Centro de Innovación desarrolla su primera jornada de planificación estratégica de cara al 2021

El Gerente de Capacidades Tecnológicas de Corfo, el Decano de la Facultad de Ingeniería, el Director del Centro de Estudios del Futuro y actores relevantes del ecosistema USACH, participaron activamente de esta convocatoria que forma parte de las definiciones fundamentales que requiere este espacio innovador dentro de la industria nacional.

El Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería se encuentra en proceso de planificación estratégica y organizó la primera de tres jornadas que buscan brindar los lineamientos específicos que direccionen a la organización para posicionarse como un actor relevante dentro de las áreas de la innovación, emprendimiento y prototipado de la Universidad de Santiago de Chile, y del sector industrial poniente de Santiago.

Con la participación de destacados actores del ecosistema USACH y Corfo, Sol Uribe, Coordinadora I+D+i del Vicedecanato I+D de la Facultad de Ingeniería, estuvo encargada de hostear la actividad dando paso a los invitados para que manifestasen sus intenciones de colaborar y trabajar en conjunto con el Centro de Innovación en lo que respecta su planificación estratégica a implementarse en los próximos años. De esta manera, los profesionales presentes, compartieron su mirada actual sobre esta iniciativa y las proyecciones que tiene sobre este espacio de innovación.

Comenzando la jornada, el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, señaló la importancia que tiene el Centro de Innovación dentro de la Facultad, destacando los trabajos colaborativos que existen entre las áreas de emprendimiento e innovación con el ecosistema universitario, y resaltando su propósito de convertirse en un polo de innovación dentro del sector poniente de la capital.  

“Una de las intenciones del Centro es que pudiese llegar a los sectores industriales del sector poniente y que efectivamente se transforme en un lugar de un nivel social en términos de apoyar a las comunas más vulnerables en la formación de jóvenes que tenga interés en la innovación. Queremos que este espacio no sea un elemento aislado, sino un todo. Que apoye tanto a actores internos como externos para que puedan desarrollar sus innovaciones”, dijo el Decano.

Por su parte, Víctor Caro, Director del Centro de Estudios del Futuro de la USACH, realizó una breve intervención en donde dejó en manifiesto la disposición del Centro para continuar trabajando el plan prospectivo estratégico 2030, destacando además la concordancia presente entre las disposiciones del Centro de Innovación, la Universidad y los actuales Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

“Cuando vemos esta generación de identidad territorial basada en la innovación y el emprendimiento que se plantea en el Centro, uno podría identificar a lo menos tres de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El número 4 que tiene relación con la educación, el número 9, que habla sobre la Industria, innovación e infraestructuras, y el 17, que tiene que ver con revitalizar la alianza mundial para el desarrollo. Existe un desafío propio que conversa en forma directa con la propuesta institucional estratégica de la universidad, lo que ya es un valor en sí mismo”, comentó Caro.

Proyectando las labores a realizar, posterior a esta jornada, Felipe Salgado, Jefe del Departamento de Gestión Estratégica, DGE, compartió los trabajos que desde el departamento realizaran para dar curso al levantamiento del plan estratégico institucional y del Programa Centro de Innovación, los cuales contemplan como fase inicial el análisis contextual en el que se encuentra la organización y la obtención de insumos que irán definiendo los objetivos y metodologías a implementar en una siguiente etapa.

Bajo esta línea, Salgado comentó que, “es importante establecer cuáles son los insumos que van a ser determinantes en la metodología del plan estratégico. Estos nos permiten como departamento entregar una propuesta de borrador de lo que sería una misión, visión, del Centro para que posteriormente sobre este, se desarrollen instancias colectivas de revisión que incluyan la mirada particular de cada uno de los participantes, las que finalmente representarán los desafíos y las definiciones estratégicas del Centro”.

Por parte de los dueños de casa, el Vicedecano de Investigación, Desarrollo y Postgrado, y Director del Centro de Innovación, Alejandro Gutiérrez, hizo un repaso de la historia del Centro, dando a conocer la infraestructura, capacidades técnicas y profesionales, con las que cuenta el espacio, y destacando, las principales aspiraciones que tiene la organización dentro de la industria.

