Programa de emprendimiento del Centro de Innovación FING finaliza su ejecución con jornada de Demo Day

Equipo ganador asegurará una plaza en la final del concurso de emprendimiento de la Universidad de Santiago de Chile, Despega Usach.

Durante las vacaciones los equipos participantes estuvieron robusteciendo sus emprendimientos en el bootcamp de fortalecimiento, Vector Refuerza.

El próximo miércoles 24 de agosto la comunidad innovadora y emprendedora de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), podrá conocer a los equipos más destacados del programa de emprendimiento del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, en el Demo Day de Vector Inicia. La iniciativa se desarrollará en el Edificio de Innovación Docente de la Facultad y será transmitida por Youtube.

Tras 9 semanas consecutivas de talleres temáticos y mentorías personalizadas, considerando el lanzamiento del programa de emprendimiento y su bootcamp de reforzamiento Vector Refuerza, emprendedores de pre y posgrado, se reunirán para presenciar la fase final del programa en una dinámica jornada de Pitch. Sólo serán cinco los emprendimientos seleccionados que demostrarán ante el ecosistema universitario, el por qué su idea de negocio debiera escalar para su inserción en el mercado.

En tres minutos las y los participantes tendrán que ser capaces de demostrar ante una terna de jurados especializados del ecosistema, las implicancias de sus iniciativas, vislumbrando así, las enseñanzas impartidas por el programa. Modelo de negocios, creación de una solución y propuesta de valor, entre otros puntos, serán algunos de los tópicos importantes que se evaluarán.

La jornada tendrá un espacio especial para que el público interactúe con los emprendedores, escogiendo así a su pitch favorito de la jornada, participando así, en uno de los diversos premios que se entregarán en el transcurso del evento. También, la compañía suiza de bebidas energéticas, Red Bull, participará para dar a conocer la nueva edición de su concurso de emprendimientos internacional, RedBull Basements.

Los grupos que se presentan en esta jornada final ya se encuentran seleccionados para participar del concurso de emprendimiento impulsado por la Unidad de Innovación y Emprendimiento (UIE) de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VRIDEI) de la USACH, Despega Usach y, solamente el ganador, tiene un espacio asegurado en la final de la competencia.

El Demo Day se desarrollará este miércoles 24 de septiembre a las 17:00 horas en el Edificio de Innovación Docente de la Facultad de Ingeniería, ubicado en Av. Víctor Jara #3524, y será transmitido en vivo por el canal de YouTube del Centro de Innovación.

Para más información puede contactarse con la organización en el correo vector@usach.cl .

Por: Cristian Contreras

Comunidad emprendedora USACH fortalece proyectos de mercado con taller “Modelo de Negocios” del Centro de Innovación FING

Aplicar y entender el proceso de creación de un modelo de negocios realista y escalable según la fase de desarrollo de cada proyecto considerando el lienzo canvas como una de las principales metodologías, fue la consigna de la jornada.

Continuando las sesiones del programa de emprendimiento del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, Vector Inicia, se desarrolló el taller de perfeccionamiento, “Modelo de Negocios”, iniciativa que tuvo como objetivo guiar a las y los emprendedores de la Universidad de Santiago de Chile (USACH) en el fortalecimiento y avance de sus proyectos de innovación en su estructura de mercado.

Natalia Garrido, Cofundadora y Directora Comercial de Liva Company, compartió con la comunidad estudiantil, todos sus conocimientos y experiencia dentro del ecosistema de emprendimiento, revisando las principales consideraciones para que los proyectos de innovación gestados al interior de la universidad, logren el nivel de maduración necesario para tener una propuesta acorde a las necesidades que va requiriendo la industria.

En este sentido, Garrido comentó que el modelo de negocios, es de suma importancia para quienes quieren comenzar a explotar sus iniciativas dentro del mercado.  “Esto les da la facilidad y la visión hacia adelante de cómo van a poder insertar su producto y/o servicio en el mercado de una manera exitosa. Esto es muy relevante para cualquier emprendimiento que quiera comenzar a vender sus servicios. Es la receta. La fórmula inicial para comercializar los productos y servicios en la industria”.

Para su desarrollo, la emprendedora se apoyó en el lienzo del modelo de negocio o también conocido como Modelo Canvas, metodología que traza una estructura de trabajo que considera como elementos claves a la propuesta de valor, la segmentación de clientes, la relación con los clientes, los canales de comunicación, las actividades clave, los recursos clave, los aliados clave, las fuentes de ingreso y la estructura de gastos.

En base a esto, y de manera práctica, se fue desglosando la herramienta paso a paso. Acá, la mentora compartió con las y los estudiantes, un lienzo canvas ya trabajado, demostrando así la experiencia vivida con su emprendimiento y ejemplificando a través de sus resultados, la manera en que se debe de gestionar este aplicativo para lograr un correcto modelo de negocios.

Para Garrido es importante centrarse en crear un modelo de negocios del producto o servicio que se está proponiendo y no centrarse en la empresa como suele suceder en gran parte de las iniciativas de mercado. “No es solo la forma en que se genera ingreso, sino más bien es un conjunto de factores de actividades y recursos que hacen sinergia los que nos ayudan a impulsar la venta de un producto en el mercado”, agregó la emprendedora.

Así también, dentro del modelo de negocios, se consideró el apartado de la propuesta de valor como una de las más relevantes dentro del lienzo, ya que es en este espacio donde el cliente o usuario de una iniciativa toma la determinación de adquirir o no, un producto o servicio. Acá es donde se encuentra el elemento diferenciador de lo que se propone comercializar.

Concluyendo la actividad, Natalia destacó que modelo de negocios, puede ir variando dependiendo las circunstancias contextuales a la que se enfrentan las empresas, por lo que este trabajo, al igual que otras fases del emprendimiento, puede ir mutando acorde a las necesidades del negocio.

Por: Cristian Contreras

Programa de emprendimiento del Centro de Innovación FING continua con taller “Creación de una solución”

Etapas del proceso de una propuesta de solución, atributos a considerar, testeo y pilotaje, entre otras cosas, fueron abordados por Catalina Garrido, destacada emprendedora de orígenes usachinos.

