busca el concurso es fomentar el emprendimiento basado en la aplicación de resultados de la actividad científica y tecnológica de los alumnos regulares de la universidad, por lo que identificar, y conceptualizar, este elemento característico propio de cada propuesta de trabajo, será bien considerando dentro del proceso de postulación, según lo comentado en la presentación.

Para poder ser partícipe de esta iniciativa, es requisito contar con la inclusión de estudiantes de pre o posgrado de la Universidad de Santiago de Chile, entre otras cosas. “Si bien el equipo de trabajo puede estar compuesto por gente externa a la casa de estudios, es el alumno regular quien será el beneficiario de los premios que entrega la convocatoria en sus fases posteriores, y quien debe ser el titular del proyecto asumiendo la calidad de Director y representante de este”, dice Diego.

También, podrán participar, sólo propuestas de emprendimientos que sean innovadoras, y que esten basadas en la aplicación de algún resultado de la actividad científica o tecnológica, como bien se especificó en el objetivo del concurso.  “Acá podemos encontrarnos con distintos resultados. Puede ser que haya una etapa de idea, una prueba de concepto, validación a escala real o el desarrollo de un producto que ya esté listo para su proceso de comercialización. Estos son los cuatro niveles de maduración de un proyecto científico con los que se apoya el concurso”, comentó San Martin.

El Despega USACH contempla su versión de fase temprana y avanzada. Lo que busca la primera es contar con proyectos que contengan tecnologías disponibles a nivel conceptual o teórico. Iniciativas que se encuentren en su etapa de idea. Mientras que la segunda, considera emprendimientos que se encuentren desarrollando trabajos en sus períodos de prueba de concepto, validación a escala real y escalamiento, y desarrollo del producto.

“Es súper importante en esta convocatoria y en todas las convocatorias fijarse en el porcentaje de ponderación, porque puede que nosotros le demos mucho énfasis a un criterio y podemos dejar de lado otro que tiene un porcentaje mayor en la calificación. Hay que fijarse siempre en la ponderación y poner evidentemente el esfuerzo y desarrollar el formulario con la orientación de estos patrones de evaluación”, concluye el relator refiriéndose a los criterios de evaluación de la competencia, que se dividen en el grado de innovación, equipo de trabajo e impacto país.

 Preguntas y Respuestas

En la segunda parte de la actividad, Rodrigo Morgado, quedó atento y a disposición de las preguntas formuladas por los asistentes del webinar que trataron sobre los detalles del formulario de inscripción. Las consultas estuvieron dirigidas a los tipos de emprendimientos que califican en la convocatoria, la conformación de los equipos multidisciplinarios de los proyectos y los anexos requeridos, entre otras dudas.

Sobre los equipos de trabajo, el Despega USACH exige contar con distintos perfiles que puedan demostrar una labor multidisciplinaria apta para el desarrollo de proyectos de emprendimiento. En este sentido, Rodrigo destacó que “siempre deben tratar de que ese equipo sea congruente con la postulación. Por ejemplo, si tu proyecto trata sobre el desarrollo de un software y les falta un ingeniero en ejecución, en el área de informática, pongan en formulario que se está buscando la persona apta para cada área, y así el evaluador, sabrá que, aunque no se logró complementar el equipo ahora, si se está trabajando para complementarlo más adelante”.

Acerca de los anexos en la fase temprana, estos se refieren a todo lo que le permita al evaluador entender y profundizar más en la idea del proyecto, por lo que todo tipo insumo y apoyo que sustente un planteamiento, servirá para dar una validación al trabajo presentado. En este sentido, enlaces, videos, diagramas y documentos, por ejemplo, son de suma importancia para complementar la postulación. En la fase avanzada, estos agregados sirven para justificar la ejecución de esta idea de emprendimiento, y deben responder al desarrollo de estas nuevas tecnologías presentadas.