“El Centro de Innovación esta relacionado con apoyar actividades de investigación aplicada, innovación y emprendimiento. Queremos distinguirnos en la vinculación con nuestro entorno, por lo que buscamos ser un polo que permita articular y amplificar los talentos que tiene nuestra universidad en relación a las problemáticas de nuestra sociedad. Queremos partir en nuestra zona norponiente para luego ir escalando a nivel nacional e internacional”.

Ya culminado la jornada, y dando la visión y tendencias país, el Gerente de Capacidades Tecnológicas de Corfo, Fernando Hentzschel realizó la presentación denominada “Desafíos de la Ingeniería hacia el 2030”, valorando la creación y desarrollo de este este tipo de establecimientos, y poniendo énfasis en el conocimiento real que se debe tener sobre las industrias y los receptores de cada desarrollo de innovación.  “Hay que ir a la industria, hay que ir a levantar esas problemáticas, hay que ver cuáles son esas dificultades. No solamente ofrecer las capacidades, sino que también escuchar mucho mejor cuál es el problema. Cómo me hago cargo del problema del cliente y no cómo le vendo la tecnología a este”.

Según su perspectiva, Fernando señala, que tanto el Centro, como toda iniciativa que apunte a las necesidades y el desarrollo de innovaciones y transferencias tecnológicas, deben estar constantemente repensando su modelo de negocio, abarcando así desafíos que contemplan transición tecnológica, transformación y conectividad digital, potenciamiento de las industrias tractoras que apoyen la reactivación económica sostenible, e implementación de nuevos modelos de negocios que alienten la sostenibilidad y la economía circular, entre otros.

La jornada también contó con la presencia de Rene Villegas, Coordinador del Programa 2030 de Corfo, María José Galotto, Vicerrectora de Investigación Desarrollo e Innovación en Universidad de Santiago de Chile y representantes de todos los Departamentos de la Facultad de Ingeniería. Todos participes activos de la planificación estratégica del Centro.

Por: Cristian Contreras

Resultados, pitching y concursos marcaron el cierre del Programa de Emprendimiento 2020 del Centro de Innovación

Jurado conformado por mentores del programa escogieron a la mejor presentación de la jornada.  Tecnologías sobre Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Plataformas Digitales, Electromovilidad, Química, Biotecnología y Matemáticas, fueron desarrolladas por los estudiantes de la USACH.

A finales de septiembre se dio término a un proceso lleno de conocimientos y dedicación que tuvo al ecosistema emprendedor de la Universidad de Santiago pendiente de los resultados y alcances que dejó el Programa de Emprendimiento 2020 del Centro de Innovación, a través de su ceremonia de cierre. La jornada tuvo la presentación de cuatro pitch y el público tuvo una participación especial al escoger a su proyecto favorito, de manera virtual.

El inicio de la actividad estuvo a cargo del Director del Centro de Innovación, Alejandro Gutiérrez, quien dio las palabras de bienvenida de la jornada y reconoció las labores realizadas por el equipo de emprendimiento, destacando las intenciones del área dentro de la organización y la Universidad de Santiago.

“Queremos instaurar la cultura de emprendimiento en nuestra universidad, queremos ser reconocidos como una institución educacional que fomenta la actividad y que apoya a los estudiantes en dar ese paso que les permita generar y consolidar sus ideas creativas dentro del ecosistema innovador y emprendedor”, señaló el Director del Centro.

Por su parte, el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, también se hizo partícipe de la ceremonia enviando un mensaje por medio de un video, donde mencionó la importancia de contar con estos espacios de formación universitaria, destacando la participación de emprendedores provenientes del extranjero. “Quiero felicitarlos por este trabajo y saludar cordialmente a todos los emprendedores y mentores que nos acompañaron en este programa, principalmente aquellos que son familiares de nuestra casa, Chile, y a nuestros amigos colaboradores que contribuyeron desde Argentina, Perú, Colombia, México y Rusia”.

Walter Valdés, Gestor de Emprendimiento del Centro de Innovación, estuvo a cargo de liderar el programa, y dio cuenta de los resultados y avances de esta nueva edición que tuvo como objetivo acercar a la comunidad universitaria que estuviese interesada en dar sus primeros pasos en el área del emprendimiento.