En una jornada que contempló metodologías, herramientas y experiencias para establecer y desarrollar una idea y solución de innovación, las y los estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), continuaron su camino del emprendimiento con el taller, “Creación de una Solución”. La actividad se enmarcó dentro de las sesiones que semana a semana desarrolla el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería con su programa, Vector Inicia.

En base a su experiencia y proceso de emprendimiento con su startup Liva Company, Catalina Garrido, biotecnologa de la universidad y cofundadora de la compañía de probioticos, compartió diversas   metodologías que le permitirán a las y los estudiantes de la USACH, ir ideando un proceso de creación de solución para el piloteo y el ajuste con sus usuarios, previo a un posible lanzamiento de mercado.

Acorde a esto, la emprendedora compartió una hoja de ruta que tuvo como objetivo entender el proceso de creación de una solución y su vínculo con el problema detectado.” Las etapas, que, por lo general uno tiene que pasar antes de llegar a una idea de solución, están definidas por tener claro el problema. Una vez identificado este, hay que definir los atributos de valor que queremos cubrir del problema, para después de esto, desarrollar la propuesta de idea de solución, prosiguiendo con un testeo que culmine con una validación y comercialización”.

Según lo expuesto, existe una constante redefinición de los problemas y hay una mejora continua en todos los emprendimientos, lo que hace que estos, deban mantener una dinámica activa en lo que se refiere las tendencias de mercado. “La mejora continua es infinita, no tiene techo. Siempre voy a estar buscando más diferenciadores en el mercado, porque todas las tecnologías van evolucionando. Toda la competencia empieza a evolucionar, entonces siempre va a haber alguien que saque un diferenciador nuevo”, comentó Catalina.

De esta manera, los principales atributos que se necesitan evaluar o trabajar en equipo para poder llegar a desarrollar una propuesta de solución, tienen que ver con la definición de los problemas a los que se quiere dar solución, los atributos de valor que se les da esto, la creatividad, la innovación, y los análisis de factibilidad, viabilidad y deseabilidad.

Al integrar los tres análisis recién mencionados, se considera que una idea de creación de una propuesta de solución, es exitosa. “Si una idea es solamente deseable y factible, no se sustenta a nivel financiero. Si una idea es deseable y viable, es imposible de ejecutar porque no tengo la tecnología. Si una idea es viable y factible, pero no tengo la deseabilidad, es una tecnología que nadie quiere. Una propuesta de solución que nadie quiere”.

La creación de una Mapa de Valor, el trabajo de prototipaje y la retroalimentación de los usuarios, fueron otros de los puntos destacados que permiten idear y crear esta posible solución innovadora.

Ya culminando el taller, Garrido fue enfática en recalcar que «Cuando se llega al testeo y la comercialización, volvemos a hacer este mismo proceso de creación. Este es un ciclo que dura todo lo que dure el negocio y el emprendimiento. Siempre va a existir la mejora continua y eso no tiene límite. La experiencia del usuario, la adaptación de la tecnología, la innovación, etc. Unos siempre va a estar sacando la versión 2.0”.

Por: Cristian Contreras

Ganadores de Despega USACH 2021 participaron de workshop de prototipado realizado por el Centro de Innovación de la FING

Diseño de interfaces, análisis de productos y/o servicios, analizado de estructuras y problemáticas en la fase de experimentación, fueron abordadas en la jornada de capacitación. La actividad se enfocó en apoyar los proyectos de la universidad, a través del prototipado, con el fin de lograr un avance en el grado de tecnología que presentan las innovaciones.

Por medio de la gestión de su laboratorio de Prototipado y el trabajo colaborativo con la Unidad de Innovación y Emprendimiento (UIE) de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI), el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, organizó una jornada de capacitación en prototipado para los equipos ganadores de la versión 2021 del concurso de emprendimiento de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), Despega Usach. En la actividad se desarrollaron dos talleres específicos sobre software y hardware que ayudaron a las y los estudiantes a complementar el diseño de sus productos y servicios.

Como en todas sus versiones, el Despega Usach, realiza iniciativas de innovación y emprendimiento que tienen como objetivo orientar y acompañar a las y los emprendedores de la universidad en el desarrollo de sus proyectos para que de una manera íntegra culminen con el levantamiento de startups que se integren en el mercado nacional e internacional. En este contexto, la UIE de la VRIDEI, se reunió con el Centro de Innovación para obtener un respaldo técnico en lo que respecta el diseño y los procesos de prototipado para sus equipos.

La Gerente del Centro de Innovación, Claudia Seco, destacó los trabajos de vinculación que existen al interior de la universidad en lo que se refiere la Investigación, Desarrollo, Innovación y Emprendimiento, haciendo hincapié en la importante capacidad técnica y profesional con la que cuenta la agrupación, a través de sus áreas de innovación, emprendimiento, transferencia tecnológica y prototipado, como fue en este caso.

“Desde el Centro de Innovación hemos trabajado de manera cohesionada con aquellas unidades de la universidad que se encargan en promover y fomentar la I+D+i+e como parte fundamental del desarrollo personal y profesional en nuestro plantel estudiantil. En este sentido, nos pone muy contentos poder aportar desde una de nuestras áreas de expertise, como lo es el prototipado, ya que a través de la infraestructura que presenta este espacio, más el conocimiento del equipo de trabajo, se busca impulsar los distintos desarrollos productivos de la comunidad, por medio de la manufactura aditiva, sustractiva y maquinarias complementarias”, señaló.

Por su parte, Leonidas Ibarra, Jefe de la Unidad de Innovación y Emprendimiento de la VRIDEI, comentó acerca la importancia de este workshop, destacando el grado desarrollo de las iniciativas que se manejan en el concurso y el estado de avance que se quiere conseguir con este tipo de iniciativas. «Los proyectos ganadores del programa Despega USACH reciben un importante financiamiento para el desarrollo de sus proyectos. Para nosotros como unidad, es esencial no solo entregar dinero, sino que también capacidades que apoyen y acompañen la correcta ejecución de los recursos para que esos proyectos se hagan realidad”.

