Redciclach

Innovación con base tecnológica USACH es reconocida por los Premios Latinoamérica Verde 2020

El emprendimiento fue galardonado con el puesto N°24 de la categoría “Ciudades Sostenibles” y quedo rankeado en la posición 201 de los 500 proyectos verdes que fueron distinguidos por la organización.

Un nuevo reconocimiento a nivel internacional recibió el emprendimiento con orígenes usachinos, Redciclach. La organización, fue galardonada entre más de 2500 iniciativas de sustentabilidad a lo largo de Latinoamérica, reafirmando su trabajo y compromiso con el medioambiente.

En el mes de mayo se dieron a conocer los ganadores de los Premios Latinoamérica Verde, una organización que año a año se encarga de premiar a distintas iniciativas de la región que se encuentran en estrecho vínculo con el medioambiente y la sustentabilidad, mediante 10 categorías que van alineadas a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

Bajo este marco, Redciclach, con su sistema de contenedores inteligentes de residuos de aluminios y plásticos, consiguió ser reconocido con el lugar N° 24 de Latinoamérica, en la categoría “Ciudades Sostenibles”, y obtuvo la posición 201, del ranking general.  Este premio, viene a consolidar los trabajos realizados por el grupo de emprendedores y los pone en la vitrina de las iniciativas más atractivas de carácter tecnológico medioambiental de la Región.

Roberto Peña, Co Fundador y Director de Tecnología de Redciclach, destaca las labores realizadas por el grupo de trabajo que han permitido conseguir este tipo de distinciones, y el rol protagónico que ha tenido la Universidad de Santiago dentro de este emprendimiento innovador.  “El reconocimiento es el resultado de mucho esfuerzo y de recorrer un largo camino, de creer y no bajar los brazos, motivados por la pasión y el amor a lo que hacemos. Redciclach nace en la USACH y está compuesto por un equipo 100% usachino. Por lo tanto, nuestra casa de estudios ha sido fundamental dentro de todo el desarrollo del proyecto. El reconocimiento de estar entre los mejores de América Latina también es para la Universidad”.

Esta nueva distinción, le ha permitido a Redciclach abrir sus fronteras y generar una mayor visibilidad a nivel internacional, viéndose reflejado en las distintas redes de contactos generadas, tras la obtención del premio. “Gracias a este reconocimiento, personas de Ecuador y Argentina se han interesado en Redciclach y ya estamos en conversaciones para ver vías de colaboración y expansión”, comenta Peña entusiasmado sobre posibles nuevas líneas de negocios a explorar.

Además de esta distinción, Redciclach fue ganador del programa de innovación abierta de la Facultad de Ingeniería, Lions Up. También, participó del concurso de emprendimientos Despega USACH, donde se adjudicó el primer lugar de la fase temprana y avanzada de la competencia, reconocimiento que les permitió ser parte de una pasantía en Estados Unidos con la aceleradora de negocios Velocity TX, de la Texas Research & Tech Foundation.

Contenedores de residuos inteligentes

Redciclach, es un innovador sistema de almacenamiento de aluminios y plásticos que ofrece una nueva experiencia de reutilizamiento de los residuos basados en la tecnología. Este mecanismo es materializado a través un contenedor inteligente que genera datos permanentes de reciclaje para cada desecho depositado en este.

“La capacidad del contenedor es monitoreado online para su funcionamiento permanente, así evitando que este se convierta en un punto sucio. Se generan información de cada residuo captado, permitiendo obtener datos y estadísticas relevantes para crear campañas de reciclaje focalizadas, gestionar una ruta de retiro más eficiente para recicladores, hacer estimaciones de demanda, mapas de calor, entre otras cosas”, comenta su Co fundador.

Mediante esta tecnología, las personas pueden ir midiendo a través de una aplicación la cantidad de residuos dentro del contenedor, permitiéndoles también, poder recuperar el valor de los residuos que reciclan o traspasar este dinero a alguna fundación a través de la vinculación del dispositivo con su respectivo entorno.

Los contenedores inteligentes de Redciclach se pueden encontrar en edificios residenciales, donde la recuperación del valor de los residuos se pueden ver traducidos   en  la compensación del servicio y abono a los gastos comunes de estos; en recintos educacionales, dando la posibilidad de que lo reciclado vaya destinado las cuotas de los cursos, o a la plantación de un árbol, mediante la asociación existente con fundaciones del país;  y en entornos empresariales, fortaleciendo la Responsabilidad Social, y  ofreciendo la capacidad de cumplimiento de metas  acorde a la ley que fomenta el reciclaje, Responsabilidad Extendida del Productor (REP).

