Resultados, pitching y concursos marcaron el cierre del Programa de Emprendimiento 2020 del Centro de Innovación

Jurado conformado por mentores del programa escogieron a la mejor presentación de la jornada.  Tecnologías sobre Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Plataformas Digitales, Electromovilidad, Química, Biotecnología y Matemáticas, fueron desarrolladas por los estudiantes de la USACH.

A finales de septiembre se dio término a un proceso lleno de conocimientos y dedicación que tuvo al ecosistema emprendedor de la Universidad de Santiago pendiente de los resultados y alcances que dejó el Programa de Emprendimiento 2020 del Centro de Innovación, a través de su ceremonia de cierre. La jornada tuvo la presentación de cuatro pitch y el público tuvo una participación especial al escoger a su proyecto favorito, de manera virtual.

El inicio de la actividad estuvo a cargo del Director del Centro de Innovación, Alejandro Gutiérrez, quien dio las palabras de bienvenida de la jornada y reconoció las labores realizadas por el equipo de emprendimiento, destacando las intenciones del área dentro de la organización y la Universidad de Santiago.

“Queremos instaurar la cultura de emprendimiento en nuestra universidad, queremos ser reconocidos como una institución educacional que fomenta la actividad y que apoya a los estudiantes en dar ese paso que les permita generar y consolidar sus ideas creativas dentro del ecosistema innovador y emprendedor”, señaló el Director del Centro.

Por su parte, el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, también se hizo partícipe de la ceremonia enviando un mensaje por medio de un video, donde mencionó la importancia de contar con estos espacios de formación universitaria, destacando la participación de emprendedores provenientes del extranjero. “Quiero felicitarlos por este trabajo y saludar cordialmente a todos los emprendedores y mentores que nos acompañaron en este programa, principalmente aquellos que son familiares de nuestra casa, Chile, y a nuestros amigos colaboradores que contribuyeron desde Argentina, Perú, Colombia, México y Rusia”.

Walter Valdés, Gestor de Emprendimiento del Centro de Innovación, estuvo a cargo de liderar el programa, y dio cuenta de los resultados y avances de esta nueva edición que tuvo como objetivo acercar a la comunidad universitaria que estuviese interesada en dar sus primeros pasos en el área del emprendimiento.

Al igual que la mayoría de las actividades educacionales y de formación, el Programa de Emprendimiento tuvo que adaptarse a las nuevas condiciones instauradas por la actual contingencia sanitaria, desarrollando así sus labores de manera remota, y utilizando herramientas especializadas, como Zoom, Miro y Microsoft Teams, entre otras.

 “Creamos una nueva metodología enfocada en tres etapas. Trabajamos semanalmente un workshop con emprendedores y profesionales de carácter nacional e internacional. Luego, estaba el proceso de trabajo autónomo, donde los alumnos implementaban los conocimientos adquiridos de los talleres a sus propias iniciativas, para luego dar paso a la fase de mentoría donde trabajamos de manera personalizada con cada uno de los proyectos”, comentó Valdés, acerca del sistema de trabajo implementado en esta nueva edición.

Programa de Emprendimiento en cifras

El programa de Emprendimiento se llevó a cabo en 10 sesiones ininterrumpidas, y contó con la participación y colaboración de la misma cantidad de mentores provenientes de distintas nacionalidades, dando así una mirada internacional a cada una de las cátedras expuestas. Segmentación de Mercado, Arquetipo de Cliente, Diseño del Problema, Conformación de Equipos, Análisis de Competencia, Propuesta de Valor, Cifras de Mercado, Modelo de Negocios, Análisis Financiero y Tipos de Pitch, fueron las temáticas desarrolladas en cada uno de los workshops.

A la convocatoria se presentaron 124 personas, de las cuales 112 contaban con una idea de emprendimiento, representando así, 65 grupos ya conformados. Los 12 restantes, entraron con la motivación y ganas de conocer más sobre esta área de constante desarrollo. De los equipos identificados, 36 correspondían a Emprendimientos de Base Científica Tecnológica (EBTC) y 29 a iniciativas tradicionales.