“En ese desafío, la articulación que realicemos con diferentes espacios de la USACH es crítica para generar proyectos de i+e más robustos, y uno de esos actores es el Centro de Innovación, quien a través de las capacidades de su Laboratorio de Prototipado, apoya y asesora el diseño de nuevos productos y servicios, en este caso, que salen de Despega USACH», agregó Ibarra.

Workshop Diseñar + Prototipar = Producto

En una jornada que tuvo como nombre “Workshop: Diseñar + Prototipar = Producto”, Lorena Victoria Duran, encargada de Diseño y Prototipado del Centro de Innovación, recibió a las y los emprendedores del DespegaUSACH con una presentación que integró el quehacer del Centro y las nociones básicas del prototipado en las distintas áreas en la que se lleva a cabo.

Dentro de este marco, se destacó la importancia del prototipado como proceso de formación de una investigación o proyecto en sus niveles de maduración y testeo. Aquí, es donde las iniciativas tienen el espacio idóneo para probar y equivocarse, bajando así el grado de incertidumbre que se necesita para desarrollar conclusiones e hipótesis acerca de las soluciones que se van proponiendo.

“El prototipado es la tapa de experimentación en sí. Hay que definir el prototipado, construirlo, testearlo y validarlo, para luego sacar un aprendizaje, una evaluación y una consolidación o conclusiones a sacar de acuerdo a la experimentación inicial. Nuestra idea es que las y los emprendedores que lleguen al Centro puedan avanzar en el grado de tecnología de sus iniciativas logrando en este caso TRL de 2 a 4”, dijo la Encargada de Diseño y Prototipado del Centro de Innovación.

Posterior a esto, las y los estudiantes, tuvieron en paralelo, dos talleres de perfeccionamiento que se enfocaron en el diseño de interfaces de aplicaciones y el diseño crítico en el desarrollo de productos. Las actividades, dividieron aquellas iniciativas que presentasen en su quehacer, avances relacionados a la formulación de proyectos, enfocándose en la creación de software y en propuestas que requieren de la creación de un hardware para su progreso.

Acorde a esto, Sebastián Bascuñan, Lead UI en 2brains, desarrolló el taller de Prototipado y Diseño de Interfaces, actividad que estuvo orientada en enfocar iniciativas de innovación que necesitasen de un prototipo de interfaz en lo que respecta su aplicación y/o página web, ayudándolos someramente a que sus emprendimientos se vean más realistas y estén bien preparados al momento del testeo y prueba.

“El taller tuvo como objetivo ayudar a los equipos de emprendimiento en todo lo que se refiere el diseño de interfaz de su servicio, pero sin tener que codificar, sin tener que llegar a código y diseñarlo para probar algo. Sino que, en la etapa de diseño, probar una hipótesis y poder validarla o descartarla. Poder también levantar nuevas hipótesis o nuevos objetivos del proceso en base a estas conclusiones”, comentó el profesional.

Un poco de UX, usabilidad y utilización de herramientas de prototipado como Figma, fueron planteadas en el taller con la intención de poder desarrollar ejemplares de diseño de interfaz entre las iniciativas. “Esta plataforma contribuye en el fondo a que los chicos prueben tempranamente sus productos, sin necesidad de tener que recurrir a un desarrollador o sin necesidad de desarrollar el producto, para que de ahí finalmente, logren tener una validación de sus hipótesis.  Sirve para probar de forma temprana y poder validar los avances de sus proyectos”.

Por su parte, Adrián Garcés, diseñador industrial y fundador de Balans Design, estuvo junto a las y los estudiantes, desglosando el desarrollo de sus productos, analizando sus estructuras y problemáticas, y compartiendo lineamientos fundamentales que ayudasen a los equipos a formular un correcto brief de los proyectos impulsados. Junto a esto, se dio a conocer la etapa de diseño y prototipado, entre otras cosas.

“Esta actividad sirvió para hacer un seguimiento a cada proyecto. Entonces el taller busco conocer estos y así analizar críticamente cada paso del prototipado de sus productos. Hardware específicamente. Acá, se vieron ciertos detalles técnicos de construcción como por ejemplo el estado de sus prototipos, la fabricación de estos, el para qué y dónde serán utilizados, y en base a esto, tratamos de brindar una retroalimentación que ayudase a las y los estudiantes con referencias de materiales o tecnología a utilizar en la fabricación de sus iniciativas”, comentó el Diseñador Industrial.

En lo que respecta el hardware, el prototipado permite materializar las propuestas de diseño y hacerles un análisis físico, ya sea de materialidades, detalles constructivos, dimensiones, volúmenes y proporciones, para su proceso de testeo en ambientes o entornos reales. “Es súper importante no saltarse etapas. De esta manera evitamos que se nos pasen ciertos detalles técnicos, que a la larga, nos ahorraran recursos monetarios y de tiempo en una fase más avanzada como es la fabricación en serie”, agregó.

Los equipos ganadores del Despega Usach y participantes del workshop estuvieron compuestos por: Retest+, Chucaw, Windo, Xtrefresh, Tres, Quazar Technologies, NutriGreen y Gelys. Los proyectos de Conectatas y Parque Cultivo, no pudieron participar de la actividad.

El Centro de Innovación se encuentra constantemente colaborando con las y los investigadores, académicos/as y estudiantes de la Universidad de Santiago, que necesiten de distintos sistemas de apoyo para llevar adelante sus iniciativas de investigación, emprendimiento, innovación y prototipado.

Si quieres conocer más sobre el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, visita www.centroinnovacion.cl .

Por: Cristian Contreras

Proyectos sobre proceso de lixiviación de calcopirita y fusión autógena de iodo se adjudican concurso “Tecnologías emergentes para la minería” de la USACH

La convocatoria repartirá 41 millones de pesos entre las propuestas ganadoras, financiamiento que tendrá que ser ejecutado a lo largo de 12 meses. El objetivo de este premio, es apoyar íntegramente en el crecimiento y desarrollo de las iniciativas de innovación en minería que se desarrollan al interior de la Universidad de Santiago.