Ya finalizando la jornada, Morgado hizo un llamado a los presentes a participar de esta iniciativa pensando en lo que está detrás de esta convocatoria. “Vean este concurso como una alternativa más que solo estudiar para salir a emplearse. Todas estas herramientas que te da la universidad no solamente sirve para salir a emplearse, sino también para generar empleos, para crear y generar tu propia empresa. Ya participando van a ganar experiencia y esto les va abrir otras puertas de desarrollo personal y profesional”.

Esta es la segunda oportunidad en que VECTOR realiza este taller de postulación. La primera instancia se desarrolló el año pasado en las inmediaciones del Centro de Innovación y acá los participantes de la jornada tuvieron la oportunidad de conversar y plantear sus dudas junto al equipo de trabajo de manera presencial.  En esta ocasión, ambas partes trabajaran de forma conjunta en la formulación de sus inscripciones, mediante un archivo drive compartido por los organizadores.

La convocatoria del Despega USACH se encuentra abierta hasta este 31 de julio. Si tienes alguna duda sobre el formulario de postulación, puedes contactarte con el equipo de VECTOR a través de su correo vector@usach.cl .

Por: Cristian Contreras

Académicos de Metalurgia obtienen aprobación de spinoff dedicado al monitoreo y optimización en tiempo real de procesos de flotación de minerales

La tecnología ya ha sido probada en distintas faenas mineras del país y pretende ser un elemento fundamental en la optimización de métodos productivos dentro del sector. Esta iniciativa forma parte de los equipos participantes de la Pre-Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR.

Una novedosa manera de llevar el control de los procesos de flotación de la industria minera desarrollaron académicos del Departamento de Metalurgia de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago, a través del spinoff denominado, U-Sensing. Esta iniciativa fue presentada ante la comisión evaluadora de la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) de la Vicerrectoría de Investigación Desarrollo e Innovación (VRIDEI), resultando satisfactoriamente aprobada por las autoridades de la USACH.

Los doctores, Miguel Maldonado y Alfredo Artigas, son los propulsores de este nuevo emprendimiento de base científica tecnológica que permite implementar sensores para la optimización y monitoreo en tiempo real de los procesos de flotación presentes en el sector minero.

“La creación de este spinoff surge de manera natural, siendo el resultado de los proyectos de investigación aplicada que se llevaron a cabo en el Laboratorio de Flotación de la USACH, que he liderado los últimos 7 años. A esto, se suma el interés demostrado por distintas empresas del sector minero, las que, con sus requerimientos y solicitudes en el área, fueron acelerando el proceso de conformación de este emprendimiento”, comenta el Dr. Maldonado.

La oficialización de este trabajo permite a los profesionales generar un impacto en la industria minera y significa el comienzo de la consolidación de este emprendimiento que busca escalar dentro del mercado nacional. “La aprobación por parte de la VRIDEI para la creación del spinoff es el primer paso para la comercialización de las tecnologías desarrolladas y nos invita a enfrentar el desafío de transferir tecnologías de la USACH a la industria nacional e internacional”, señala el Dr. Artigas.

Los criterios utilizados por la DGT para la confección de iniciativas tecnologías desarrolladas en la universidad, contemplan parámetros de viabilidad técnica, económica y financiera. Dentro de estos miramientos, está el uso de infraestructura de la universidad, la capacidad profesional y de gestión de cada emprendimiento, y el potencial comercial de las iniciativas desarrolladas en la casa de estudios, entre otras cosas.

La aceptación de la solicitud por parte de la Dirección Tecnológica de la VRIDEI, es el paso inicial para la creación de un spinoff. Esta etapa, representa la última fase para que trabajos de innovación especializada puedan ser considerados como una empresa de base científica tecnológica (EBCT) que permita comercializar patentes de invención desarrolladas dentro de la Universidad.

Por su parte, el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, reconoce el trabajo realizado por los académicos en la creación de esta propuesta de valor, y las ventajas que este sistema tiene para la mejora de procesos productivos dentro de la minería nacional.

“Tanto el Dr. Maldonado como el Dr. Artigas, tienen un alto reconocimiento en el mundo minero, por lo cual no me cabe duda que este proyecto lo verán con mucho interés más que nada por el control en tiempo real de los procesos de flotación. La actividad minera requiere de métodos y sistemas que permitan optimizar cada vez más sus técnicas, tanto para aumentar sus ingresos, como para proteger también el recurso humano, que es de suma importancia en el sector minero”, destaca la autoridad.