“Dentro del impacto podemos contar que tuvimos la participación de 10 mentores internacionales, 124 inscritos, y al final de este proceso, continuaron 13 grupos con los cuales estuvimos por más de 70 horas realizando mentorías personalizadas, tanto por el equipo de emprendimiento, como también de quienes nos acompañaron en esta iniciativa”, agregó el encargado del programa.

De los alumnos registrados, 61.8 % pertenecen a la Facultad de Ingeniería, mientras que 11.8 a la Facultad de Humanidades, 10.5 a la Facultad de Administración y Economía, 9.2 a la Facultad Tecnológica, 5.3 a la Facultad de Ciencias Médicas, y 1.3 a la Facultad de Ciencias.

Los sectores atendidos por los proyectos comprendieron las áreas de la salud, minería, inmobiliaria, transporte, marketing, construcción y botánica, entre otras. De la misma manera, los tipos de tecnologías presentes en las iniciativas trataron innovaciones sobre Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Plataformas Digitales, Electromovilidad, Química, Biotecnología y Matemáticas.

“Fue un trabajo bastante amplio, diverso y bien interesante, porque como equipo, nos permitió ampliar nuestros horizontes. Ver más allá de nuestra propia área, e ir actualizándonos y aumentando nuestra red de conexión para que así los equipos participantes puedan ir mejorando”, comentó Walter.

Los proyectos que continuaron con el proceso fueron: Autoapp, Cooperativa, Conectatas, Gelys, Expand, Hilando, B & G advanced analitycs, Lector Cardiaco, Move, Plastik, Tricolabs, Uniperz y Wen.

Concursos y reconocimientos de la ceremonia

La parte dinámica y entretenida de la ceremonia estuvo presente en la sección de pitching desarrollada por Conectatas, Expand, Hilando y Tricolabs. Estos emprendimientos, fueron previamente seleccionados por el equipo de trabajo del Centro de Innovación, y se sometieron a la evaluación especializada de tres mentores que participaron activamente durante el transcurso del Programa de Emprendimiento.

Sasha Ivanova, CEO y founder de SharpShark, Sebastian Cumsille, CCO de DMLABS, y Lourdes Uzuriaga, Co-founder y Sales & MKT Head de Coralify, fueron los encargados de deliberar y dar su feedback a los equipos participantes recién mencionados, considerando así, todas las fases que presenta un proyecto de innovación y evaluando a la mejor presentación de la jornada.

De esta manera, el premio al mejor emprendimiento se lo llevó Extend, sistema que busca ampliar la vida útil de las baterías de litio de los transportes públicos terrestres, y que, al parecer del jurado, tiene una gran proyección para continuar desarrollando su tecnología a nivel nacional.

“Expand tiene un research y development sólido. En cuanto a la tracción van bien avanzados y tienen una gran posibilidad de expansión. Su modelo de negocios es muy claro”, comentó la CEO fundadora de SharpShark en representación del jurado.

Para Nicolás Rojas, líder del proyecto ganador, este reconocimiento se logra gracias a la ayuda y compromiso de este tipo de programas extracurriculares. “Se nota que hay conocimiento y harto apoyo con respecto al emprendimiento, sobre todo cuando uno no entiende mucho sobre modelos de negocios o cosas económicas, y cuando se viene de una carrera que no tiene que ver con economía y acciones de mercado”.

Por su parte, y por medio de votación electrónica, el público también escogió a su emprendimiento favorito, siendo Conectatas, plataforma dedicada al cuidado de la salud de la tercera edad, quienes se llevaron el premio a pitch favorito de la gente, recibiendo premios de RedBull y un certificado otorgado por Coralify que reconoce su participación en el Programa de Emprendimiento, al igual que el ganador de la jornada.

 “Para nosotros es bastante gratificante ya tener validada la idea de que la gente le gusta esta iniciativa y puede seguir adelante. Sin duda el programa ha sido un gran apoyo para continuar con los trabajos desarrollados en nuestro proyecto”, dijo Yasna Muñoz Cid, estudiante líder de la iniciativa.