Dos iniciativas que atienden las necesidades y problemáticas de la industria minera se adjudicaron el concurso, “Tecnologías emergentes para la minería USACH”. La convocatoria fue organizada por el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) y la Unidad de Innovación y Emprendimiento (UIE), de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI) de la Universidad de Santiago de Chile (USACH). La casa de estudios y el Centro Integrado de Pilotaje de Tecnologías Mineras (CIPTEMIN), fueron los auspiciadores de la instancia.

Con el objetivo de potenciar los proyectos de investigación aplicada, la transferencia tecnológica y las posibles creaciones de spin off relacionados a la actividad minera al interior de la universidad, se desarrolló esta convocatoria que recibió a lo largo de su proceso, varias iniciativas de importante envergadura, que buscan, a través de sus estudios, aumentar la productividad y el desarrollo de la principal industria productora del país.

En este contexto, la Gerente del Centro de Innovación, Claudia Seco, comentó que este concurso representa una oportunidad real para que la planta investigadora y académica de la universidad, ejecuten sus iniciativas innovadoras por medio de la colaboración directa de las unidades de I+D+i+e. “Nuestra intención al interior de la USACH, siempre ha sido apoyar y acompañar a nuestras y nuestros investigadores innovadores en la consecución de sus metas a nivel investigativo, por lo que este concurso, logra de manera íntegra, contribuir con parte de las necesidades de los proyectos para que evolucionen en sus desarrollos y  niveles de tecnología”.

“Para nosotros es importante traer iniciativas de esta envergadura que inviten tanto a investigadores como estudiantes a desarrollar soluciones innovadoras que representen un real aporte a las problemáticas que tienen nuestra sociedad. Instancias como esta, y otras que hablan acerca de emprendimiento, pilotaje y desarrollo territorial, son las que estamos impulsando junto al equipo del Centro de Innovación y la Facultad de Ingeniería”, agregó la profesional.

Por su parte Juan Sotomayor, Ingeniero de Negocios & Vinculación Tecnológica en CIPTEMIN, destaca los vínculos virtuosos que se generan entre el centro de pilotaje y la USACH, poniendo énfasis en su rol de articuladores de pilotaje y validación a escala real en los campos de prueba semi-industrial e industrial dentro de la industria minera.

“Actualmente CIPTEMIN se encuentra realizando un pilotaje y validación a escala industrial de una tecnología desarrollada por equipos de la universidad, complementariamente, como estrategia para motivar a la comunidad académica a desarrollar soluciones de I+D+i en Minería, organizamos en conjunto al Centro de Innovación y la VRIDEI esta convocatoria que tiene como objetivo financiar y acelerar en etapas tempranas, soluciones con alto impacto para el rubro Minero, con visión de corto plazo poder alcanzar la madurez tecnológica para lograr validar sus soluciones en la industria minera”, comentó Sotomayor.

Proyectos ganadores

El proyecto denominado «Desarrollo de un nuevo proceso de lixiviación de calcopirita en tres etapas que permite la extracción eficiente de cobre a escala Laboratorio», desarrollado por la investigadora y profesora, Lilian Velázquez y, el  proyecto que lleva por nombre “Pilotaje demostrativo de la fusión autógena de iodo (fai)”, liderado por el investigador y también académico de la universidad, Ricardo Vega, fueron las innovaciones beneficiadas por el concurso, adjudicándose un monto total de $41.000.000 a repartir entre las iniciativas.

Ambas propuestas, fueron escogidas por un comité compuesto por representantes del Centro de Innovación, DGT, UIE y CIPTEMIN, en una instancia de evaluación que puso en la balanza criterios como el tipo de problema y oportunidad generada; propuesta de solución, coherencia y grado de novedad de la iniciativa; y capacidades y trabajo en equipo de las innovaciones, entre otras cosas.

El proyecto liderado por Velázquez, propone un nuevo proceso hidrometalúrgico que evita la formación de la capa pasivante y permite disolver la calcopirita usando agentes orgánicos, agua de mar y/o salmueras de descartes de plantas desalinizadoras, desarrollando un proceso sustentable que logra aumentar la producción de cobre a nivel mundial.

“Nuestra iniciativa intenta realizar de una forma diferente lo que hasta hoy hacemos para procesar a la calcopirita que es un mineral de cobre, hierro y azufre. El más abundante en la corteza terrestre, pero a su vez, el más refractario a procesos hidrometalúrgicos. Gracias a la adjudicación de esta convocatoria, podremos demostrar que los minerales sulfurados de cobre, como la calcopirita si pueden ser procesados a través de la hidrometalurgia ya sea directamente desde la roca chancada o desde los concentrados de cobre a nivel laboratorio”, acotó la académica.

Este proyecto busca obtener el cobre contenido en la calcopirita disuelto en una solución acuosa que luego puede ir a los procesos tradicionales de Extracción por Solventes y Electro obtención para producir cátodos de cobre con 99,99% de pureza. “Lograr esto será un gran avance pudiendo ser la hidrometalurgia un proceso competitivo para lograr extraer cobre de manera sustentable y sostenible, cumpliendo así con lo que se quiere una «minería verde. El proyecto nos permitirá obtener un prototipo del proceso a escala de laboratorio”, agregó.

Por su parte, la iniciativa de Ricardo Vega, habla sobre acercar la tecnología y equipamiento piloto existentes de la Fusión Autógena de Iodo para integrarlas a condiciones industriales dentro de la actividad minera. Este proceso permite obtener y refinar el iodo elemental contenido en una solución de ioduro y comprende, específicamente, la cortadura de ioduro, la fusión del iodo, y la separación del iodo fundido de la salmuera agotada.

“Esperamos que, con este fondo de financiamiento, logremos alcanzar un nivel de desarrollo TRL 6. Es decir, demostrar el potencial de integración industrial de la iniciativa. Específicamente, se acondicionará la planta piloto para ser probada, integrándola a una planta de ioduro existente que cuente con instalación de prillado. El acondicionamiento del prototipo consistirá en tratar solución de ioduro de planta y de extender el período de operación de cada prueba por lo menos a 20 minutos, bombeando la solución de ioduro “en frío”, a un intercambiador de calor para precalentarla previo a su alimentación al reactor”, comentó el investigador.