U-Sensing, forma parte de los spinoff que participan de los trabajos de la Pre-Incubadora de Negocios del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, VECTOR. Su paso por el Programa de Aceleración le ha permitido a la iniciativa contar con lineamientos estratégicos en la conformación y elaboración de un plan de negocios, facilitando su divulgación y la transferencia de las tecnologías   al ecosistema de la USACH y a la industria minera nacional.

“Nuestro programa VECTOR también ha puesto un grano de arena importante para poder consolidar esta importante iniciativa”, agrega Espinoza.

Sensores en tiempo real

U-Sensing es un sistema de medición que consiste en la creación de sensores desarrollados para poder ser utilizados en los procesos de flotación de la industria minera, estos sensores se sumergen y proporcionan información en tiempo real sobre las condiciones hidrodinámicas debajo de la espuma que producen las máquinas de flotación.  Los trabajos tecnológicos hasta el momento abarcan las mediciones de concentración de aire y de concentración de sólidos o densidad de pulpa mineral.

“La flotación es el principal proceso de concentración de minerales sulfurados. Hoy en día más del 70% de la producción de cobre nacional se obtiene como concentrado utilizando el proceso de flotación. Según proyecciones de Cochilco la importancia de este proceso será aún mayor durante los años que siguen, estimándose que para el 2029 cerca del 89% del cobre nacional se obtenga como concentrado” comentan los creadores del spinoff que ven estas cifras como una oportunidad dentro de la industria.

Si bien existen más dispositivos que se encargan de realizar monitoreos en los procesos de flotación, esta tecnología se diferencia de las demás al llevar una medición en tiempo real, lo que permite habilitar sistemas de control y optimización para la toma de una decisión en tiempo real, lo que significa un gran aporte en la reducción de la variabilidad del proceso en torno a un punto de operación óptimo.

Actualmente, la empresa se encuentra en conversaciones con compañías de la gran minería para evaluar la tecnología en sus distintas operaciones. Por el momento, U-Sensing, mantiene conversaciones avanzadas con Minera Los Pelambres quienes han demostrado su interés por este emprendimiento. “Para nosotros, Los Pelambres es una empresa clave ya que nos han permitido evaluar las tecnologías en sus operaciones y además nos apoya en un proyecto FONDEF actualmente activo”, comentan desde la interna.

A corto plazo, la iniciativa pretende conformar un equipo de trabajo para la prospección de la tecnología en plantas concentradoras (early adopters), los que estarán dedicados a la búsqueda en la determinación de impacto de las tecnologías en el negocio minero. “Una vez consolidados, el siguiente paso será escalar y abarcar operaciones mineras en países importantes dentro del sector como por ejemplo Perú”, finalizan desde la organización.

Durante estas semanas, los profesionales evaluarán la postulación a los fondos de apoyo del Ministerio de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación y Corfo con su nuevo programa para emprendimientos de base científica tecnológica, Startup Ciencia.

Por: Cristian Contreras

Vector

Programa de aceleramiento de emprendimientos Vector realiza entrega de Roadmaps

Las recomendaciones otorgadas por el equipo técnico contienen una planificación secuencial y estratégica que se plasma a través de una serie de intervenciones que van dirigidas a generar cambios importantes en el crecimiento y consolidación de los proyectos.

Entendiendo las dificultades y desafíos presentes por el COVID-19, y adaptando sus labores de manera remota, el programa de aceleramiento de emprendimientos del Centro de Innovación y la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Chile, Vector, continúa desarrollando sus trabajos de mentoría y acompañamiento, a los cinco spin-off y seis startups que participan de esta iniciativa. En estos momentos la organización se encuentra entregando los respectivos avances de los grupos a través de la confección de un Roadmap, documento que contiene todos los pasos a seguir para cada uno de los proyectos.