Mientras que Iván Cisternas, estudiante de Ingeniería en Ejecución Mecánica, fue galardonado con el premio “Espíritu Innovador”, reconocimiento que destaca su motivación y compromiso con el Programa de Emprendimiento durante todo su desarrollo, y que invita a más estudiantes de la universidad, a participar e interesarse de este tipo de iniciativas de emprendimiento con los que cuenta la USACH.

Actualmente el equipo de emprendimiento del Centro de Innovación continúa trabajando con las 13 iniciativas que se mantuvieron en el programa, fortaleciendo sus cimientos y brindando las herramientas necesarias para que el día de mañana estas lleguen a convertirse en una alternativa atractiva y escalable dentro del ecosistema emprendedor universitario y nacional.

Por: Cristian Contreras

Acompañamiento, metodologías y personalización: La receta del Centro de Innovación para el despegue de sus emprendimientos

Estudiantes se vieron apoyados desde diversos prismas en sus iniciativas de innovación, las que se traducen en mejores definiciones de problema, análisis de competencia, modelos o ideas de negocio y postulación al Despecha USACH, entre otros.

A inicios de septiembre se dieron a conocer los nombres de las iniciativas que fueron preseleccionadas en el concurso de emprendimiento de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación (VRIDEI), Despega USACH. De 95 proyectos que participaron en la convocatoria 30 fueron escogidos para pasar a la siguiente fase y 10 de ellos contaron con el apoyo del equipo de emprendimiento del Centro de Innovación, a través de su Programa de Emprendimiento.

Despega USACH continúa con su proceso que busca reconocer a los proyectos de innovación más atractivos en su fase temprana y avanzada. En una ceremonia online a través de la plataforma de Youtube, se dieron a conocer las iniciativas preseleccionadas a la siguiente fase del concurso la cual contempla el inicio de las mentorías y talleres especiales que están dirigidos para la formación de los equipos y el fortalecimiento de sus propuestas con miras a la etapa final.

Bajo este contexto, el Programa de Emprendimiento, fue participe en la postulación de distintos proyectos que se presentaron a la convocatoria y que fueron seleccionados en esta nueva versión. Los trabajos desarrollados con los emprendedores comenzaron desde la implementación del programa y también se realizó una jornada especial que fue dedicada a dar los lineamientos requeridos para una correcta inscripción a la convocatoria.

Para Yerko Ramírez, Coordinador de Comercialización y Emprendimiento del Centro de Innovación, el foco del equipo está en que, “los estudiantes de nuestra universidad sean partícipes activos del ecosistema de emprendimiento. Es así, que planteamos que nuestro objetivo principal es dar esta instancia de entrenamiento y aprendizaje. Pudimos apoyar y conocer a 14 equipos con diversos proyectos de emprendimiento, y con mucho gusto podemos contar que 10 fueron parte de los 30 preseleccionados, y esperamos que la mitad de ellos pueda ganar alguna de las dos fases de Despega”.

Dentro de la misma línea, y sumado a la colaboración otorgada en la postulación al concurso, el equipo de profesionales realiza labores de acompañamiento y seguimiento a cada uno de los proyectos apoyados en esta fase preliminar, brindando sus conocimientos en la orientación de aspectos referentes a la ideación, metodología y formulación de propuestas, ente otras cosas.

“El apoyo que les brindamos fue guiar sus pitch, plan de trabajo e iteraciones, y postulaciones a fondos concursables, realizando mentorías por parte del equipo o conectando a los estudiantes con emprendedores nacionales e internacionales, según las necesidades de cada proyecto”, agrega Ramírez.

Pese que este año se ha visto afectado por la actual pandemia provocada por el Coronavirus, el equipo de emprendimiento considera que esta modalidad online que se ha instaurado, ha permitido que muchas personas que tenían la incertidumbre de cómo ser parte de este tipo de instancias, se animaran a participar, corroborando que existe un gran número de miembros de la comunidad universitaria que están interesados en aprender sobre emprendimiento.