Como proyección para una siguiente fase, lo que busca el proyecto es la incorporación de control automático a la operación, así como el desarrollo de un sistema de prillado “en húmedo”, elementos que permitirían una operación independiente e integral de la tecnología, acercándola así a su funcionamiento y operación a escala precomercial, logrando de esta manera, un grado de madurez acorde a un TRL7.

Los proyectos tienen un plazo de 12 meses para ejecutar el financiamiento obtenido por el concurso. Junto a los organizadores se revisarán los lineamientos para hacer efectiva la adjudicación.

Por: Cristian Contreras

Con el taller “Propuesta de Valor” las y los emprendedores de la USACH avanzan en VECTOR Inicia del Centro de Innovación FING

Consideraciones para establecer una diferenciación y herramientas que ayudan en la confección de una iniciativa de negocio, fueron vistas en nueva jornada de emprendimiento.

Una jornada cargada de vivencias de emprendimiento fue la que tuvieron las y los emprendedores de la Universidad de Santiago en la segunda sesión del programa del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, Vector Inicia. Por medio del taller denominado “Propuesta de Valor” las y los estudiantes pudieron complementar sus conocimientos que buscan establecer un correcto desarrollo en sus iniciativas innovadoras.

Tomás Ffrench-Davis, Co fundador de KellunApp, iniciativa que se encarga de gestionar acciones solidarias conectando a voluntarios, donantes, proyectos sociales emergentes, ONGs y empresas, en torno a un ecosistema de acciones benéficas, a través de una plataforma digital, compartió con la comunidad usachina, su experiencia y conocimiento en el campo del emprendimiento.  

Para Ffrench-Davis, uno de los elementos relevantes que se debe considerar dentro de la creación de cualquier iniciativa de innovación, está marcado por la manera en que esta se destaca y marca un sello distintivo en relación a otra. En este contexto, es importante diferenciarse del resto, generando un valor agregado al producto o servicio que se ofrece y marcando una tendencia clara en las soluciones de mercado que se plantean. Se debe identificar de manera concreta la problemática a la cual se apunta.

“La propuesta de valor nunca va a ser la solución final de tu emprendimiento. Hay que enfocarse en la problemática que se va descubriendo. No en una problemática global o distintas cosas, sino que algo puntual. En base a esto, vas a generar distintas propuestas de valor y distintas hipótesis que te irán llevando a esa solución final”, comentó el emprendedor.

En este sentido, el apoyarse de las presentes tecnologías y buscar soluciones en base a estas, hace que la idea de negocio propuesta, tenga un componente diferenciador potente acorde a las tendencias, avances y necesidades, que se manejan en el mercado y en la sociedad. Hoy este ha pasado a ser un punto crítico en el desarrollo de las cosas, por lo que debe ser considerado en las diversas iniciativas.

“Buscamos convocar a aquellos agentes de cambio de manera masiva y en un solo lugar. Ahí fue en donde vimos el valor en la tecnología. Creamos y resolvimos de alguna forma la masividad para poder a ayudar a aquellas personas, que buscan ayudar, por lo que desarrollamos una aplicación que trabajase como una especie de “tinder”, en el área del voluntariado. Esto era una oportunidad de resolución de problemáticas reales. Nuestra propuesta de valor, fue hacer este match digital”, comentó Tomás, acerca su experiencia con KellunApp.

Culminado su participación, el mentor aconsejó a las emprendedoras y emprendedores de la universidad, a que, establezcan su problemática, como un pilar fundamental dentro de la creación de sus iniciativas de innovación.  “Deben creer en sus ideas, enamorarse de la problemática y nunca de la solución”.

De manera adicional, Ffrench-Davis compartió distintas herramientas digitales que, a él y a parte importante del ecosistema de innovación y emprendimiento, han ayudado en la planificación, desarrollo y conformación de sus iniciativas de emprendimiento. Trello, Canva, Mailchimp, Asana, Pexels y Freepik, fueron algunas de las plataformas y aplicaciones vistas.

Por: Cristian Contreras

Programa de emprendimiento del Centro de Innovación Fing comenzó con taller “Detección de un problema”

  • Cerca de 70 estudiantes se inscribieron en Vector Inicia, iniciativa que tiene por objetivo apoyar a las y los innovadores de la universidad, en sus proyectos de carácter científico tecnológico.
  • Emprendedora usachina compartió tips y datos por medio de su experiencia vivida en el ecosistema nacional.

Con un gran ambiente, y de manera participativa, comenzaron las sesiones del programa de emprendimiento del Centro de innovación de la Facultad de Ingeniería, Vector Inicia. Las y los emprendedores de la Universidad de Santiago de Chile (USACH) recibieron los conocimientos y los consejos de María Ignacia Lucares, CEO de B-Morph, ex alumna de arquitectura que desarrolló el taller “Detección de un problema”.

El emprendimiento es una actividad dinámica, marcada por las tendencias, y que, a lo largo del tiempo, ha ido tomando fuerzas y se ha instaurado de manera potente en los lineamientos estratégicos de la universidad.  Acorde a estos esfuerzos, e impulsando de manera constante el fomento de la actividad, Vector Inicia, se establece en la USACH, como un semillero de emprendimientos que busca dejar su sello, a través de soluciones tecnológicas, que impacten de manera positiva a la sociedad.

En este contexto, el Coordinador de Emprendimiento del Centro de Innovación, Walter Valdés, recordó a los participantes, las implicancias que trae este nuevo programa, destacando que “esta iniciativa, es un espacio para que las y los estudiantes de la USACH, conozcan sobre emprendimiento y puedan emprender, ya a sea en sus carreras, en la universidad o fuera de ella. Esperamos que todas y todas puedan pasar del proceso divergente de encontrar una idea de innovación, a un proyecto tecnológico con potencial de mercado”.

Por su parte, María Ignacia Lucares, presentó a las y los estudiantes, procesos y consejos, que serán de ayuda para identificar el problema dentro de sus proyectos de innovación. En este escenario, se hizo imperioso conocer las distintas variantes a las que debe apuntar una posible solución y, detectar de manera eficaz, el problema al cual se destinarán los esfuerzos que darán el impulso al emprendimiento a desarrollar.