Por: Cristian Contreras

SIMET

Laboratorio SIMET de la USACH consigue certificación otorgada por el MINVU que les permite validar aceros de uso estructural

El recinto de investigación presta servicios de análisis de materiales a distintas entidades del sector minero, metalmecánico, maestranzas, construcción, energía, alimenticio y forestal, entre otras industrias económicas.  La validación fue recibida el 4 de mayo y tiene una duración de dos años.

Una nueva certificación consiguió el laboratorio de Servicios de Ingeniería Metalúrgica y Materiales (SIMET) del Departamento de Metalurgia de la Facultad de Ingeniería, mecanismo diferenciador que los posiciona como uno de los tres recintos especializados que pueden legitimar aceros de uso estructural para su implementación en Chile. Esta validación, responde a los estándares necesarios requeridos por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), entidad que emite este tipo de autorización.

Para el Dr. Alfredo Artigas, Director del SIMET y Académico de Departamento de Metalurgia de la USACH, esta certificación significa un gran avance y aporte para los trabajos del laboratorio, los que se pueden ver reflejados en la internacionalización de sus trabajos. “Con esta certificación, el laboratorio puede autenticar aceros de uso estructural validados por el MINVU, esto equivale a un potencial de certificación muy grande, que por el momento es difícil de dimensionar.  Se nos abre la posibilidad de certificar en el extranjero aceros que serán destinados al mercado nacional”.

De esta manera, el SIMET pasa a ser parte del registro oficial de laboratorios de control técnico de calidad de construcción en el área de aceros estructurales, junto al laboratorio de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales, IDIEM, de la Universidad de Chile, y al Departamento de Ingeniería y Gestión de la Construcción, DICTUC, de la Pontificia Universidad Católica.  El periodo de certificación otorgado por el ministerio dura hasta el 2022.

El Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, comenta que “esta validación viene a reconocer el trabajo que realiza el SIMET desde sus inicios, permitiendo que este laboratorio sea un referente nacional en la certificación por ejemplo en el tipo y uso de aceros que se podrán utilizar en construcciones con el fin de que estas sean más seguras para las personas y las actividades que en estas se desarrollen”.

“El estar reconocidos a través de una norma de carácter nacional o internacional, es un sello de garantía para los usuarios y demandantes en el sentido de que el informe emitido por este laboratorio tiene una garantía en términos de su calidad técnica, la cual es reconocida en el ambiente profesional nacional y por supuesto implica inmediatamente una diferenciación en el mercado con respecto a otros laboratorios que no lo están” agrega la autoridad.

Los requisitos considerados para conseguir esta certificación del MINVU contemplaron una previa certificación, acorde al área de especialización, de la norma NCh/ISO 17025, la que es otorgada por el Instituto Nacional de Normalización, INN, y que toma en cuenta la normativa ISO 9000 con sus caracteres técnicos que son de primera necesidad para poder acreditar el correcto funcionamiento de laboratorios que realizan actividades de calibración y ensayo.

Sobre el laboratorio SIMET

El laboratorio SIMET se ha transformado en el lugar propicio para que alumnos, investigadores de la Universidad y representantes del sector público y privado, realicen sus trabajos de análisis de materiales de minería, metalmecánica y fundiciones, entre otras cosas. De esta manera, parte importante de sus actividades, se distribuyen en procesos que requieran de un análisis de fallas, de desarrollo de productos, y de ingeniería inversa.

Desde sus inicios, en 1998, estos campos de trabajo han ido creciendo de manera exponencial, por lo que a través de los años se volvió necesario conformar un centro que cumpla con las exigencias y competencias requeridas a nivel mundial para este tipo de recintos. Es así como desde el 2014 el SIMET cuenta con su respectiva acreditación NCh/IOS 17025, reconocimiento que lo transforma en un actor confiable y reconocido a nivel nacional e internacional.

“SIMET- USACH tiene un rol fundamental en el apoyo a la docencia, prestando servicios de laboratorios a cerca de 10 asignaturas de pregrado, apoyo al posgrado y fuertemente la investigación del Departamento de Metalurgia, debido a sus aportes invertidos en varios equipos de última generación con los que cuenta el laboratorio”, agrega el Director.