Al igual que la mayoría de las actividades educacionales y de formación, el Programa de Emprendimiento tuvo que adaptarse a las nuevas condiciones instauradas por la actual contingencia sanitaria, desarrollando así sus labores de manera remota, y utilizando herramientas especializadas, como Zoom, Miro y Microsoft Teams, entre otras.

 “Creamos una nueva metodología enfocada en tres etapas. Trabajamos semanalmente un workshop con emprendedores y profesionales de carácter nacional e internacional. Luego, estaba el proceso de trabajo autónomo, donde los alumnos implementaban los conocimientos adquiridos de los talleres a sus propias iniciativas, para luego dar paso a la fase de mentoría donde trabajamos de manera personalizada con cada uno de los proyectos”, comentó Valdés, acerca del sistema de trabajo implementado en esta nueva edición.

Programa de Emprendimiento en cifras

El programa de Emprendimiento se llevó a cabo en 10 sesiones ininterrumpidas, y contó con la participación y colaboración de la misma cantidad de mentores provenientes de distintas nacionalidades, dando así una mirada internacional a cada una de las cátedras expuestas. Segmentación de Mercado, Arquetipo de Cliente, Diseño del Problema, Conformación de Equipos, Análisis de Competencia, Propuesta de Valor, Cifras de Mercado, Modelo de Negocios, Análisis Financiero y Tipos de Pitch, fueron las temáticas desarrolladas en cada uno de los workshops.

A la convocatoria se presentaron 124 personas, de las cuales 112 contaban con una idea de emprendimiento, representando así, 65 grupos ya conformados. Los 12 restantes, entraron con la motivación y ganas de conocer más sobre esta área de constante desarrollo. De los equipos identificados, 36 correspondían a Emprendimientos de Base Científica Tecnológica (EBTC) y 29 a iniciativas tradicionales.

“Dentro del impacto podemos contar que tuvimos la participación de 10 mentores internacionales, 124 inscritos, y al final de este proceso, continuaron 13 grupos con los cuales estuvimos por más de 70 horas realizando mentorías personalizadas, tanto por el equipo de emprendimiento, como también de quienes nos acompañaron en esta iniciativa”, agregó el encargado del programa.

De los alumnos registrados, 61.8 % pertenecen a la Facultad de Ingeniería, mientras que 11.8 a la Facultad de Humanidades, 10.5 a la Facultad de Administración y Economía, 9.2 a la Facultad Tecnológica, 5.3 a la Facultad de Ciencias Médicas, y 1.3 a la Facultad de Ciencias.

Los sectores atendidos por los proyectos comprendieron las áreas de la salud, minería, inmobiliaria, transporte, marketing, construcción y botánica, entre otras. De la misma manera, los tipos de tecnologías presentes en las iniciativas trataron innovaciones sobre Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Plataformas Digitales, Electromovilidad, Química, Biotecnología y Matemáticas.

“Fue un trabajo bastante amplio, diverso y bien interesante, porque como equipo, nos permitió ampliar nuestros horizontes. Ver más allá de nuestra propia área, e ir actualizándonos y aumentando nuestra red de conexión para que así los equipos participantes puedan ir mejorando”, comentó Walter.

Los proyectos que continuaron con el proceso fueron: Autoapp, Cooperativa, Conectatas, Gelys, Expand, Hilando, B & G advanced analitycs, Lector Cardiaco, Move, Plastik, Tricolabs, Uniperz y Wen.

Concursos y reconocimientos de la ceremonia

La parte dinámica y entretenida de la ceremonia estuvo presente en la sección de pitching desarrollada por Conectatas, Expand, Hilando y Tricolabs. Estos emprendimientos, fueron previamente seleccionados por el equipo de trabajo del Centro de Innovación, y se sometieron a la evaluación especializada de tres mentores que participaron activamente durante el transcurso del Programa de Emprendimiento.