“Es importante identificar en qué uno es bueno. Definitivamente, uno no puede ser bueno en todo, y si se es que se es bueno en algo en específico, es desde aquí en donde uno puede potenciar una gran oportunidad. Una pequeña dificultad se puede transformar en una excelente oportunidad de negocio, lo que puede traer consigo una gran solución”, comentó la mentora refiriéndose a una interesante historia de emprendimiento con la que comenzó su taller.

Dentro de la presentación se pudo desprender que se debe conocer en macro el contexto de lo que se busca resolver y examinar desde varios puntos de vistas, las necesidades de los clientes o usuarios a los cuales se quiere llegar con una solución real.

Una vez identificado el problema, se hace necesario “casarse con este” creer en él y buscar un equipo interdisciplinario que colabore en dar soluciones a las incertidumbres identificadas, poniendo desde sus perspectivas, todos sus conocimientos y habilidades para la consecución de objetivos que deriven en soluciones de valor. “Es necesario ser minucioso y comenzar a resolver un sólo problema”, complementó Lucares.

“La solución puede cambiar, pero el problema no.  En este sentido, se deben adaptar las soluciones a los cambios de la industria. Las soluciones son variables, por lo mismo hay que estar abiertos a cambiarlas. Así también, el compromiso con el problema, y todo lo demás que surja, es lo principal para iniciar un negocio”, dijo la emprendedora.

Entre los tips significativos mencionados, se destacan variantes como la identificación de los afectados de los problemas. La escucha activa por parte de quien emprende con las experiencias de quienes padecen de estas dificultades, y el reconocer, de qué manera, estas vicisitudes, afectan el entorno cercano del objeto de estudio.

La próxima sesión de Vector Inicia se llevará a cabo este miércoles 15 de junio a las 17:00 horas en el edificio de Innovación Docente de la Facultad de Ingeniería. En esta ocasión, Tomás Ffrench-Davis, estará conversando acerca de la importancia de establecer un elemento diferenciador en los emprendimientos con el taller, “Propuesta de Valor”.

Por: Cristian Contreras

Programa Vector Inicia del Centro de Innovación FING realizó su lanzamiento oficial con interesante historia de emprendimiento

Julien Hanna, Cofundador de la startup Qactus, relató su camino en el emprendimiento y compartió su start up Qactus, la cual se dedica a transformar residuos de plásticos en productos comercializables, utilizando la impresión 3D, como principal tecnología.

Con la charla de inspiración “Las grandes ideas tiene un punto de partida”, el pasado 31 de mayo, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, realizó el lanzamiento de su programa de emprendimiento, Vector Inicia 2022. La actividad se desarrolló en el Salón de Honor de Rectoría y tuvo la participación de la comunidad estudiantil que está interesada en ser parte de esta nueva iniciativa de preincubación de emprendimiento.

En una jornada marcada por la camaradería y la innovación, el Decano de la Facultad de Ingeniería, y también Director del Centro de Innovación, Dr. Cristian Vargas, recibió a los participantes de la jornada, invitándolos a ser parte de una nueva iniciativa que tiene dentro de sus objetivos convocar  las mentes creativas de la Universidad de Santiago, en torno al desarrollo y potenciamiento de ideas innovadoras que buscan crear soluciones reales, acordes a las necesidades de nuestra sociedad, en base a la ciencia y la tecnología.

Para la autoridad, el programa se ha consolidado dentro del ecosistema universitario y es una gran fuente de apoyo para las y los estudiantes. “Vector Inicia poco a poco se ha ido transformando en el semillero de emprendimientos de la USACH, y es desde acá es donde buscamos impulsar y acompañar a los distintos agentes de cambio que se gestan al interior de nuestra casa de estudios. Nosotros estamos a disposición de nuestra comunidad estudiantil y es parte de nuestro objetivo, ayudarlos y guiarlos en la consecución de sus sueños”.

Por su parte, el Coordinador de Emprendimiento del Centro de Innovación, Walter Valdés, desarrolló una presentación que englobó los sistemas de apoyo en innovación, trasferencia tecnológica, emprendimiento y prototipado con los que cuenta el Centro, y comentó en detalle, las nuevas implicancias que trae Vector Inicia 2022, el cual comienza con sus talleres de acompañamiento, el próximo miércoles 8 de junio.

“Este año seleccionaremos a cinco equipos más destacados del programa para que puedan desarrollar junto al Centro de Innovación el proceso de prototipado de su idea. Además, quien resulte ganador o ganadora de esta convocatoria, tendrá como gran recompensa el pasar directamente a la final del concurso de emprendimiento de nuestra universidad, Despega Usach”.

Ya en lo que fue la charla principal, y con el objetivo de acercar las experiencias de quienes han logrado desarrollar una carrera en el ecosistema de innovación y emprendimiento nacional, plasmando sus ideas más ambiciosas que hablan acerca el desarrollo productivo y social de la comunidad de una manera sustentable y responsable con el medioambiente, Julien Hanna, Cofundador de la startup Qactus, relató su camino en el del emprendimiento y compartió su experiencia con su empresa, iniciativa que se dedica a transformar residuos de plásticos en productos comercializables, utilizando la impresión 3D, como principal tecnología.

Historia de emprendimiento

Para Julien, su camino en el emprendimiento, partió cuando estaba en la universidad. Aquí junto a su grupo de compañeros (algunos actuales socios de Qactus), comenzó a desarrollar una iniciativa de fabricación de cervezas artesanales, utilizando así los conocimientos generados en su carrera de biotecnología. Sin embargo, producto de los propios estudios, tuvo que dejar de lado la empresa para abocarse de lleno a lo que sería su tesis.

Este acontecimiento, en vez de acortarle su proceso en el emprendimiento, no hizo más que enseñarle una nueva oportunidad en el desarrollo de soluciones que estuviesen acorde a las necesidades que presenta la sociedad y el ecosistema, y fue en su propia actividad al interior de los laboratorios, en donde desarrollaba su tesis, donde detecto un tremendo problema en el uso de los plásticos y en los desechos que estos generan.

