Segunda sesión del programa de emprendimiento del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería trató sobre la “Propuesta de Valor”

Daniel Alfaro, Head of Operations & Customer Experience en Bicci Delivery compartió con la comunidad emprendedora todas las características e implicaciones que necesita este elemento que actúa como elemento diferenciador dentro de la confección y desarrollo de un proyecto innovador.

Continuando con los talleres del programa de emprendimiento del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, Vector Inicia, se desarrolló la segunda sesión denominada “Propuesta de Valor”. La actividad contó con la participación de los estudiantes pertenecientes al programa y estuvo abierta a la comunidad universitaria interesada en conocer más del área.

Bajo las consideraciones de Crear y Capturar Valor a la hora de emprender, Daniel Alfaro, Head of Operations & Customer Experience en Bicci Delivery, desarrolló una exposición que por medio de herramientas y experiencias personales tuvo por objetivo guiar a los estudiantes en la búsqueda e identificación de un elemento diferenciador que represente una cuantía más significativa en sus proyectos de emprendimiento.

De esta manera el emprendedor comentó que, “El valor es una relación que hay entre el objeto y el sujeto. En realidad, una secuencia lógica de los componentes del sujeto, del objeto y de la relación entre ellos. Cuando hablamos de valor, hablamos de un objeto que viene a ser nuestro producto y servicio, pero también tenemos por otra parte al sujeto que es nuestro cliente.

Dentro de las definiciones y características del valor se hizo un repaso sobre tres ítems importantes a considerar  para la caracterización de esta cuantía: Valor operativo/funcional, el cual habla sobre el grado en el que un producto permite a un usuario alcanzar sus objetivos;  el Valor visceral/sensorial, que se refiere a la naturaleza biológica de nuestras respuestas espontáneas sobre lo que es bueno o malo y seguro; y por último el Valor reflexivo/simbólico, que tiene que ver con estrategia humana de traducir la emoción en narraciones y nuevamente en una nueva emoción,  un impulsor de valor que puede influir en el afecto y la disposición física para interactuar con un objeto.

Según lo expuesto por Alfaro, las herramientas que ayudan al proceso de búsqueda de una Propuesta de Valor se encuentran en el Lean Canvas y en el Lienzo de la Propuesta de Valor que son los instrumentos desde donde se desarrolla el modelo de negocios de un emprendimiento y en donde la Propuesta de valor toma un rol fundamental al ocupar el centro de este lienzo. “La Propuesta de Valor es la forma que tu negocio resuelve un problema o da una solución de forma relevante para tu cliente”, agregó el mentor del programa.

Ya finalizando el taller, Daniel compartió con los estudiantes su experiencia respecto a la búsqueda y Propuesta de Valor dentro de sus proyectos y trabajos de innovación, destacando así su actual labor dentro de la compañía de delivery Bicci, donde junto a su hermano, presentaron una innovadora propuesta que se ocupa de las condiciones laborales de los repartidores de comida rápida, diferenciándose así de sus actuales competencias y brindando un elemento no explotado dentro del mercado, siendo esta propuesta la primera en el mundo de las apps de última milla.

Por: Cristian Contreras

El “Diseño de Propuesta de Valor” se tomó la sexta jornada del Programa de Emprendimiento del Centro de Innovación

Variables de precio, novedad, calidad, conveniencia, desempeño y reducción de costos, entre otras cosas, son consideradas para idear un elemento diferenciador dentro de una iniciativa de mercado.

De manera dinámica y fluida se dio vida a la sesión N°6 del Programa de Emprendimiento impulsado por la Pre Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR. Esta jornada, continúo con el ciclo de charlas que semana a semana va tocando una temática importante para la conformación de un proyecto de mercado, siendo el “Diseño de Propuesta de Valor”, el “plato principal” de esta nueva convocatoria.

Diferenciarse del resto, generar un valor agregado a tu producto y/o servicio, y marcar tendencia en ciertas soluciones planteadas, son sólo algunos de los factores a considerar que se tocaron en este nuevo taller que tuvo como objetivo orientar a los estudiantes de la Universidad de Santiago en el diseño de una idea innovadora para sus proyectos emprendimiento.

Pelayo Achondo, publicista e ingeniero comercial de la Universidad del Desarrollo, y director regional de desarrollo de fondos de TECHO, fue el encargado de encaminar por medio de preguntas a los participantes, los lineamientos necesarios para identificar y crear una correcta propuesta de valor.

Bajo esta dinámica, el facilitador, comentó que las condiciones actuales en la que nos encontramos y el pasar natural del tiempo han ido cambiando los requerimientos y volviendo más exigente las necesidades y propuestas de valor que la sociedad espera de las empresas. “Hoy existe mucha información dando vuelta en la red y son varias las plataformas digitales las que evidencian este mayor contenido, incrementado así el nivel de pretensiones que tiene la gente sobre los productos y servicios que les ofrecen las compañías”.

“Estamos en un contexto donde las empresas que digitalizaron su proyecto hoy día, están mucho mejor paradas que otras. La pandemia vino de golpe, y si hay empresas que actualmente no están digitalizadas, o no están apuntando al e-comerce, hoy, se quedaron mucho más atrás que las que sí tienen. En términos de creación de valor, por ejemplo, la pandemia resaltó una cantidad de problemas que existían de antes y que no se estaban solucionandos”, agregó Achondo.

Dos de los aspectos más importantes que debe considerar una propuesta de valor, según Pelayo, son el producto y/o servicio que ofrecemos, y el público y/o mercado al cual nos dirigimos. “Sobre el producto, es ineludible identificar qué es lo que estoy ofreciendo, si esto nació de una necesidad o de una innovación. Mientras que, por el otro lado, está el público y mercado, en donde al final, es básicamente imposible armar una propuesta de valor, si es que no conocemos al cliente en el cual nos estamos enfocando.  Debemos realizar un estudio de mercado y conocer las necesidades de este”.

Alguna de las variables vistas para generar una propuesta de valor, toca temas como: precio, novedad, calidad, conveniencia, marca/status, desempeño, reducción de riesgo, reducción de costos, diseño y personalización, entre otras cosas.

A modo de conclusión, el emprendedor invitó a los estudiantes a responder una serie de preguntas para que se cuestionaran e identificaran de mejor manera el elemento diferenciador de sus proyectos de emprendimiento, realizando interrogantes que están dirigidas a la oferta de mercado, los atributos de la idea, la segmentación para cada producto y servicio, y la satisfacción de las necesidades dentro de sus propuestas de valor.

La próxima sesión del Programa de Emprendimiento estará a cargo de Alexander Urbina, docente de cursos de formación en tecnologías BIM.

Por: Cristian Contreras