Sasha Ivanova, CEO y founder de SharpShark, Sebastian Cumsille, CCO de DMLABS, y Lourdes Uzuriaga, Co-founder y Sales & MKT Head de Coralify, fueron los encargados de deliberar y dar su feedback a los equipos participantes recién mencionados, considerando así, todas las fases que presenta un proyecto de innovación y evaluando a la mejor presentación de la jornada.

De esta manera, el premio al mejor emprendimiento se lo llevó Extend, sistema que busca ampliar la vida útil de las baterías de litio de los transportes públicos terrestres, y que, al parecer del jurado, tiene una gran proyección para continuar desarrollando su tecnología a nivel nacional.

“Expand tiene un research y development sólido. En cuanto a la tracción van bien avanzados y tienen una gran posibilidad de expansión. Su modelo de negocios es muy claro”, comentó la CEO fundadora de SharpShark en representación del jurado.

Para Nicolás Rojas, líder del proyecto ganador, este reconocimiento se logra gracias a la ayuda y compromiso de este tipo de programas extracurriculares. “Se nota que hay conocimiento y harto apoyo con respecto al emprendimiento, sobre todo cuando uno no entiende mucho sobre modelos de negocios o cosas económicas, y cuando se viene de una carrera que no tiene que ver con economía y acciones de mercado”.

Por su parte, y por medio de votación electrónica, el público también escogió a su emprendimiento favorito, siendo Conectatas, plataforma dedicada al cuidado de la salud de la tercera edad, quienes se llevaron el premio a pitch favorito de la gente, recibiendo premios de RedBull y un certificado otorgado por Coralify que reconoce su participación en el Programa de Emprendimiento, al igual que el ganador de la jornada.

 “Para nosotros es bastante gratificante ya tener validada la idea de que la gente le gusta esta iniciativa y puede seguir adelante. Sin duda el programa ha sido un gran apoyo para continuar con los trabajos desarrollados en nuestro proyecto”, dijo Yasna Muñoz Cid, estudiante líder de la iniciativa.

Mientras que Iván Cisternas, estudiante de Ingeniería en Ejecución Mecánica, fue galardonado con el premio “Espíritu Innovador”, reconocimiento que destaca su motivación y compromiso con el Programa de Emprendimiento durante todo su desarrollo, y que invita a más estudiantes de la universidad, a participar e interesarse de este tipo de iniciativas de emprendimiento con los que cuenta la USACH.

Actualmente el equipo de emprendimiento del Centro de Innovación continúa trabajando con las 13 iniciativas que se mantuvieron en el programa, fortaleciendo sus cimientos y brindando las herramientas necesarias para que el día de mañana estas lleguen a convertirse en una alternativa atractiva y escalable dentro del ecosistema emprendedor universitario y nacional.

Por: Cristian Contreras

Gerente de Capacidades Tecnológicas de Corfo expuso sobre mapa para la Ingeniería 2020-2030

La instancia fue organizada por la Facultad de Ingeniería junto al Centro de Innovación y su objetivo fue definir las rutas que se visualizan para este período a partir de los lineamientos planteados por los programas de Corfo y su desarrollo en la academia, la industria y el sector público y privado.

El webinar «La ruta de la Ingeniería 2020 – 2030: Nuevos Focos» fue moderado por Leonidas Ibarra, Subdirector de Innovación e Investigación de la Facultad de Ingeniería y contó con la participación del Decano de la Facultad, Juan Carlos Espinoza, el Vicedecano de Investigación, Desarrollo y Postgrado y Director del Centro de Innovación, Dr. Alejandro Gutiérrez y Fernando Hentzschel, Ingeniero físico de la Universidad de Santiago y Gerente de capacidades tecnológicas de Corfo.

Estuvieron presentes representantes de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Universidad de Concepción, también integrantes del Consorcio 2030.

Durante el comienzo del conversatorio, el Decano de Facultad, Juan Carlos Espinoza, también presidente de la Corporación de Decanos de las Facultades de Ingeniería de Chile, señaló que realizar una proyección a diez años involucra importantes grados de incerteza, por los cambios externos que se generan en el mundo de manera impredecible. Sin embargo, respecto al desarrollo de la ingeniería nacional, indicó que es importante pensarla “en relación a los enormes desafíos que enfrentamos actualmente como país, que tienen relación con la seguridad alimentaria, la protección del agua como recurso natural y en cómo hacemos de Chile un país más grande y mejor”.