 “Percibiendo esta situación, decidimos con nuestros amigos hacer algo al respecto, y es así como empezamos a investigar sobre el impacto que los desechos de plásticos dejan a nivel global, viendo que la situación que vivíamos en el laboratorio, era solo la punta del iceberg. De esta manera, llegamos a un movimiento que se llama “precious plastic” donde proponen la confección de máquinas de fácil armado para procesar plásticos y utilizarlos como productos. Estos planos, eran liberados en internet, por lo que hicimos nuestra propia trituradora de plásticos”, comentó Hana.

Dentro de las funcionalidades de estas máquinas, se podían realizar filamentos para impresoras 3D desde plástico reciclado, esto, llamó completamente la atención de los jóvenes emprendedores, quienes desde se momento, comenzaron a dar forma a lo que sería su actual iniciativa, Qactus. “Nosotros trabajamos en base a un ciclo de economía circular muy bueno, en donde integramos nuevas tecnologías que no son las tradicionales y en donde se puede agregar valor de forma muy sustancial”.

“Utilizar el plástico para la fabricación de filamentos para la impresión 3D, nos llamó mucho la atención ya que cambia el paradigma. Ya no es utilizar el proceso normal para hacer valorización de plástico, sino es utilizar tecnología de punta para esto. La impresión 3D es una tecnología que está en auge y que, según el Foro Económico Mundial, es una de las 5 tecnologías que está dando forma al presente y dará forma al futuro”, agregó el emprendedor.

La startup fue fundada en 2017, y a lo largo de su trayectoria, han sido parte de diversos procesos de aceleración de negocios como Start-Up Chile, donde trabajaron con grandes marcas como HP y Ripley. Dentro de su recorrido, la empresa fue seleccionada como uno de los 500 mejores proyectos de LATAM por los Premios Latinoamérica Verde, quedando en el lugar 36 de su categoría. Hoy buscan impulsar la producción y consumo responsable, a través de la fusión de la tecnología con la sustentabilidad.

Para finalizar, Julien llamó a los participantes a ser parte de estas iniciativas que permiten a sus estudiantes aprender cosas nuevas, destacando lo mucho que él habría utilizado una oportunidad de este estilo mientras era estudiante.

Vector Inicia comienza este miércoles 8 de junio con el taller “Detección de un Problema” y será dictada por María Ignacia Lucares, arquitecta de la Universidad de Santiago y fundadora de B-Morph, emprendimiento dedicado a crear revestimientos para edificios que absorben la contaminación atmosférica imitando la forma que tienen los corales para eliminar el dióxido de carbono en el mar.

Por: Cristian Contreras

Claudia Seco Farías, gerente del Centro de Innovación FING Usach: “Las mujeres tenemos las capacidades para ejecutar un liderazgo distinto”

Los Centros de Biotecnología Acuícola, y el de Innovación y Ttransferencia Tecnológica (Innovattec)  son parte de los distintos proyectos que ha apoyado la profesional, con foco en el desarrollo, innovación y emprendimiento de nuestra universidad, en cada uno, ha trabajado desde la instalación de sus infraestructuras hasta la postulación y adjudicación de fondos para el financiamiento de estos.

“Me considero una gestora que impulsa la I+D aplicada, emprendimiento e innovación de base científica tecnológica, que apoya a las y los académicas/os, estudiantes e investigadoras/es de la Universidad de Santiago en llevar adelante sus proyectos”.

Quizás esta frase sea la que mejor define parte de la extensa labor que ha realizado en nuestro Plantel, Claudia Seco Farías, la actual gerente del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería (FING), lugar que abrió sus puertas hace tres años con la finalidad de instalar infraestructura, mecanismos y capacidades para acercar los resultados de la I+D desarrollada en nuestro Plantel a la industria, de manera de fomentar la innovación y el emprendimiento.

Claudia se incorporó en 2005 a la Usach, justo cuando finalizaba la carrera de Administración de Negocios Internacionales en la Universidad de Valparaíso. Dice que, en ese tiempo presentó un proyecto como profesional independiente para levantar una incubadora de negocios biotecnológicos para la Facultad de Química y Biología.

Recuerda que la Dra. Mónica Imarai vio en ella un potencial que, hizo que, saliendo de su oficina, la llamara para ofrecerle trabajar con ellos y así ayudar en lo que sería el futuro Centro de Innovación y Transferencia Tecnológica (Innovattec). “Nunca pensé que ese sería el inicio de muchos desafíos profesionales en la Usach”, enfatiza. Cabe destacar que la iniciativa, posteriormente daría origen a la Incubadora de Negocios Innovo.

Participación en iniciativas de alto impacto

¿En qué otros proyectos ha participado en el ámbito de la innovación y el emprendimiento?

Trabajé en impulsar y levantar financiamiento para el Centro de Biotecnología Acuícola, (CBA Usach) de la Facultad de Química y Biología. Postulamos y adjudicamos fondos públicos privados que ascendieron a los $7 mil millones, lo que permitió impulsar el Consorcio Tecnológico en Sanidad Acuícola, ICTIO Biotechnologies. Luego, ingresé al proyecto Ingeniería 2030 de la Facultad de Ingeniería, cuyo principal objetivo es apoyar a las universidades chilenas que imparten las carreras de Ingeniería  Civil, en el proceso de implementación de planes estratégicos destinados a transformar -bajo estándares internacionales- sus facultades en los ámbitos de investigación aplicada, desarrollo y transferencia de tecnología, innovación y emprendimiento.  Acá fui Subdirectora de dos, de los seis ejes del proyecto, entre 2015 y 2022. 

Claudia comenta que, en paralelo y a través de Ingeniería 2030, surgió la oportunidad de levantar y liderar iniciativas tales como el Centro de Innovación, “cuya construcción y conceptualización comenzó en 2015, logrando abrir sus puertas en 2019 con programas extracurriculares de impulso a la i+e, tales como Lions Up, Vector y Premios Icono”.

Destaca que también lidera “la formulación del proyecto Polo de Innovación para el desarrollo productivo de las Mypes del Sector Poniente de la RM que se adjudicó el FIC GORE, el cual tiene la finalidad de desarrollar e implementar una plataforma innovadora que permitirá caracterizar, georreferenciar, diagnosticar y capacitar las mypes, junto a sus cadenas productivas del sector, para intervenirlas productivamente y ayudarlas en su reactivación económica”.