Bajo este nuevo formato, el equipo comenta que, “hemos podido corroborar que aumentamos la tasa de éxito de los equipos intervenidos, ya sea en postulaciones o en optimizar sus tiempos de validación de ideas, incluso en su avance, pues les brindamos un apoyo constante que va en directo beneficio a sus proyectos”.

Programa de Emprendimiento en el ecosistema USACH

Dentro del ecosistema USACH, el Programa de Emprendimiento se posiciona como un actor que tiene como objetivo fomentar el emprendimiento e instaurar su erudición dentro del entorno universitario, su público objetivo lo componen los estudiantes que comienzan el camino del emprendimiento.

Lo que busca el Programa es brindar el apoyo a los equipos de estudiantes en su primer acercamiento a la actividad, generar la cultura de emprendimiento, y entregar, mediante un programa de entrenamiento, conocimientos y herramientas que facilitan el proceso de iteración del modelo de negocio.

“Mediante la metodología del Programa de Emprendimiento buscamos que los equipos puedan mejorar la deseabilidad del proyecto iterando sus ajustes, problema/solución, y así sepan analizar los factores críticos de éxito e iterar sus ideas iniciales. En paralelo a esto, realizamos mentorías personalizadas, donde damos cuenta de sus avances y nos permite ir identificando a los mejores equipos. En esta fase, nuestra apuesta es por el estudiante, su equipo, su motivación y no tanto su idea”, concluye Walter Valdés, coordinador de Programa y Gestor de Emprendimiento del Centro de Innovación.

Los 10 equipos preseleccionados del Despega USACH apoyados por el área de emprendimiento del Centro fueron: Tres, UV Protek, Hilando, Tricolabs, Gelys, Conectatas, Lipos, Blossom, Telemetría en Tiempo Real y Ecobox.

Por: Cristian Contreras

Taller de Postulación para el Despega USACH fue impartido por el área de emprendimiento del Centro de Innovación

Para poder ser partícipe de esta iniciativa es primordial contar con la inclusión de estudiantes de pre o posgrado de la Universidad de Santiago de Chile. La convocatoria cierra su proceso de inscripciones este jueves 31 de julio.

La Pre Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR, junto a la Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) realizaron el “Taller de Postulación Despega USACH”, instancia que tuvo como objetivo orientar a los alumnos y alumnas en su inscripción al concurso más importante de emprendimiento tecnológico que tiene la Universidad de Santiago de Chile.

Cerca de 30 prospectos de proyectos de innovación participaron de la exposición realizada por Diego San Martin, Gestor de Emprendimiento del Centro de Innovación, y Rodrigo Morgado, Encargado de Operaciones de la DGT, quienes, en poco más de una hora, repasaron minuciosamente las bases del concurso y detallaron los objetivos, requerimientos y criterios de evaluación que se deben considerar a la hora de postular con un proyecto de emprendimiento.

El Gestor de Emprendimiento, resaltó los objetivos del Despega USACH como parte fundamental a la hora de postular en este tipo de iniciativas que contemplan fondos concursables. En este sentido, lo que busca el concurso es fomentar el emprendimiento basado en la aplicación de resultados de la actividad científica y tecnológica de los alumnos regulares de la universidad, por lo que identificar, y conceptualizar, este elemento característico propio de cada propuesta de trabajo, será bien considerando dentro del proceso de postulación, según lo comentado en la presentación.

Para poder ser partícipe de esta iniciativa, es requisito contar con la inclusión de estudiantes de pre o posgrado de la Universidad de Santiago de Chile, entre otras cosas. “Si bien el equipo de trabajo puede estar compuesto por gente externa a la casa de estudios, es el alumno regular quien será el beneficiario de los premios que entrega la convocatoria en sus fases posteriores, y quien debe ser el titular del proyecto asumiendo la calidad de Director y representante de este”, dice Diego.