Luego de sus palabras, el Vicedecano de Investigación, Desarrollo y Postgrado de la Facultad de Ingeniería, Dr. Alejandro Gutiérrez, expuso una presentación del Centro de Innovación, donde ejerce como Director, cuya génesis comienza el año 2016, desarrollado a partir del Proyecto 2030. Durante más de un año, se ha puesto en práctica su misión y visión, que tiene que ver con ser un ente articulador y amplificador del talento que se genera dentro de la Universidad de Santiago. “Con este propósito, el Centro pasa a ser un ente ejecutivo para rescatar necesidades del medio y desarrollar líneas de investigación y desarrollo que permitan satisfacer dichas necesidades”, relató el Vicedecano.

A su vez, Fernando Hentzschel, Gerente de Capacidades tecnológicas de Corfo, presentó la Ruta de la Ingeniería 2030 que comenzó con la premisa de que la coyuntura actual ha demostrado que los cambios tecnológicos serán cada vez más acelerados y que la ingeniería debe estar a disposición de los desafíos que se deberán resolver.

“Los cambios tecnológicos van a hacer que tanto nuestra matriz productiva como nuestra forma relacional se modifiquen más rápidamente. En ese sentido, hemos sido visionarios en Corfo, porque hemos sido capaces de instalar capacidades y competencias que permiten afrontar estos cambios. Ha habido una política de instalación de capacidades de innovación que ha sido bastante constante. Evidencia de eso es que hoy en día en las universidades ya estén instaladas ciertas competencias”, señaló el especialista, enfatizando en que esta visión no está presente solamente para formar nuevos profesionales, sino también para generar nuevo conocimiento que permita dar mayores beneficios a la sociedad.

Además, el representante de Corfo indicó que el desarrollo tecnológico debe “transformarse en un emprendimiento que se ponga al servicio de los desafíos que tienen las empresas y el tejido productivo que hay en Chile”.

En ese sentido, se mencionó al Proyecto Nueva Ingeniería 2030, que pretende transformar a las escuelas de ingeniería en motores de innovación y emprendimiento. Al respecto, Hentzschel señaló: “Con este programa, que ya lleva 6 años, hemos llegado a 16 universidades, 9 regiones y más de 56.000 estudiantes beneficiados con esta nueva mirada y herramientas para generar innovación y emprendimientos tecnológicos”.

En vista hacia el futuro, Corfo considera que es necesario promover la descentralización, la sustentabilidad, la generación de un mayor número de puestos de trabajo y el desarrollo de más emprendimientos de base científico tecnológica.

Al respecto, el expositor mostró un diagnóstico realizado a partir de la convocatoria de Startup Ciencia 2020, en que se evidenció que solo un 27% de las empresas postulantes son lideradas por mujeres y que las áreas más destacadas fueron relativas a la salud, producción agrícola, minería y medio ambiente. A su vez, este estudio reveló que las tendencias tecnológicas se proyectan hacia la inteligencia artificial, biotecnología, nanotecnología y manufactura avanzada.

Finalmente, los desafíos fueron definidos en materia de calidad de vida de la población. Las principales áreas identificadas se relacionaron con la vulnerabilidad actual en términos de acceso a la salud, la situación de la economía global y el centralismo. Para ello, La Corporación de Fomento de la Producción propone adaptar, reconvertir y emprender, considerando que “estamos en un escenario adverso, pero la adversidad es el mejor fertilizante para la innovación”, concluyó el Gerente de capacidades tecnológicas.

Luego de su presentación se dio un espacio a preguntas de las y los asistentes al webinar, donde se resolvieron inquietudes respecto a la temática y se mostraron importantes iniciativas de la Facultad de Ingeniería, alineadas con las propuestas de Corfo, como la nueva trayectoria curricular y el trabajo del Centro de Innovación, ecosistema que propicia el entorno de colaboración en que se generan innovaciones de base científico tecnológica con valor para la industria, las personas y la sociedad.

Por: Catalina Águila V, Facultad de Ingeniería USACH