Los retos actuales y futuros del Centro de Innovación

En la actualidad, este espacio atiende a académicas/os, investigadoras/es y estudiantes de pre y postgrado en las diversas necesidades que presentan sus proyectos, para lo cual cuentan con un Laboratorio de Prototipado dedicado a asesorar, diseñar y fabricar dichos modelos e iniciativas de  I+D aplicada, emprendimientos tecnológicos, tesis y servicios.

Asimismo, existe un equipo multidisciplinario de profesionales que apoyan el contacto con la industria, el emprendimiento en la etapa temprana mediante Vector Inicia y las actividades del Centro que se compatibilizan con otros programas del ecosistema, como los de Unidad de Innovación y Emprendimiento de nuestra Vicerrectoría Vridei.

En lo que queda del 2022 ¿Cuáles son sus próximos pasos?

Buscamos posicionarnos como un polo de innovación para el sector poniente de la Región Metropolitana. De hecho, nos adjudicamos un proyecto FIC del GORE, donde gracias a la excelente vinculación que hemos generado con los alcaldes de los siete municipios que participan de la iniciativa, y sus respectivos encargados de fomento productivo, estamos georeferenciando esta zona, a través del diagnóstico de sus necesidades de investigación y desarrollo, de manera de generar proyectos, de acuerdo a esos resultados. Para esto, estamos trabajando junto a las comunas de Cerro Navia, Renca, Pudahuel, Cerrillos, Quinta Normal, Maipú y Estación Central.

Invitando a las mujeres a innovar y emprender

Desde su labor en el Centro de Innovación ¿Cuáles son las propuestas que están llevando a cabo para que más mujeres Usach puedan emprender e innovar?

A través de nuestros programas, fomentamos la participación y liderazgo de las mujeres, y mediante bonificaciones en cada iniciativa, impulsamos e incentivamos su integración. Nosotros somos un gestor que conecta las necesidades que existen en el ecosistema con el entorno, y aquellas del  mercado con las ofertas de la Universidad. A través de nuestra área de emprendimiento, apoyamos a estudiantes, levantamos proyectos vinculados con la industria y generamos acciones para acortar brechas de género, entre otros.

A través de su experiencia ¿Cómo ha visto la participación de las mujeres en el ecosistema de la Universidad?

Las mujeres cuando llegan a emprender, lo hacen para quedarse. Lo que percibimos es que tienen un muy buen nivel de participación, son muy persistentes con sus proyectos y son líderes positivas. Además, vemos que a nivel de ecosistema, hay cada vez mayor participación de estudiantes, académicas e investigadoras, las cuales también han generado otras redes internas que las hacen sentir más integradas y  organizadas, reconociendo que hay una brecha que se está abordando.

¿Qué consejo le daría a las estudiantes para motivarlas a emprender?

Este es un momento perfecto para que puedan innovar y emprender, porque hay programas enfocados a las mujeres, un ecosistema que las está esperando, y hay normativas y protocolos que las acogen y las resguardan. Ojalá más mujeres lideren emprendimientos, porque creo que la forma en que lideramos está por verse, se está construyendo y la veremos en el futuro. La invitación es que seamos parte de la historia, porque las mujeres tenemos las capacidades para poder ejecutar un liderazgo totalmente distinto. Por otra parte, también debemos invitar a los hombres a ser parte de ese proceso, que puedan abrirse a estas oportunidades y escuchar la perspectiva de las mujeres.

Por: Paola Armijo, Unidad de Innovación y Emprendimiento ,Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación.

Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería lanza concurso de innovación en minería para investigadoras e investigadores de la USACH

Iniciativa es apoyada y financiada por la Universidad de Santiago de Chile (USACH), el Centro Integrado de Pilotaje de Tecnologías Mineras (CIPTEMIN) y la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo). El monto de financiamiento a repartir para el o los proyectos ganadores, es de $40.000.000.

Con el objetivo de fortalecer proyectos de investigación aplicada, transferencia tecnológica y/o emprendimientos científicos relacionados a la industria minera, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, junto a la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) y la Unidad de Innovación y Emprendimiento (UIE) de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI), organizaron el concurso de innovación minera “Tecnologías Emergentes para la Minería en la USACH”.

Esta iniciativa, apoyada y financiada por la USACH, CIPTEMIN y Corfo, busca acelerar el desarrollo de iniciativas y tecnologías mineras emergentes al interior de la universidad, que contemplen dentro de su quehacer, un fuerte énfasis en la sustentabilidad y en el desarrollo productivo de la industria más representativa de nuestro país. La intención de esta convocatoria, es que las soluciones gestadas al interior de la USACH, logren una mejora o maduración sustancial en su proceso.

Quienes pueden postular a este concurso son todos los académicos, académicas, investigadores e investigadoras de   la Universidad de Santiago de Chile que cuenten con una investigación o tecnología menor o igual al nivel de madurez tecnológica de TRL 5 (por su sigla en inglés), y que mantengan un contrato vigente con la casa de estudios.

Los ganadores o las ganadoras obtendrán un monto máximo de financiamiento para complementar y ejecutar su investigación o proyecto de $40.000.00 (cuarenta millones de pesos). Este monto, busca potenciar la iniciativa tecnológica, y fomentar la colaboración interna de la comunidad, con el fin de avanzar hacia la obtención de resultados que generen un impacto positivo y representen un real beneficio a la sociedad.

Para participar deben completar el Formulario de Postulación  y el Anexo Presupuestario que se encuentran en el sitio web http://centroinnovacion.cl/concurso.  Los documentos adjuntos deben ser enviados al correo innovacion.ingenieria@usach.cl .

El proceso de postulación abre el 19 de mayo de 2022 y cierra su convocatoria el 2 de junio de 2022 a las 23:59 horas.

Fechas Importantes

•            Cierre de postulaciones:  2 de junio 2022

•            Presentación y evaluación de proyectos: Entre viernes 3 y martes 7 de junio

•            Inicio de ejecución de proyectos: 8 de junio de 2022

Por: Cristian Contreras