También, podrán participar, sólo propuestas de emprendimientos que sean innovadoras, y que esten basadas en la aplicación de algún resultado de la actividad científica o tecnológica, como bien se especificó en el objetivo del concurso.  “Acá podemos encontrarnos con distintos resultados. Puede ser que haya una etapa de idea, una prueba de concepto, validación a escala real o el desarrollo de un producto que ya esté listo para su proceso de comercialización. Estos son los cuatro niveles de maduración de un proyecto científico con los que se apoya el concurso”, comentó San Martin.

El Despega USACH contempla su versión de fase temprana y avanzada. Lo que busca la primera es contar con proyectos que contengan tecnologías disponibles a nivel conceptual o teórico. Iniciativas que se encuentren en su etapa de idea. Mientras que la segunda, considera emprendimientos que se encuentren desarrollando trabajos en sus períodos de prueba de concepto, validación a escala real y escalamiento, y desarrollo del producto.

“Es súper importante en esta convocatoria y en todas las convocatorias fijarse en el porcentaje de ponderación, porque puede que nosotros le demos mucho énfasis a un criterio y podemos dejar de lado otro que tiene un porcentaje mayor en la calificación. Hay que fijarse siempre en la ponderación y poner evidentemente el esfuerzo y desarrollar el formulario con la orientación de estos patrones de evaluación”, concluye el relator refiriéndose a los criterios de evaluación de la competencia, que se dividen en el grado de innovación, equipo de trabajo e impacto país.

 Preguntas y Respuestas

En la segunda parte de la actividad, Rodrigo Morgado, quedó atento y a disposición de las preguntas formuladas por los asistentes del webinar que trataron sobre los detalles del formulario de inscripción. Las consultas estuvieron dirigidas a los tipos de emprendimientos que califican en la convocatoria, la conformación de los equipos multidisciplinarios de los proyectos y los anexos requeridos, entre otras dudas.

Sobre los equipos de trabajo, el Despega USACH exige contar con distintos perfiles que puedan demostrar una labor multidisciplinaria apta para el desarrollo de proyectos de emprendimiento. En este sentido, Rodrigo destacó que “siempre deben tratar de que ese equipo sea congruente con la postulación. Por ejemplo, si tu proyecto trata sobre el desarrollo de un software y les falta un ingeniero en ejecución, en el área de informática, pongan en formulario que se está buscando la persona apta para cada área, y así el evaluador, sabrá que, aunque no se logró complementar el equipo ahora, si se está trabajando para complementarlo más adelante”.

Acerca de los anexos en la fase temprana, estos se refieren a todo lo que le permita al evaluador entender y profundizar más en la idea del proyecto, por lo que todo tipo insumo y apoyo que sustente un planteamiento, servirá para dar una validación al trabajo presentado. En este sentido, enlaces, videos, diagramas y documentos, por ejemplo, son de suma importancia para complementar la postulación. En la fase avanzada, estos agregados sirven para justificar la ejecución de esta idea de emprendimiento, y deben responder al desarrollo de estas nuevas tecnologías presentadas.

Ya finalizando la jornada, Morgado hizo un llamado a los presentes a participar de esta iniciativa pensando en lo que está detrás de esta convocatoria. “Vean este concurso como una alternativa más que solo estudiar para salir a emplearse. Todas estas herramientas que te da la universidad no solamente sirve para salir a emplearse, sino también para generar empleos, para crear y generar tu propia empresa. Ya participando van a ganar experiencia y esto les va abrir otras puertas de desarrollo personal y profesional”.

Esta es la segunda oportunidad en que VECTOR realiza este taller de postulación. La primera instancia se desarrolló el año pasado en las inmediaciones del Centro de Innovación y acá los participantes de la jornada tuvieron la oportunidad de conversar y plantear sus dudas junto al equipo de trabajo de manera presencial.  En esta ocasión, ambas partes trabajaran de forma conjunta en la formulación de sus inscripciones, mediante un archivo drive compartido por los organizadores.

La convocatoria del Despega USACH se encuentra abierta hasta este 31 de julio. Si tienes alguna duda sobre el formulario de postulación, puedes contactarte con el equipo de VECTOR a través de su correo vector@usach.cl .