La fase de entrega de Roadmaps es el resultado de un trabajo minucioso de diagnóstico realizado por el equipo de trabajo de Vector, el que consideró dentro de sus labores, la organización de un meet up, la realización de entrevistas técnicas y la aplicación de distintos instrumentos de investigación que fueron desarrollados a lo largo del programa. Estas actividades resultaron fundamentales para la confección de una serie de inputs que fueron analizados por la organización y que darán paso al comienzo de intervenciones para cada proyecto, acelerando así, sus procesos de crecimiento y consolidación.

Para el equipo técnico de Vector, esta hoja de ruta contiene elementos que se desmarcan de los tradicionales procesos de esta índole, impregnando así, un sello particular a este trabajo de asesoría. “Este roadmap de Vector, es un roadmap especial, diferente a los que conocemos porque debemos proyectar resultados al corto-mediano plazo, entendiendo que nuestra versión piloto debe finalizar a fines de julio. Entonces, asumimos el desafío de planificar secuencial y estratégicamente una serie de intervenciones que nosotros visualizamos que podrían generar cambios importantes en la diversidad de proyectos que hoy estamos atendiendo. Además, otra característica que hace a este roadmap diferente, es que tiene el sello Vector, es decir, es bien personalizado, específico para cada proyecto, e integra una estrategia en cada uno de los vectores del programa Diseño, Negocios y Tecnología”, comenta Diego San Martin, Coordinador del Programa Vector.

Las labores del programa se han llevado de manera colaborativa a lo largo del proceso. Por un lado, está la relación existente entre el equipo multidisciplinario de Vector junto a los grupos participantes, entendiendo que son ellos los dueños de los proyectos y quienes deben marcar el ritmo de trabajo y las metas a lograr, y por otra parte,  está el respaldo de entidades pertenecientes al ecosistema de emprendimiento de la USACH, como la Dirección de Gestión Tecnológica, DGT,  que es el ala en donde se elaboran las intervenciones ligadas a  la propiedad intelectual, el desarrollo de tecnologías y posibles convenios que se desplieguen de estas iniciativas.

La entrega de hojas de ruta comenzó el 31 de marzo y hasta la fecha ya cuentan con más del 70% de los equipos cubiertos con sus respectivos Roadmaps. Este proceso ha sido progresivo y se espera que para inicios de mayo se concluya con esta etapa.

Pasos a seguir y expectativas del programa

Una vez entregado todos los documentos, la siguiente etapa contempla la implementación de intervenciones planteadas por Vector, las que contienen un promedio de 27 acciones a realizar por cada emprendimiento. Estas tareas, incluyen sugerencias que van desde la gestión en la búsqueda de la creación de alianzas estratégicas, hasta la generación de planes de negocios, entre otras cosas. Iniciativas que van variando en su contenido dependiendo del tipo de proyecto, avance y metas, establecidas, tanto por los creadores de los trabajos, como por el equipo técnico del programa.

Desde la interna, existen muchas expectativas frente a lo que pueda pasar con esta primera generación de Vector. “Estamos seguros que todo el proceso que hemos llevado a cabo tendrá importantes frutos no solo para las startups y spin-offs participantes, sino que para todo el ecosistema de emprendimiento USACH. Realizamos una intensa búsqueda de proyectos en laboratorios, departamentos y centros de la universidad que nos permitió tener dentro del programa a proyectos con bastante potencial. Ya visualizamos a nuestros proyectos en el corto-mediano plazo adjudicándose fondos, captando nuevos clientes, y difundiendo sus propuestas tecnológicas innovadoras en cada uno de los sectores que impactan”, agrega San Martin.

A través de esta primera incursión, Vector ya ha logrado hacerse de un nombre dentro del ecosistema innovador de la universidad, sobre todo de en la Facultad de Ingeniería. Se espera que las buenas experiencias desarrolladas acá y lo resultados proyectados, sean un aliciente contundente para que cada vez sean más los estudiantes que se sumen al carro del emprendimiento científico y tecnológico de la USACH.

Si te interesa conocer más sobre el Programa Vector puedes enviar un correo a vector@usach.cl

Por: Cristian Contreras