Hoy el laboratorio cuenta con una cartera de clientes que supera las 1000 empresas, creando un estrecho vínculo entre los estudiantes y compañías externas, las que se traducen en distintos elementos desarrollados en el recinto como lo son las tesis de muchos de los alumnos de la universidad. De esta manera, parte de los resultados demostrados por el SIMET son relacionados con el aporte brindado por los jóvenes. “A lo largo de los años hemos recomendado a decenas de nuestros estudiantes que están trabajando con nuestros clientes y muchos de ellos ya son directamente nuestro contacto con la empresa”, concluye el Dr. Alfredo Artigas.

Por: Cristian Contreras

COVID-19: Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería desarrolla nuevo prototipo de visera

El protector facial fue el resultado de distintas pruebas desarrolladas al interior de este espacio creativo, donde se logró dar con un modelo que brindara una mayor contención y simplificación en lo que respecta la elaboración de este accesorio.

Continuando con los trabajos ligados a los desafíos del Coronavirus a nivel país, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Chile, desarrolló un nuevo modelo de protector facial que va dirigido a la contención y el cuidado de esta emergencia sanitaria. Estos insumos están pensados para que el personal del área de la salud y quienes se encuentran realizando labores desde la “primera línea” puedan desenvolverse de una manera segura y no corran el riesgo de contraer el virus.

En base a archivos de protectores faciales de libre acceso, encargados del Laboratorio del Centro de Innovación, confeccionaron un nuevo modelo de visera que se suma a los diseños ya realizados por distintos grupos de makers a lo largo del país. El trabajo, fue el resultado de distintas pruebas desarrolladas al interior de este espacio creativo, logrando brindar una mayor contención y una simplificación en lo que respecta la elaboración de este accesorio.

Para el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, este tipo de iniciativas que viene desarrollando la USACH, no hace más que demostrar los valores con los que cuenta la institución educacional y resaltar su espíritu colaborativo en este tipo de situaciones. “Nuestra Universidad tiene desde sus orígenes un sello social muy importante y por supuesto que iniciativas de este tipo, de apoyo a la sociedad chilena y a nuestros compatriotas, están en la línea de lo que en la Universidad y la Facultad queremos internalizar para nuestros estudiantes”.

“Sin duda alguna la creación de este prototipo de visera protectora, será un aporte importante en la protección de la salud de las personas y en particular para todo el personal que trabaja en estos momentos cuidando a los pacientes de COVID-19, y quienes se desenvuelven de alguna u otra manera con este virus”, agrega la autoridad.

Detalles de la visera

A diferencia de los planos ya existentes, el prototipo de visera, confeccionado por el Centro, está diseñado para que este sea elaborado de manera más rápida y a una mayor escala. Los materiales utilizados en este trabajo están desarrollados en base a una lámina de 760 x 450 mm de mica transparente, insumo que resiste la elaboración completa de un escudo protector facial, contando la máscara y su respectivo cintillo, requiriendo solo como adicional, una cinta elástica que genera la respectiva adhesión a la cabeza, de esta manera, los costos de su producción, bajan de manera considerable.

Este modelo, destaca sobre los demás, por su cobertor facial que cubre aproximadamente el 50% de la cabeza, brindando una mayor cobertura y evitando episodios de contagio mediante el contacto de algún tipo de fluido oral.  El dispositivo, se adapta a la parte frontal del cráneo debido a su óptimo sistema de prepicado el cual permite realizar el doblez necesario de manera ergonómica y simple, para su correcta usabilidad.

Otro detalle importante radica en la reutilización de este modelo, ya que sus materiales permiten que el escudo facial consiga ser desinfectado tras ser utilizado y se pueda volver a contar con este elemento para una siguiente jornada, evitando así, tener que recurrir a una excesiva cantidad de productos para cada persona que lo necesite y disminuir los desechos que dejan este tipo de creaciones.

Los trabajos iniciales estuvieron dirigidos en la confección de prototipos de máscaras y mascarillas mediante la impresión en tres dimensiones con las máquinas PRUSA y Markerbot, sin embargo, estos trabajos fueron evolucionando y derivaron en la producción de un elemento que cubriese una mayor superficie del rostro y fuera más rápido en el desarrollo de su producción. De esta manera se destinaron los esfuerzos en la creación de estos “escudos faciales” que requieren de un proceso de corte en la mica que se imprime, derivando en este prototipo.

La intención de estas labores, es fomentar el trabajo colaborativo y contribuir con acciones prácticas en esta emergencia de carácter internacional.