Por: Cristian Contreras

Los “Arquetipos de Clientes” fueron analizados en una nueva sesión del Programa de Emprendimiento del Centro de Innovación

La jornada fue liderada por Walter Valdés, publicista de la Universidad de Santiago. Esta es la segunda de 10 jornadas que ayudarán a los participantes a robustecer sus proyectos de innovación de base científica tecnológica. 

Una nueva sesión del Programa de Emrprendimiento desarrolló la Pre- Incubadora de Negocios del Centro de Innovación, VECTOR. Esta actividad tuvo como temática principal el “Arquetipo de Cliente” y contó con la participación activa de gran parte de los equipos de trabajo que de manera conjunta fueron resolviendo sus dudas con el expositor, a medida que se desarrollaba la cátedra. 

Este miércoles 8 de julio se llevó a cabo la segunda de las 10 jornadas que contempla el PE 2020. Esta nueva actividad, fue comandada por Walter Valdés, publicista de la Universidad de Santiago y gestor de emprendimiento del Centro de Innovación.  El profesional, se ha desempeñado en áreas de la comunicación y marketing, y actualmente realiza labores de apoyo y asesorías a estudiantes de la universidad impulsando sus proyectos de emprendimiento en la etapa de formación y postulación a fondos.

Al igual que la semana pasada, la actividad se desarrolló mediante la plataforma zoom y comenzó con un pequeño resumen de lo visto en la sesión de Segmentación de Mercado. Así también, la jornada contó con un pequeño recuento del camino recorrido por el facilitador dentro del área del emprendimiento, analizando sus casos de éxito y fracasos, y dando así, los lineamientos e inputs necesarios para tratar uno de los temas relevantes dentro del proceso de conformación de un negocio de mercado, el Arquetipo de Cliente.

Lo que busca esta apartado, es tener una representación semi-ficticia del consumidor final o prospecto construido en base a la información demográfica, comportamiento, necesidades y motivaciones del sujeto. Para identificar estos parámetros, esta información puede ser recopilada a través fuentes primarias y secundarias, las que varían en el contenido según la necesidad y precisión que un negocio requiera.

“Las fuentes primarias son aquellas que revelan datos nuevos, ya sea investigaciones de carácter científico o de carácter más editorial y siempre rondan la información más reciente. Mientras que las secundarias son todas las que se nutren de las recién mencionadas para generar diferentes fuentes de información, ya sea una noticia un artículo de opinión u otro tipo de cosas”, comenta Valdés, detallando la diferencia entre ambos elementos de recopilación de datos.

Dentro de la definición y caracterización del tema, el expositor destaca la importancia de diferenciar entre Arquetipo y el Estereotipo, donde el primero se debe tomar como un reflejo de datos reales de un grupo de personas, mientras que el segundo trata de una muestra sesgada, que se aleja de la realidad y que responde más a las aspiraciones.

Una de las metodologías ocupadas y recomendadas por el facilitador para la construcción de un ejemplar,  es el Buyer Persona, matriz que permite profundizar en el arquetipo del cliente y “ponernos en los zapatos de este”, haciendo un análisis y descripción de la manera más detallada posible, utilizando variables que consideran habilidades, necesidad, experiencia ideal, personalidad, intereses, conocimientos tecnológicos, dolores, afinidad con marca y el por qué el público compraría o usaría nuestro producto.

A modo de conclusión, Walter destacó que un arquetipo es importante, porque “nos entrega el conocimiento del cliente. Debemos entender a la perfección o lo mejor posible a esta persona en cuanto a sus necesidades, sentimientos y percepciones. Todo este trabajo que nosotros levantemos es orientado a nuestra validación y al conocimiento de nuestro público objetivo, quienes serán los que requieran de nuestros productos o servicios trabajados”.

La próxima sesión del Programa de Emprendimiento contará con la participación de Yerko Ramírez, coordinador de comercialización y emprendimiento tecnológico del Centro de Innovación, y tratará sobre el “Diseño del Problema”. La actividad se llevará a cabo con los participantes del Programa el próximo miércoles 15 de julio a las 18:30 hrs. ,  mediante videoconferencia.

Por: Cristian Contreras