Por: Cristian Contreras

ESTUDIANTES DE LA FACULTAD GANADORES DE DESPEGA USACH PREPARAN VIAJE A ESTADOS UNIDOS

El concurso de Emprendimiento de la Universidad de Santiago, premió a quienes se adjudicaron la categoría “fase avanzada”, con un curso de Emprendimiento en la aceleradora global “Velocity TX”, de la Texas Research & Tech Foundation, en Estados Unidos. De la Facultad de Ingeniería, viajan 4 estudiantes ganadores de esta instancia, acompañados por 2 profesionales del Vicedecanato de I+D.

En los últimos años, Despega Usach ha consolidado un proceso de fortalecimiento de la capacidad emprendedora de los estudiantes usachinos. La Facultad de Ingeniería siempre ha sido protagonista en este torneo a través de las propuestas de innovación de sus estudiantes, lo cual se refrendó en la última versión de 2019 con los 7 estudiantes que resultaron ganadores en las 2 categorías.

La categoría “fase avanzada”, adjudicada a 4 proyectos de estudiantes de nuestra Facultad, les permitirá viajar a un bootcamp en la aceleradora “Velocity TX” en Estados Unidos, donde se capacitarán en el potencial comercial de sus prototipos y recibiendo apoyo en el descubrimiento de su valor comercial y preparación del pitch para el “Demo Day” que el curso tiene contemplado.

Por otro lado, los estudiantes podrán poner en práctica las herramientas aprendidas con otros grupos de emprendedores venidos de otras partes del mundo, en un rico ejercicio de internacionalización y que les permitirá empezar a visualizar esta arista estratégica y aplicarla a su propio proyecto.

Los estudiantes de la Facultad de Ingeniería que vivirán esta experiencia son:

Daniela Toro, de Ingeniería de Ejecución en Minas (proyecto “Ecomible”).
Matías Vilches, de Construcción Civil (proyecto “Ladreco”).
Sergio Cerda, de Ingeniería Civil Industrial (proyecto “Cyclico”).
Marcelo Venegas, Ingeniería de Ejecución Industrial (proyecto “Cyclico”).

Completan la delegación FING, Leonidas Ibarra, Subdirector de Investigación e Innovación del Vicedecanato de I+D y Postgrado de la Facultad, junto a Yerko Ramírez, Coordinador de Comercialización y Emprendimiento de la Facultad de Ingeniería.

El grupo completo viajará a Estados Unidos el 31 de enero y estará 2 semanas trabajando sobre sus proyectos de innovación con un equipo altamente capacitado, en un ambiente completamente volcado a la escalabilidad de emprendimientos y cuyo lazo la Universidad de Santiago busca seguir estrechando, en beneficio de los estudiantes y su capacidad emprendedora.

Por: Macarena Polanco G.

DECANO VISITA DEMOCENTER DE PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE PERÚ, SIMIL DEL CENTRO DE INNOVACIÓN DE LA FACULTAD

Junto al Vicedecano de I+D y Postgrado, Cristián Vargas, y el Director del Centro de Innovación de la Facultad, Alejandro Gutiérrez, el Decano Juan Carlos Espinoza encabezó la visita al VEO de la Pontifica Universidad Católica de Perú para aprovechar la experiencia de éste como Democenter y traer buenas prácticas acerca de este espacio de innovación.

El VEO es un espacio para la exploración y el aprovechamiento de las tecnologías de manufactura digital 3D y de realización audiovisual, así como para la generación de trabajo multidisciplinario y dinámicas creativas por parte de la comunidad PUCP y el público externo.

El Decano y la comitiva conocieron los proyectos desarrollados en alianza con laboratorios de la Facultad de Ingeniería peruana, visitaron el laboratorio de caracterización de materiales y el laboratorio de ciencias y biotecnología aplicada  y revisaron los planes de capacitación y educación continua que maneja la Universidad.

“El VEO y la PUCP han sido un modelo de transferencia tecnológica desde el democenter  hacia las facultades de la propia Universidad y empresas privadas y públicas. En equipamiento estamos a escala muy similar pero la diferencia está en la estructura administrativa, donde los laboratorios pertenecen a toda la Universidad y así todos cuentan con equipo de primer nivel. Conocimos el gran espacio de cowork que poseen y que es arrendado a empresas, complementando así las necesidades de la industria y aprovechando las capacidades de la universidad en transferencia tecnológica. La visión es interesante, tienen resultados y recursos con ese estilo de gestión y las puertas quedaron abiertas para estrechar las sinergias en temas comunes, como minería, metalurgia y otras, en términos que involucren colaborativamente a nuestros académicos y estudiantes” indicó la autoridad.